Autor: Eduard Punset 20 febrero 2011

¿Y si los aires de crisis que recorren las mentes del país no fueran sino la búsqueda de los nuevos mecanismos que permitan sustituir, uno a uno, los entramados que se edificaron hace diez mil años, al pasar del nomadismo al asentamiento agrario? ¿Y si no nos hubiéramos dado cuenta todavía de que ha finiquitado el inmovilismo característico del asentamiento permanente en un lugar? ¿Y si no hubiéramos advertido aún que las tensiones generadas por el nuevo nomadismo que comporta la sociedad globalizada en que vivimos está convulsionando nuestros resortes anímicos de manera insospechada?

Parecería lógico que el derecho de propiedad adecuado para el sedentarismo no conviniera en la sociedad transeúnte y globalizada en la que vivimos. Ni que el tipo de Estado estructurado para vigilar el primer excedente agrario producido por la sociedad sedentaria se adaptara a las nuevas condiciones imperantes. Tampoco sería lógico, desde luego, que pudiera ser idéntico el entramado social que daba un lugar fijo a la mujer en el anterior tipo de sociedad y uno muy distinto ahora. Y sería realmente sorprendente, cuando uno se para a reflexionarlo, que los ritos religiosos fueran los mismos entonces que ahora.

¿Y qué dirían mis lectores si les sugiriera que el papel de los mayores fuera el mismo hoy que hace diez mil años? (Los mayores sobrepasan ya en número a los jóvenes en nuestras sociedades, al tiempo que se ha triplicado la esperanza de vida de ambos). Les pido a mis lectores que no me hagan caso, porque, si lo que precede tuviera algún viso de veracidad, habría crisis de adaptación para rato; en lugar de medirla en meses, estaríamos hablando de décadas.

Montaje en un hotel de Estocolmo realizado con algo cada día más cotidiano: maletas (imagen: usuario de Flickr).

El derecho de propiedad que regía la posesión de activos agrarios se cumplía a rajatabla: “Este huerto es mío y aquel es tuyo”. Y basta. No cabían consideraciones, como la de que el derecho de propiedad está supeditado, en última instancia, a que no produzca distorsiones sociales esperpénticas. Parecería obvio que, si lo que antecede tuviera algunos visos de veracidad, aquel tipo de Estado no nos serviría ahora en el mundo globalizado, en el que más de la mitad de los activos son propiedad de todos y se echa de menos un gobierno mundial que coordine la coexistencia de tantos intereses comunes.

Se habla con razón de desestructuración familiar para dar cuenta de las tensiones de todo tipo que conmueven las antiguas tramas familiares. La mujer tenía asignado un lugar, un jefe único y un papel fijo en aquellas sociedades agrarias, cuyo entramado nos cuesta aceptar que debe cambiar con el nuevo tipo de sociedades transeúntes y globalizadas.

Parecería evidente que lo que sirvió para las sociedades agrarias y afincadas en la tierra, no sirve del todo para sociedades movedizas y globalizadas. Algo muy parecido ocurre con los ritos religiosos. ¿Hacen falta más pruebas de que algo muy importante está cambiando en la práctica religiosa de la gente? Ni el poder de los estamentos eclesiásticos en el mundo católico, ni la influencia de los predicadores en el mundo musulmán, son lo que eran.

La envergadura del ajuste pendiente de realizar sería mucho más grande y dilatada en el tiempo de lo que la gente se imagina, de ser cierto que se trata de sustituir las viejas condiciones imperantes en el mundo de los asentamientos agrarios de hace diez mil años, para adaptarse a las nuevas condiciones del mundo globalizado, caracterizado por un importante componente nómada y fugaz.

La gran ventaja sería que aceptaríamos, por fin, la idea de que los cambios son inevitables. ¿Cómo hemos podido vivir miles de años sin cambiar de opinión? ¿Tanto le cuesta al cerebro rehacer su sistema protector cuando las cosas cambian?



48 Respuestas to “Nómadas otra vez”

  1. Argimiro:

    Brillante. No había oído hasta ahora a nadie exponer esta idea, pero es así. De alguna forma estamos cambiando conductas que tienen miles de años implantadas en nuestro subconsciente. Gracias.

  2. Rafa:

    Ya lo dijo un nómada de Mongolia, que volveríamos a ser nómadas. Es cuestión de tiempo.

  3. David v:

    Unos meses para comprender las formas en el constante devenir de información… y toda una vida para aceptar los cambios.

    Así es nuestro cerebro.

    Pero no olvidemos que esta sociedad es el producto de un hormiguero de cerebros que funciona desde milenios.

    Siempre estamos colonizando Marte; sólo que ahora Marte somos nosotros.

  4. Rafael González:

    La vida reclama siempre ser transformada… observemos a la naturaleza que muda su rostro cuatro veces cada año. Sin embargo a los seres humanos los cambios nos agotan, pese a ser éstos constantes y ciertos… buscamos a cada segundo, consciente o inconscientemente, la paz interior.

  5. Gustavo Rozas Valz:

    Definitivamente la mentalidad es refractaria al cambio. Primero, porque a la mayoría ni siquiera se le pasa por la mente cuestionarse sobre el origen del sistema económico, socio-cultural, institucional y hasta religioso en el que vive… Los asumen como inmutables, inconmovibles y hasta ideales y perfectos apriori.

    Pero cada vez es más evidente un notorio desfase entre el avance exponencial de Ciencia y tecnología, que ya no guarda proporción con un anacrónico sistema económico, socio-cultural, institucional y sobre todo religioso… Pero finalmente esos cambios se darán, sólo cuando ya resulten insostenibles y sobre todo absolutamente necesarios para la mayoría en su conjunto. El ser humano aprende por ensayo y error. La humanidad tradicionalmente avanza a trompicones en un esfuerzo no precisamente consensuado y del todo definido, pero haciendo prevalecer por sobre todo, el fin último de la naturaleza, que es el de la simple supervivencia… A veces pareciera que la inteligencia sólo deriva de ese concepto que se ha dado en llamar como “emergencia” ( como la consciencia) y de ahí que por un lado no sea al menos en sus grados más relevantes, precisamente común en términos estadísticos y que mucho menos se encuentre centrado en esas minorías, el poder político y económico, que finalmente siempre tendrán la última palabra, cuando de cambios profundos y que afectan a todos se trata…

  6. Ana Salcedo:

    Al perder nuestro nomadismo perdimos la libertad, el arte de la caza y la pesca, el conocer la naturaleza y sus especies, perdimos parte de la vida sana y el contacto con las otras especies. Con nuestro sedentarismo moderno acomodado y antiecológico sólo conseguimos apotronarnos en grandes urbes donde se nos despoja de tierras que eran la verdadera riqueza que se tenía, para convertirnos en esclavos modernos donde tenemos que pagar aún por nuestra jaula, donde tenemos derecho a salir a trabajar, a producir a consumir, a sostener un sistema insostenible a largo plazo y a darnos por satisfechos con unas vidas realmente penosas para la mayoría.
    Es importante recuperar el nomadismo, la normalidad, el contacto con la naturaleza, ayudarse de la tecnología para hacer más cómoda la vida del campo y obtener así mayor calidad de vida en todos los sentidos.
    Las Urbes, por muy modernas que sean, son -antinaturales y antiecológicas- atentan contra la salud mental y física de las personas.
    Los nómadas modernos pasan los inviernos en sitios calientes, naturales y económicos, les invito a que lo practiquen!

  7. José Arias:

    Al leer esto he recordado un texto de “Anatomía de la Inquietud” de Bruce Chatwin que dice: “El hombre, al humanizarse, ha adquirido junto con las piernas rectas y el andar a zancadas un instinto migratorio, un impulso a cubrir largas distancias en el curso de las estaciones; este impulso es inseparable del sistema nervioso central; y si queda atrapado en condiciones de vida sedentaria halla desahogo en la violencia, en la avidez, en la búsqueda del prestigio o en la manía de lo nuevo. Eso explica porque las sociedades móviles, como los gitanos, son igualitarias, libres de objetos y refractarias al cambio; y también porqué, en el intento de restablecer la armonía del estado primigenio, todos los grandes maestros – Buda, Lao-Tse, San Francisco- han puesto el peregrinaje perpetuo en el corazón de su mensaje e incitan a sus discípulos a seguir El Camino.”

  8. carlos andaelcamino:

    Ciertamente el período de que disponemos los humanos sobre el planeta es demasiado corto para apreciar la naturaleza cambiante de todo lo que nos rodea. Y también es cierto que somos muy reacios a dichos cambios, y creo que toda manipulación del entorno va encaminada a generar una falsa imagen de estabilidad y rigidez. Somos tan lentos en asumir y aprovechar lo que es nuevo que nos protegemos de ello. Esta actitud unida a la aparición de la propiedad privada marcó claramente el devenir de nuestra historia.

    Como individuos somos prácticamente incapaces de gestionar un cambio tan radical como el que Eduardo sugiere, pero como especie (la cual sí dispone de tiempo de existencia suficiente) estamos destinados a adaptarnos pues, aunque somos capaces de modificar nuestro medio, no somos más que un pestañeo en el universo, y estamos obligados a bailar al ritmo que éste nos marca.

    Por último quiero lanzar una pregunta: ¿Es realmente la globalización y la interconexión que la tecnología de la información ha logrado quién nos demanda este cambio de modelo social, o influye más el hecho de que nos hayamos convertido en una superpoblación que ha desbordado sus propias posibilidades? A veces pienso que nuestra triunfal supervivencia es también nuestra propia condena.

  9. j. r. c.:

    Sr. Punset, me alegra la agudeza y el acierto de plantear este tema, como muchos otros, pero en este caso el debate se puede extender todo lo que se quiera con tal de permitírsenos algún intervalo de descanso sin olvidar que tenemos un buen motivo y tarea para el pensamiento.
    Téngase en cuenta que la mentalidad se va haciendo poco a poco más universal, abriéndose paso entre tanta ideolgía, ya sea política, religiosa o de cualquier índole, saltando fronteras, muros e imposiciones culturales que aún nos impiden dar rienda suelta a nuestro caracter más humano e imaginativo, a nuestra capacidad de expresarnos y relacionarnos compartiendo un mundo cada vez más pequeño, como si se tratara de un paraiso puesto en la palma de la mano sin saber con plena certeza qué hacer con él.
    Ahora, como nunca, tenemos los medios de comunicación para compaginar ideas, igualarnos en el mismo sentido común con las nuevas corrientes democráticas, bien entendidas, que se estan produciendo, con intercambios culturales y tecnológicos que nos permitan, a todos por igual, ser partícipes del desarrollo y disfrute de todos los recursos del planeta.
    Creo que siempre hemos sido nómadas en lo más profundo del pensamiento.
    Solo falta convencernos de abolir el poder y la estúpida ambición con la sencilla lección de humildad que nos dá reconocer nuestra pequeñez en el cosmos.

  10. Raquel M:

    Hola eduard, me gusta tu nombre, j eje jej, sobre el derecho de propiedad de este huerto
    es mio y este es tuyo, para mí es, no hay vallas, no hay barreras, sino lindes… yo cultivo aquí y lo trabajo
    y tu cultivas ahí y lo trabajas tu, e incluso, yo ofrezco un trozo de tierra, estiercol y
    agua, y tu cultivas, vamos a medias, también es lícito, lo que no lo es, es robar,
    apropiar o aprovechar, hoy en dia, cada vez hay menos a los que engañar gracias
    a la tecnología, por fin los cientificos son lo que son, y tienen y tendrán su reconocimiento
    a nivel mundial, para mí son los más altruistas en el bien común…
    Sobre la estimación de vida, me alegra ver a esa tercera generación, ya que yo deseo
    llegar ha esa estapa, pero en mejores condiciones, je je je… siempre he pensado
    que un cuerpo que se pueda mover y una mente activa, es una mezcla perfecta…
    Pienso que en cada lugar y en cada continente, se deberían respetar las costumbres dentro
    del mismo criterio, y no atentar contra la vida ni el bienestar, una alianza a nivel
    mundial para poder garantizar eso sería maravilloso, ya que no lucharían contra un país
    sino sería un dialogo a nivel mundial… la sensatez es muy importante ante tantos
    cambios.
    pienso que no es culpa de nuestro cerebro aceptar los cambios, sinó que la tecnología
    y las generaciones han impuesto ese cambio, la generación del 1999-2001 son
    sorprendentes, sin menospreciar las existentes.
    Y la forma en la que hemos avanzado, no tiene que medirse con la de aqui atras,
    la velocidad ha cambiado y ahora se vive un boom, aprovechesmolo por el bien común.

  11. Maria Arbizu:

    Este tema es de una gran envergadura, a travez de los años he viajado por varios continentes y encuentro una necesidad mayor de seguir observando. Vivimos en un mundo de valores de poca profundidad, de la inmediatez a lo innecesario. Automatizados. Esta vida “knorr” con gusto y que no alimenta. La contemplación y el esparcimiento parecen jeroglificos. La idea de posesion es un absurdo, lo mas cercano a “es mío” son las ganas de un dia mas en este planeta Tierra y quien le dice, algun Universino dando vueltas por ahi con ganas de salir a caminar o de volar. Un saludo Sr. Punset y gracias por su tiempo.

  12. miguel angel noblejas alonso:

    en estas ultimas decadas empezamos a ver movimientos migratorios no solo entre el mismo continente sino entre ellos.
    como comento en el ultimo cap Europa esta envejeciendo, los datos que manejaba para España a nivel demografico eran realmente muy preocupantes,comentabais el paro femenino,el paro juvenil,las pre-jubilaciones,todo esto va a producir forzosamente un vuelco en formacion,estudios,preparacion en muy pocos años si queremos ser competitivos.

  13. Tweets that mention Blog de Eduard Punset » Nómadas otra vez -- Topsy.com:

    […] This post was mentioned on Twitter by Andres Schuschny, anaazull, elpregonerooo, Andrés Ortega, David San Faustino and others. David San Faustino said: ¿Cómo hemos podido vivir miles de años sin cambiar de opinión? http://fb.me/Si2JX21c […]

  14. plasticé:

    Hola.
    Cambio de inmediato, sin cambio no hay avance.
    ¡No podría estar mas claro!
    Saludos.

  15. Ana:

    Esta claro que debemos cambiar muchas cosas de nuestra organización social para poder preservarnos pero así son las cosas según mi opinión, no soy marxista pero si creo en esa excelente observación de que nuestro aparato productivo es quien rige y marca el rumbo que debe seguir nuestro universo social, ideológico, político, cultural, etc. Es decir que como un engranaje, debemos reacomodarnos para funcionar mejor.
    Con respecto a porque nuestro cerebro no se ha reacomodado, creo que la respuesta esta en la necesidad de supervivencia. Como seres pensantes (y todo lo que eso supone) , vislumbrar un mundo en el que no sabemos como podremos vivir nos produce una serie de emociones y pensamientos con los que se hace difícil seguir adelante, nos producirá stress, nos enfermaremos, nos angustiaremos, etc. A la mente sana le gustan las ideas tranquilizadoras, optimistas pero nuestra mente no es tonta y registra las incoherencias actuales. El resultado es lo que observamos a diario, más depresión, más trastornos mentales, más enfermedades autoinmunes… El la medida en que sigamos sin tener en cuenta esta realidad humana y retrasemos los cambios necesarios tendremos una sociedad avanzada economicamente pero que poco parece haber comprendido de la realidad psicobiológica.

  16. ma.helena:

    Los seres humanos estamos constantemente en busqueda de superacion, y eso implica cambio(mentalidad, residencia, religion, politica, etc). pienso que es cuestion de cambiar el chip (mental) y mover las piezas, si en un lugar hay sobrepoblacion y en otro no, valernos de eso, luego hay una cosa muy importante que mencionaron anoche en el reportaje(envejecemos y seremos menos) y es que hay que mejorar la educacion o invertir mas en la educacion, aqui es donde esto se va hacer competitivo y de alguna manera atractivo para los gobiernos de los paises del primer mundo.

  17. Pablo:

    Esto no es mas que un cambio, una adaptación a la necesidad de adaptarse al entorno, lo que si es cierto es que la sociedad, pongamos por ejemplo la Española, jamas habia tenido que adaptarse a cambios que se prodician tan rapidamente. En el caso de España estosmcambios mas recientes ocurrieron a mediados del siglo XIX con la perdida definitiva de nuestrad colonias y elmfin del Imperio. Estuvimos más de 200 años hasta la transicion democratica en pleno siglo XX para crear una nueva realidad con un marco que se adaptase a la globalidad del mundo en que vivíamos. Hoy en día, como usted menciona es muy distinto por varios motivos, demografía, economía, globalizacion como elemento fundamental desde mi punto de vista las redes tanto sociales como comerciales… En cierto modo estamos entrando en una nueva fase, podríamos llamarla 2.0 que afecta a la sociedad en todo su conjunto, pues afecta a todas nuestras relaciones tanto personales como económicas, divulgativas y sociales.. Esta crisis no es mas que una transición a un cambio. El problema desde mi punto de vista es que nuestros Líderes políticos y elites empresariales en su mayoría no la han visto venir o mejor dicho no han entendido hasta donde y cuantos puntos de esa misma red que se mueve y cambia podía afectar a nuestras vidas. Para muchos hoy e día sigue siendo ciencia ficción domáis yo lempueda mandar este Mail tumbado desde mi cama recuperando de una intervención de espalda mientras veo mi Twitter, sigo las noticias y trabajo con mi IPad.
    Perdone si le he contestado tan ampliamente. Soy un ferviente seguidor de su trabajo divulgativo. Y lector digital empedernído.

    Gracias.

    Les deseo de todo corazón lo mejor.

    Pablo

  18. ameba:

    Cuesta mucho cambiar sobre todo si no sabes a donde ir, y mas ,cuando no tienes herramientas para descubrirlo,
    -Vivir pensando en el futuro en vez del presente
    -Pasión que contagiar a los demás y para ti mismo
    -Motivaciones intrínsecas
    -Empatía
    -Nuevas Tecnologías
    Cuando podamos controlar esto un poquito y mezclarlo como en un buen cocktail, cambiar de opinión no será EL TEMA.

  19. Ricardo Prieto:

    Parte de tu artículo, debate sobre el papel de los de nuestra quinta, en esta sociedad de hoy, transeúnte, globalizada, y cibernética, le agregaría. Pues algunos datos están apareciendo de la utilización de la red por parte de personas consideradas “no Jóvenes”, por llamarnos así delicadamente, están conformando una muy buena porción de la utilización efectiva de la red, por decirlo con más claridad y dureza, no nos andamos perdiendo el tiempo.
    Tal parece que el comportamiento como Transeúntes, de andar calmo, pero seguro, se replica en la utilización que hacemos de estas otras condiciones, globalización, y el uso de la red. Tal ves en poco tiempo sabremos mejores resultados, más precisos, pero parece destacar que la calidad del uso de la red y sobretodo, el afinamiento que vamos logrando en la definición de los objetivos, nos pondrán a la par en poco tiempo.

  20. Vicente Suárez de Góngora:

    Esa transformación de mundo sedentario a mundo “neo-nómada” podría mostrar indicios tan aparentemente alejados como la mal llamada “inmigración ilegal”, que desde esta perspectiva no sería otra cosa que una nueva oleada de emigración humana desde África hacia su entorno por motivos económicos y demográficos como ya lo fue la expansión del Homo erectus y del Homo sapiens, o la evolución en el concepto de “propiedad”, que está detrás del colapso inmobiliario en el mundo desarrollado (la propiedad tal y como la conocemos de las viviendas ha dejado de crecer y ser un negocio) y del conflicto sobre la propiedad intelectual en la red, que al moverse en parámetros y velocidades de la sociedad de la información, es más una revolución que una evolución.

    El problema es que, hasta la fecha, los humanos no hemos sido capaces de detectar estos cambios tan profundos, ni mucho menos de anticiparnos a ellos, y aún menos de intentar adaptarnos o dirigirlos. Quizá la cantidad de información de la que disponemos en esta ocasión pueda ayudarnos a lograrlo, aunque también puede tener el efecto contrario: un exceso de información conduce inevitablemente a la confusión, más cuando parte de esa información está manipulada para servir a intereses económicos y políticos. Y si ni siquiera hay acuerdo sobre la definición y acotación del problema, menos puede haberlo sobre la posible solución, situación esta que se repite sobre el cambio climático y la crisis económica.

    Otra cuestión es la resistencia del poder, o mejor, de quienes estamos en situación favorable, a aceptar esos cambios hacia un mundo nuevo, en el que nuestra situación no será tan favorable. Tomando como ejemplo la emigración desde África: a los que llegan les criminalizamos y les ponemos la etiqueta de “inmigrantes ilegales” porque amenazan nuestra forma de vida, nuestro nivel económico, nuestro sistema de producción no puede admitirles, y en vez de darnos cuenta de que ese es el problema, el sistema de producción no es válido, luchamos por mantenerlo a cualquier costa, cuando en realidad, si ellos están excluidos, y lo están tanto si se quedan en sus paises como si llegan al nuestro, es que no es un sistema válido, no es viable por mucho tiempo más: las sociedades más jóvenes demográficamente, son las más pobres económicamente. ¿Qué futuro se puede esperar de una situación de partida como esta?

    Para muchos es evidente desde hace ya bastante tiempo que no es posible que un sistema económico basado en el crecimiento permanente pueda ser viable de forma indefinida, por la evidente razón de que los recursos son limitados. Además, parece incompatible con los principios fundamentales de la Termodinámica. La cuestión es si de verdad se van a permitir y fomentar los cambios que nos lleven a un sistema más razonable (¿el decrecimiento sostenible y gradual como alternativa al crecimiento inviable?) o si, como hasta ahora, otra crisis destructiva “reseteará” el sistema, para tener otra vez margen para crecer: ¿seremos capaces, esta vez, de responder al colapso de nuestra sociedad con una solución más sofisticada e inteligente que la que utilizan los lemmings?

    Perdón por haberme extendido tanto, pero es que para una vez me pongo a pensar me costaba parar. Gracias, Eduard, por hacernos pensar. Otra vez.

  21. josep:

    Pienso que la evolución tecnológica que vivimos está cambiando nuestra manera de pensar i de estar en el mundo. Nuestra mente se adapta a una manera de vivir y le cuesta aceptar un canbio a otra manera distinta. Aunque, sin duda, las circunstáncias económicas y sociales nos condicionan nuestra vida y los valores que sustentamos, y al cambiar las circunstáncias , necesariamente, tenemos que cambiar nuestra manera de ver el mundo.
    La globalización que estamos viviendo nos lleva a la necesidad de desplazarnos, ya sea por necesidad de trabajo o por la busqueda de mejores oportunidades de vida. Esa situación conlleva una aceptación y convivéncia de distintas culturas y de maneras de maneras de pensar.

  22. Pep Peragón:

    Eduard no, las cosas, en el fondo, no cambian, y no cambian porque el sistema sigue siendo más o menos el mismo desde inicios del neolítico: unos pocos mandan y viven muy bien, y otros muchos obedecen y malviven.

    Ahora tampoco somos nómadas, sólo algunas personas se ven obligadas a ser nómadas por su trabajo y otras emigran por necesidad. Otra minoría, y los que pueden, viajan por placer. Tú viajas mucho a otros países, pero la inmensa mayoría de personas del planeta no lo hacen. Porque te encuentres a muchas y variopintas personas compartiendo vuelo contigo, no significa que todo el planeta haga lo mismo. Al relacionarte con la elite social uno suele perder la perspectiva social. A la gente se le tiene que decir la verdad. Además, el envejecimiento poblacional no es ningún problema, tenemos la ciencia, la tecnología, las máquinas y los robots para solucionarlo. (vide: http://nuevaconscienciacriticadeespecie.blogspot.com/2010/12/envejecimiento-poblacional-robots.html).

    En este mundo “globalizado”, dónde los propietarios de las multinacionales operan a su antojo, la mayoría de cambios que se realizan son sólo por motivos meramente económicos y no para mejorar el bienestar común de todos los seres vivos del planeta. Algo se cambia sí, pero siempre dentro del mismo y autodestructivo sistema económico actual. Ahora el capital, en su absurdo y destructivo afán competitivo, requiere que algunas personas que trabajan directa o indirectamente para las multinacionales tengan movilidad y se conviertan en autómatas al servicio de las codiciosas personas que controlan el mundo. Esta es la verdad. No es ético enredar a las personas con más retórica y pseudo-filosofía diseñada especialmente para que las personas no sepamos que en realidad vivimos en un “sistema económico-político global” que opera como si los recursos del planeta fueran ilimitados (tan sólo las energías y recursos renovables los son). Estamos siendo dirigidos y esclavizados (existen varios estados diferentes de esclavitud) por personas enfermas de codicia, incluso por psicópatas. Sí, algunas personas actualmente se ven obligadas a ser nómadas o a emigrar, en contra de su voluntad y porque el actual absurdo y tiránico sistema económico les obliga.

    El planeta está colapsando y la locura, la estulticia, como decía Erasmo de Rotterdam hace unos 500 años, no para de crecer en los fríos cerebros y corazones de los falsos líderes que controlan el planeta. Es la hora de cambiar todo esto. Los humanos tenemos ya la suficiente ciencia y tecnología para que todos los seres vivos y, por supuesto, todos los humanos vivamos en paz y armonía con, y en, nuestro maravilloso planeta, y con un bienestar superior al de las clases socio-económicas más altas del mundo. Y no lo hacemos porque no nos damos cuenta de que lo que verdaderamente falla es el implacable sistema capitalista. Repito, ¡no somos máquinas!, ¡somos seres humanos y tenemos un cerebro para pensar, no para que sea manipulado!. El crecimiento económico no existe, tan solo es una ilusión artificial. Lo único que se hace es transformar la riqueza ya existente en el medio, en la Tierra, para que pueda ser acumulada por unos inhumanos egoístas y tiránicos que sólo piensan en su propio bienestar. Los demás les importamos “un pito”. Esta es la cruda realidad, la globalización, “el nuevo nomadismo”, los grandes cambios globales, etc,… son patrañas y muros estratégicos para que no seamos conscientes de que, en realidad, vivimos, unos muchísimo más que otros, como esclavos. Sólo se es nómada si uno elige serlo líbremente.

    Si quieres conocer sistemas alternativos a este perverso, corrupto e innecesariamente competitivo ANTISISTEMA visita esta página: http://nuevaconscienciacriticadeespecie.blogspot.com/

  23. Diego:

    Lo triste es que ese cambio no lo ha decidido el hombre… si no que el hombre ha creado un monstruo llamado capitalismo… y que después de años de conquistas sociales para mantenerlo a raya…
    Ahora hemos perdido y prima el capital sobre las personas… los cambios son inevitables.. si… y un cambio de sistema también pues el sistema no funciona.

    El hombre se hizo sedentario en cuanto aprendió a dominar el medio, podría haber seguido siendo sedentario, como han hecho otras culturas, pero eligió quedarse en un lugar… ahora no elijen ser nómadas… se le fuerza a ello… ahora que dominamos el medio más que nunca… lo que prefiera el hombre no tiene valor… Quien decide es un ente ajeno a lo humano como es un consejo de administración de una multinacional..

    Cambiemos voluntariamente… derribemos este sistema…

  24. amigoplantas:

    O como aquellas viejas normas: no matarás (al de tu misma tribu), no desearás a la mujer del prójimo (de tu misma tribu)… Porque al de la tribu de al lado… ¡leña al mono que es de trapo!

    Normas para uso tribal pensadas y redactadas en claro beneficio de la supervivencia de la tribu como tal, otra cosa sería especular con sus derivaciones como “no usarás condón” o no pensarás en chicas en porretas, por nombrar dos muy obvias

  25. virginiawoolf:

    oh dios mío, cuántos cambios, pongo aquí el mismo comentario que he puesto en el blog de economía de Jose Carlos Díez:

    Hoy he estado buceando por ciertas páginas secretas de internet donde la gente te dice los sueldos que tiene y me he sorprendido de lo que hoy día están ganando los finlandeses,de cincuenta mil hasta cien mil euros, te dicen pero casi todos, y más que los californianos americanos. Es increíble, y no en Helsinki, sino en Nokia, Tampere, y toda esa zona que está cercana a una hora y media. Es así, porque Finlandia es pequeña. Y allí dicen que los profesores es la profesión mejor pagada, pero sobre todo los ingenieros son los que ponen esa cifra elevada. Y también me he encontrado a franceses en China, a alemanes en China, a la aventura del marketing. Y desde luego los alemanes adonde creo que están mirando es a sus vecinos del norte, nosotros somos como una picadura que le ha salido en la piel solamente. Aparte a ellos les encanta el mar Báltico también para veranear.

    ¿Por qué en Alemania no han podido crecer en los sueldos? No lo sé. Sí es cierto que se han preocupado más de que no hubiera paro. Y ese objetivo sí lo han cumplido. Hay varias medidas que explican ese milagro alemán. Sobre todo, dos. Una es la flexibilidad para efectuar reducciones de jornada en las empresas en crisis coyuntural de pedidos, el kurzarbeit, con apoyo del Estado. Se han acogido 1,5 millones de trabajadores, a una media de reducción de un tercio de jornada, lo que supone la salvación de casi medio millón de empleos a tiempo completo equivalentes. La otra, el aparcamiento o suspensión temporal de empleo: la empresa paga el 10% del salario y casi todo el resto, el Estado; el trabajador sigue en nómina pero sin más tarea que aprovechar el ocio para reciclarse. En cuanto a que no hayan crecido tal vez es porque se trata de un país de 60 millones es más grande que España, y se dan grandes polarizaciones, han crecido una minoría y por eso no se detecta. Aquí en España en su día se habló de proponer la vieja idea de reducir la cotización empresarial a los contratos indefinidos nuevos, pero no se hizo porque se desarrollaría durante un tiempo un mercado de trabajo dual (las viejas y nuevas contrataciones); se crearía un conflicto de intereses entre trabajadores cercanos y lejanos a la jubilación. Si no se pueden bajar los costes salariales, bajemos los “no salariales”.

    Esto parece Darwin dándole la vuelta al argumento de Malthus, o el destino griego o ananké. Los griegos llamaban al destino “ananké” y lo consideraban una fuerza superior no sólo a los hombres sino incluso a los mismos dioses. El destino era Moira, rebautizada como Fatum por los romanos y su mitología. El destino se relacionaría también con una teoría de la causalidad. Según el propio Darwin la idea de la selección natural se le ocurrió de pronto leyendo a Thomas R. Malthus quien había escrito un libro sobre poblaciones en el que la tesis principal era que el crecimiento sin trabas de la población humana en un entorno fijo llevaría a la exterminación de la especie debido a la lucha por la existencia. Curiosamente, Darwin le dio la vuelta al argumento y postuló justo lo contrario que esa lucha por la existencia resultaría en un aumento y una perfección de las especies respecto al entorno por selección adaptativa. Yo creo que vamos a tener que pensar en adaptarnos a lo que viene.

  26. maria:

    Señor Punset, ¿nomadas? le dire que por mi parte espero que no, primero y principal. por no verme, quizas me volvi cobarde, pero cuando uno se preocupa en prepararse y lucha como yo hablando por mi mismo, me daria la sensacion de que no he avanzado, de niña, me senti nomada, era una sensacion agradable pero la gente nos veia como pobres, cuando en realidad casi diria que eramos ricos, hoy para la sociedad, ir de un lado a otro no se ve bien, todos buscan vivir en una mansion insuperable, pero si quieres esa mansion, usted comprendera que la mansion no se puede trasladar, no nos hemos concienciado a vivir como los caracoles e ir con el caparazon, con la casa encima no sabemos vivir, tampoco, buscar, pastor verdes y si los encontramos llega el constructor o el vecino envidioso y a los dos dias nos molestan o los ladridos del perro del vecino, o los maullidos del gato del vecino o del nuestro propio, o no sabemos sencillamente hacernos nuestro propio pan, recuerdo que de pequeña, madre hacia hornar, y hacia pan para veinticinco vecinos, despues conforme ellos iban haciendo iban devolviendo, el trabajo se socializaba y se compartia, pero hoy, con tantas carreras, hemos ido dejando atras las relaciones sociales, ejemplo, hacias matanza para sustento pero tambien era una manera de relacionarte con la familia, llegaba la palva, era una manera de reunir, grano en el granero y tambien un dia de fiesta y ayuda entre vecinos, hoy la matanza esta prohibida en las casas particulares, nos hemos vuelto demasiado finolis, el campo esta abandonado , piensese, que construir una casa es para toda la vida puedes ir remodelandola, pero queda ahi, en cambio el campo, el pimiento y el tomate es de temporada y no se paga y se hace uno rico como con la construccion, no nos han educado a ganar calidad de vida, envidiamos al que posee mucho dinero en el banco o en su bolsillo, no ponemos como ejemplo a un pobre campesino, ponemos como ejemploo a los chicos de la seleccion, a los futbolistas, a los tenistas a los que ganan muchos dinero, al que nos da de comer no le damos las gracias, por eso le digo que nomadas no,.
    Nos han metido el miedo al fracaso, no se puede vivir, saliendose de las normas establecidas, todos buscan la estabilidad en el empleo, y a ser posible uno en el que se trabaje poco, vamos al minimo esfuerzo.
    a traves de su comentario, doy gracias a la vida y a las personas que me enseñaron a ser persona, por los recuerdos que en mi mente hay, me parecen la pelicula mejor rodada y mas hermosa, pero ya le digo que eran considerados pobres y yo hoy cuando recuerdo todo su trabajo y esfuerzo creo que eran inmensamente ricos, ya que despues de treinta años de haberse marchado aun hay lagrimas al recordarles, el amor sincero y sencillo por la vida y la naturalez, me hacen creer en que enseñando a las personas, se puede conseguir, sobrevivir, tengo en mi mente el recuerdo y el esfuerzo de ellos que me hace avanzar y creer que quizas algun dia valoresmos el esfuerzo de ellos.

  27. aitorswell:

    yo creo que si que puede ser que volvamos poco a poco a ser nomadas de nuevo ya sea por necesidad economica o social. la gente una vez sale de su entorno de siempre y se da cuenta que es capaz de desenvolverse perfectamente en otro sitio menos le cuesta dejar el que creia ser su lugar , tal vez lo que necesitemos es perder ese miedo de movernos de un sitio en el que sabemos que mejor o peor vamos a lograr desenvolvernos por otro que tenemos menos información y confiar mas en nuestras cualidades para hacerlo. Tambien hay que tener en cuenta que ese instinto nomada lo tenemos latente si no ¿porque avanzan tanto los medios de transporte? ¿nos gusta tanto viajar? ¿porque se esta investigando colonizar otros planetas y hacerlos habitables? ¿de donde viene esa necesidad de escaparnos de nuestro sitio habitual para descansar de la rutina o se tiene tanta curiosidad por sitios nuevos? ¿por que cuando conocemos un lugar nuevo nos imaginamos como seria nuestra vida en el? yo creo que se hace muy poco a poco pero cada vez somos mas nomadas, de hecho vemos como en todas las ciudades en mayor o menor medida hay cada vez mas diversidad de culturas porque ya sea por los motivos que sea la gente se esta moviendo . tambien esta el miedo a dejar de pertenecer a una manada pues ahora somos nomadas casi individuales y antes se movia la manada entera y sabiamos que teniamos un colectivo en el que apollarnos , talvez por eso nos es mas facil movernos de un sitio si conocemos gente del sitio al que vamos y cuanto mejor asentados esten ellos en ese lugar menos miedo tenemos a ir para ese sitio. nuestras convicciones grabadas aveces perturban nuestros mecanismos de decision tal vez haya que cambiar de opinion o no lo que si que habria que hacer es perder ese miedo que tenemos a hacerlo . el medio cambia ¿como no van a cambiar los mecanismos de supervivencia que nos ayudan a salir adelante? un saludo sr.punset

  28. Víctor:

    Así que nómadas, eh? Oiga, bien; entre la flexibilidad que se pide a los pringadillos incluyamos los viajes generalizados, para no aburrirnos. De aquí pallá menos los que mandan, que esos deben estar bien sentados y asentados controlando el negocio.

    Más de la mitad de los activos son propiedad de todos… mmm, no tengo los datos pero me da que no, que todos tenemos bastante menos. También echa de menos un gobierno mundial, vaya, otro que lo quiere. Es curioso que la gente de la calle no lo reclame pero la gente no sabe y, total, un gobierno siempre es impuesto aunque se diga democrático. Pero dicho así todo, desde las alturas, queda resultón. No es quitarle la razón, que puede que la tenga, es que, como dice, prefiero no hacerle caso. Eso sí, lo del cambio de opinión nunca lo he entendido; dice que no cambiamos y yo que se equivoca. Pero no me haga mucho caso porque mañana le diré lo contrario.

    Un saludo.

  29. Clos Dominic:

    Dominic, filósofa-futuróloga-bodeguera, parece que opina algo parecido a lo que usted señor Puncet, y más o menos , ella se le adelantó en unos días en el tiempo…¿Será que bajo las trincheras del pensamiento ideológico se mueve se mueve se mueve?
    http://debrujasyvino.blogspot.com/2011/02/se-acaba-el-capitalismo-lo-preveen-los.html

  30. El cambio como huida:

    «El hecho de viajar puede llegar a convertirse en algo extremo. Algunas personas son propensas a utilizar los viajes para eludir responsabilidades o evadirse de aquellos aspectos de su vida a los que prefieren no enfrentarse. Fue Ralph Waldo Emerson quien observó que algunas personas “se escapan a otros países porque no son buenos en el propio, pero vuelven corriendo porque no llegan a nada en la nueva ubicación”. Hay ciertas ventajas en la idea de que viajar a veces representa una huida de la intimidad, del compromiso y de la responsabilidad. Emerson pregunta: “¿Quien eres, que no existe tarea alguna capaz de sujetarte en tu casa?”.

    Si bien se necesita valor para aventurarse en un territorio desconocido o en lugares salvajes, también se requiere una buena dosis de fortaleza para aguantar hasta el final las cosas que suceden allá donde se esté. Algunas personas utilizan los viajes como una vía para evitar hacer frente a las cuestiones que afectan a sus vidas. Es una forma de poner distancia entre ellos mismos y los demás, a los que ven como amenazantes. Frente a semejante miedo ante el compromiso o la intimidad en las relaciones personales, irse de viaje es la mejor solución. A todos aquellos que son incapaces o que no están dispuestos a crear aquellas raíces que les determinan, los viajes les dan la excusa necesaria para mantenerse en movimiento. A aquellos otros que no tienen la paciencia o el propósito necesarios para crear una vida hogareña estable, una carrera satisfactoria o una red de amistades duraderas, los viajes les permiten seguir escapando.»

    Jeffrey A. Kottler

  31. Paki:

    El cerebro no puede cambiar, porque mientras el hombre tenga que llenar ese vacio existencial con el que nace y que lleva siempre dentro nunca avanzara el genero humano, mientras que lo tenga que llenar con cosas, nunca se sentira feliz.. la codicia domina al hombre y de nada sirve ni una vida asentada, ni una vida nomada, mientras el hombre no consiga llenar su corazon, de nada le valdra el cerebro, mientras no comprenda que el dinero, la fama, el poder, el conocimiento no puede hacerle feliz.. que lo unico que consiguira con todo ello es empobrecer al hombre en todos los sentidos el hombre siempre se sentira atrapado dentro de un cerebro que le engaña..nuestro cerebro tiene que estar sano para poder dirigir nuestra vida.Estas crisis y muchas otras solo nos demuestran que el cerebro nos esta llevando por caminos equivocados y ello esta generando un caos mundial, a un caos del cual cada vez es mas dificil de salir, la educacion de nuestro cerebro esta basada en conceptos erroneos que siempre nos dificultara el camino, lo unico que nos puede salvar es la inteligencia que hay en el y que las proximas generaciones puedan sanear su cerebro y asi cambiar esta sociedad dominada por la globalizacion actual que domina el planeta.

    Muy interesante escrito..Saludos Sr.Punset

    Pd- “Enseñar a hombres enfermos a vivir en una sociedad enferma que los enferma tosavia mas, es un circulo vicioso mientras no haya estaciones depuradoras que vuelvan a limpiar el ambiente publico”

    Phil Bosmans

  32. José Luis:

    Sr. Eduardo Punset
    En vista del lamentable estado social en el que España se encuentra, a sabiendas de que está producido
    por el cinismo, robo conpulsivo de ” políticos, banqueros ” desídía y ineficacia del poder judicial etc.. etc.. apelo a su sabiduría y experiencia y el buen hacer para el saber ( que hoy por hoy parece inócuo ) y le hago la siguienete pregunta:
    ¿ Cree usted que deberíamos ” los curritos del pais ” llamar a la desobediencia civil, terminar con toda esta LACRA-SOCIAL de la forma que sea ” incluyendo hasta la de los islámicos ” para terminar con ella ?.
    De todas formas si no es así ¿ como podría ser ?

  33. Xerach:

    ¿Podría ser este Blog, el “aquí” y el “ahora” la semilla de una nueva voz que grite por un cambio en la forma de hacer las cosas y no sólo de las personas que las hacen? ¿Podría ser este el punto donde germine la necesidad real del cambio?

    El mundo Árabe ya nos dio los números, ¿Acaso no nos están enseyando ahora que la voz de un pueblo unido es capaz de cambiar la realidades de los países? ¿Y que pasaría si este grito por el cambio fuera una sola voz en el mundo? ¿Os imaginais la cara de los actuales gobernantes si el mundo occidental realmente tuvieses valor para hacer lo mismo que está pasando en el mundo Árabe?

    Todo esto me recuerda a Gandhi… ¿Quizás sólo fue un adelantado a su época y nos ha enseñado el camino para cambiar las cosas?

    Ya lo dije antes… Quizás necesitamos un nuevo “Bapu”… ¿Quizás uno con canas y el pelo rizado para variar?

  34. Javier:

    Estoy de acuerdo con los principios de la psicología evolucionista en que la evolución de la mente a sufrido un proceso de adaptación de millones de años y que muchas de las conductas humanas actuales pueden explicarse al considerar que la mayor parte de nuestra existencia como especie (unos 2 millones de años) nuestros antepasados han sido cazadores-recolectores nómadas. Por ello, necesitaríamos varios miles de años para que nuestra mente (y con ella nuestros comportamientos) se reprogramen para adaptarnos mejor a la viuda sedentaria en grandes “selvas de cemento”. Así es que Darwin tenía razón cuando decía que: “la psicología tendrá unos nuevos fundamentos” (Darwin, citado por Pinker, 1997).
    Un saludo y lo felicito por su blog

  35. Bob Gray:

    No me a llamado mucho la atención la emotividad típica y ya casi casi conservadora diría yo, con la que algunas personas concretas utilizan la palabra “capitalismo ” “oligarquía” “pobres” “ricos” “tiranía” como si aún estuviesemos en el siglo XIX…
    Comprendo que nuestra sociedad actual deje mucho que desear en muchos aspectos pero, de ahí a andemonizar a la sociedad actual, a hablar de conspiración capitalista y de esclavismo, de los pobres oprimidos por los ricos, de gobiernos despóticos occidentales que oprimen al resto del mundo, del genocidio del capitalismo, del egoísmo destructivo etc me parece un discruso demasiado viejo la verdad y que no se ciñe bien a la realidad.
    Siempre a habido privilegiados y siempre los habrá, es inherente, es casi diría natural y ¡’No es cinismo! simplemente realidad porque no hay un gobierno de democracia directa por ahora, por lo que debe haber privilegiados. Claro que hay privilegiados, otra cosa es si por el mero hecho de serlo supone eso una inmoralidad, es decir ¿ atentamos contra el propio concepto de “privilegio” y l orepudiamos en sí mismo o lo aceptamos dependiendo de cual es la razón del privilegio? Ya a partir de esa pregunta se puede terminar o prosegir el tema.
    Pero de ricos a hablar de escalvismo …
    4.000 años….4.000 años en los que la esperazana de vida, la salud, la riquza, la educación, la forma de ser incluso…ha sido prácticamente la misma sin nignun cambio significativo entre las gentes que vivían mesopotamia a las gentes que vivían en la europa del siglo XVII.

    200 años… en 200 años, tras la revolución liberal y la revolución industrial y el advenimiento del estado social el mundo ha cambiado mucho, pero no para mal, humildemente creo que no ha sido para mal salvo el paréntesis de los totalitarismos. Descensos en una escalera ascendente.
    “Los pobres malviviendo controlados por el patrón” y no obstante un ciudadano medio de los paises industrializados tiene una calidad de vida en torno a 150 veces más rica y poróspera que la que podía tener el más opulente y rico de los patricios en la República. Ese cambio no ha sido por el mito de roobin hood ni nada parecido . Ha sido porque se ha incentivado todo este tiempo la auténtica riqueza que está en el cerebro, es el poder de una mente libre para pensar , no en la tierra ni cosas de esas…
    es la siembra, es el tractor, es su diseñador, son las estratégias de cultivo, es el trabajo físico, es la inversión, es todo, en defintiva la organización que el cercebro da a las cosas de ahí fuera lo que genera, creo, la riqueza.

    No es que la cosa esté bien acutalmente, no lo están…Pero otra cosa diferente es decir “Estamos evolucionando mal” porque, sinceramente esta sociedad es el infierno mas templado* que nunca antes hemos tenido y criticar a su “sitema” o “hipotético sistema” con semejante dureza como he leido, cuando lo cierto es que el obrero de hoy no es el de ayer, ni el de ayer el campesino de la edad media, no me parece justo.
    Adecuarse a los cambios es inevitable guste mas o menos pero los cambios ocurren por un motivo, ya veremos si son cambios buenos o malos, pero parece claro que inevitables.

    Como la edad de jubilación… Otra cosa inevitable…es un problema demográfico no económico (por ahora) creo yo, humildemente.
    Si la gente vive mas tiempo tiene que dedicar mas a contribuir a ese sietema social con el trabajo o sino a vivir de la irrealidad porque este mundo no es el hedén, hay que trabajar para vivir. Puede que algunos se las apañaen para no hacerlo y vivir bien pero si todos hiciesemos eso de golpe hay caray ¡

    NUNCA EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD HABIA SIDO EL SER HUMANO TAN LIBRE Y CAPAZ COMO EN LA ACTUAL, tan feliz, por muy denostado que esté el término “libre mercado y globalización” este parece en cierto grado asociado a ese éxito.

    La gente que habla de un panorama tan desolador, de malvivir, en ese “sistema que no puede ser nombrado” …creo que en Europa, no todos, pero, creo yo, la inmensísima mayoría de nosotros, gracias a Dios, desconocemos lo que es malvivir. (sobre todo porque malvivir no es un concepto fijo y hay que relacionarlo con otro para que este quede, en apariencia, determinado)
    Todo lo esto lo digo siendo consciente de que quizá me equivoque.
    No obsatnte,

    Esta sociedad es el infierno pero en los ultimos años la temperatura a descendido ¿Lo notáis?

  36. R.B.E.:

    Interesante comentario, si bien de la experiencia personal de cada cual se derivaran las “conclusiones”. Tengo 42 años, llevo 15 de “nómada” (aunque más bien me siento una exiliada) trasladándome por razones de trabajo y viviendo de alquiler. Dicha situación la he visto incompatible con criar un hijo. En estos momentos padezco una especie de fobia al movimiento que hace que me entre una crisis de ansiedad con sólo pensar en hacer las maletas otra vez, por no hablar de una mudanza… No hay nada que anhele más que un hogar propio: mi casa. Y cada vez parece más difícil que lo pueda conseguir. Creo que todo ser humano tiene derecho a un lugar en el mundo, un hogar. Un nomadismo derivado de la necesidad de buscarse la vida y que no venga acompañado del derecho a poseer dicho hogar no nos hará más felices ni a este mundo más habitable.

  37. Nicolao:

    Crisis? What crisis? ¿Sera una psicosis? ¿Soy un paranoico? tengo la impresión de ser constantemente engañado desde las esferas del Poder, incluso desde los medios de comunicación. La globalización, Internet, me expresan unas cosas mientras que mis representantes en un supuesto estado democràtico dicen otras. ¿A quien creer? La respuesta es que a nadie, pero me merece mas fiabilidad quien no se juega las poltronas, los cuartos, el poder. El motor del cambio global es la infoemacion a mansalva y la actitud necesaria e indipensable es saber filtrarla con frialdad e inteligencia.

  38. IOSU:

    El primer comentario que me provoca el artículo de Eduard Punset es su conveniente tamaño para que pueda ser leído sin dificultad un domingo por la mañana a la vez de sorber el café, te o alimentos de costumbre para desayunarse perezosamente el día de fiesta.
    Por otra parte entiendo las labores del periodista, en la que supongo productora independiente de contenido, que por lo que observo se publican en diferentes diarios y suplementos dominicales de pago al tiempo que se cuelgan en la red gratuitamente. (Aclaración de gratuidad de la red. El formato informático se recibe sobre un soporte el ordenador, que por lo normal el propio usuario es el propietario. Los contenidos se reciben por medio de un descodificador que como mínimo paga un canon por descarga o una tarifa plana por uso y en algunos de los casos acompañados de campañas publicitarias como en cualquier medio de difusión.)

    De las intenciones editoriales del grupo Punset en la defensa de este tipo de contenidos y del negocio más o menos lucrativo que esto les reporte no tengo nada que decir.
    Y de la función de entretenimiento que cubren sus producciones tampoco.

    Pero si tengo algo que decir respecto a la responsabilidad de los oradores que arrojan sus dosis de sabiduría en las multimedia y que alimentan esa cosa que se ha dado en llamar la opinión pública, que marcan tendencias y que promueven campañas. En esta ocasión es que tenemos que cambiar de opinión (“La gran ventaja sería que aceptaríamos, por fin, la idea de que los cambios son inevitables”.)

    El fenómeno que se presenta como nuevo, la globalización, no deja de ser un sesgo oportunista y, nunca mejor dicho, confunde la velocidad con el tocino.
    La industria de las tendencias necesita una hipótesis de trabajo, un plan maestro, una hoja de ruta, un compendio de lo políticamente correcto, una idea de conjunto, que posibilite dibujar el puzzle en el que encajar las diversas operaciones y una herramienta para sopesar el acierto, error de las dinámicas desarrolladas.
    El fenómeno novedoso no es la globalización, sino la velocidad en la que ocurren los acontecimientos y la repercusión casi inmediata que tienen las acciones en todo el orbe.
    Es por esto que el arquetipo, el modelo de referencia, es el clima, el mapa mundial de isobaras y la doctrina acorde con el modelo en que todas las acciones locales repercuten en el estado general del clima. Y, en consecuencia, las decisiones tienen que ser tomadas en el mismo ámbito, el mundial, y, por lo tanto, subordinar lo particular a lo general.

    “El pueblo de Dios que vaga en el desierto necesita una tierra prometida, una estrella del alba, un cometa que indique el camino.”

    Desde el principio de los tiempos existen dos tipos de culturas, que cristalizan con diversos matices según el territorio y la capacidad tecnológica, las de las gentes que habitan en el tiempo y las que habitan en el espacio. Y, por ende, las que transitan de una a la otra y por lo tanto comparten las tensiones de las dos.

    Si es necesario hacer un diagnóstico de cual es la situación, no se puede generalizar ni dar por hecho una cierta uniformidad en lo que acontece.
    Claro está, si lo importante no es la respuesta y lo importante es la pregunta, pues todo resuelto.
    Tampoco es nuevo pero si es de notar la gran diferencia que existe en el tamaño y el poder de las corporaciones, sociedades, agrupamientos dirigidos por unos propósitos específicos, al menos en sus estatutos o bases reguladoras. Y en las familias basadas en las labores asistenciales, en la solidaridad, el afecto y la dependencia emocional.
    El común de los mortales encuadrado en el ámbito de los grupos familiares toma lógicamente decisiones como consumidor, cuando vota en los países democráticos y éstas son tenidas en cuenta rara vez dado que el poder de las corporaciones es capaz de subvertir con diversos mecanismos las decisiones tomadas.

    Y si tenemos que marcar tendencias de involución de modos de vivir, yo tendría en cuenta que el fenómeno más importante no es que seamos nómadas, las ciudades no son precisamente asentamientos móviles, si no que como humanos volvemos a ser recolectores, al menos la gran mayoría recogemos nuestros alimentos de las estanterías sin haber participado en su cultivo, ni haber decidido la conveniencia del mismo.

    Los roles: el lugar, las responsabilidades, los derechos y los deberes. La aceptación de los mismos que cristalizan en una identidad están recogidos en todo el edificio de la cultura son piezas que estructuran y condicionan al resto de los componentes.

    El confundir los genitales con el género y éste con su ubicación en una estructura de dependencia y sumisión en un organigrama fijado para adecuar los recursos y las tecnologías a las necesidades de un grupo humano en una situación, en un territorio y con una situación tecnológica y fijarlo como un paradigma irrefutable, lógicamente, no funciona cuando alguna de las variables cambia radicalmente.

    De modelo, modelar; de molde, moldear. El asunto es que el sustento de la persona en su integridad es la identidad referenciada con el cardumen en deriva constante, con la dificultad de ajustar los recursos emocionales aprendidos desde la niñez para poder mantener la integridad, la salud, y la cordura.

    IOSU PLATAFORMA2040

  39. gaia07:

    No es una cuestión de imaginación sino un hecho cuanto apuntas. Las rutinas a las que estamos acostumbrados ya no serán necesarias. La esclavitud de horarios, impuestos, leyes y normas, cambiaran por la libertad de tomar decisiones sin permisos de otros, pero tendremos que pagar su precio, sino sales a buscar la madera para el arco, no podrás cazar y pasaras hambre.

    Como todo proceso de evolución llevara milenios, así que lo importante en este momento de transición de una forma social a otra, estaría en elegir el camino evolutivo más acertado para conseguir una convivencia social más justa, y antes de decidir, comprender y entender el proceso por el que estamos caminando casi a ciegas.

    Quizás nos toque a nosotros, los que vamos entrando en el papel de mayores, empezar cambiando las rutinas sedentarias por las de descentralización de decisiones y poderes, y no por las de un solo gobierno mundial que acabe convirtiéndose en los penosos modelos de Estado que hemos padecido. E incluso por la posibilidad de la abolición de cualquier tipo de Estado.

  40. Claudio Alvarez Teran:

    Excelente síntesis de las relaciones que se producen entre el nuevo nomadismo, las nuevas formas de propiedad y el protagónico rol de la mujer en los cambios del mundo actual.
    Sobre el nomadismo sugiero la lectura de la bibliografía de Michel Maffesoli, qien aborda específicamente este tema in extenso.
    Sobre las nuevas formas de propiedad sugiero la lectura de Jeremy Rifkin (La Era del Acceso).
    Siempre un gusto leer a Punset, obviamente.

  41. David Sanz:

    Hablando de crisis Eduard, me gustaría comenzar recomendando la visualizacion de la brillante y demoledora conferencia titulada “dinero y conciencia” que dió Joan Melé, subdirector de Triodos Bank España en la Escuela de Organización Industrial de Madrid, en el mes de mayo de 2010. Es importante que no se vea como un acto propagandistisco sin más, pues en mi opinión y creo que cada vez la de más gente, sus tesis son un avance revolucionario que tamaran mas relevancia conforme pase el tiempo. Además sus postulados son hoy en día facilmente constatables. Que esta crisis y el futurible colapso de la extructura social actual, es un hecho de magnitud global, más allá de lo economico, o a todo lo externo y material, como bien dice Joan, y que en realidad es una crisis de valores profunda de la humanidad como ser único e interdependiente. Y a qui es donde entran a tomar importancia todos los postulados que Eduard lleva intentando explica acerca de la inteligencia-educación emocional, la carga eredada, el uso abyecto del poder político etc etc. Como bien explica en su trilogia, los cambios culturales se suceden con un lentitud exasperantemente lenta.
    Claro el problema es que las personas lo queremos todo muy rápido, llegar rapido, acabar rápido,todo rápido…Pero ahora las reglas han cambiado. Tenemos que darnos cuenta de que nuestro impacto en el planeta es de tal magnitud, que que si tenemos que cambiar “rápido”, es el pensamiento individualista para pasar a tener una conciencia global, en la que se implanten comportamientos más altruistas, más compasivos y más empaticos. Ese es el verdadero reto del ser humano del siglo XXI a nivel emocional. Y por ahí creo que pasarán las esperanzas de la humanidad para salvarse y salvar el planeta en el que vive que por ende es lo mismo.
    En cuanto al nomadismo creo que es aceptable y positivo desde un punto de vista teórico, pero que realmente no es objetivo, simplemente porque la inmensa mayoría de la gente no puede permitirselo. Es una “terapia” reservada a las capas mas altas de la sociedad ó a los jovenes sin responsabilidades, con todo cariño a ese extrato social. Pero creo que a nivel global no es sostenible, ni será sostenible cuando lleguemos a 10 mil millones, o 15mil, que los seres humanos quieran llevar existencias nómadas. Creo que una aspiración demasiado cara para los recursos limitados del planeta, pues los costes de mantenimiento de cada individuo se incrementan. Cada vez que nos desplazamos nosotros o las mercancias, se consume energia, mucha energia y lo que es casi aun mas importante, se consume tiempo, ingentes cantidades de tiempo… y eso es dinero increibles cantidades de dinero. Creo que de hecho la tendencia de futuro más ecológica para la humanidad en cuanto a costes de mantenimiento es la ciudad vertical dotada de todo necesario, para que las perdidas inmensas de tiempo y energia sean casi eliminadas. Lo que esta demostrado es que la tendencia al alejamiento de la vivienda de los puntos de abastecimiento como son el trabajo, los alimentos y la grandes cantidades de objetos de consumo que necesitamos, esten cada vez mas alejados del lugar donde se mora y vive. Las ciudades verdes de viviendas unifamiliares son insostenibles a nivel global por innumerables factores muy conocidos y demostrables (económicos, ecológicos, psicológicos fomentando el aislamiento social etc). Asi que lo que me da la impresión, es que el nomadismo a que tiene que tender el individuo del siglo XXI no es, por supuesto, equiparable al de los primeros grupos sociales de hominidos que campaban por el bosque y moraban en las cuevas. Una vez mas apunto a un tipo cambio interior, nomadismo interior, en el que las personas aprendamos a librerarnos de cargas eredadas y aprendamos a desaprender mas facilmente para poder adaptarnos mejor a los avances tecnológicos y sociales que van muy por delante de los emocionales y culturales. Esa es para mi la clave.

    Gracias y felicidades Eduard por tu fantastica labor en tus 30 años de trayectoria como divulgador cientifico unido a tu gran sensibilidad humanística. Me siento un ferviente admirador tuyo.
    Nota: hace poco he terminado de leer, por segunda vez, tu trilogia sobre las emociones y me gustaría sugerir un par de temas, que apuntas en tu postulaciones, que me parecen con suficiente contenido como para recivir un trato más monógrafico. Me parecen muy importantes y de interes general como son la Psiconeuroinmunologia y el camino de la humanidad hacia un Gobierno Global.

    Muchas gracias de nuevo.

  42. de Gregorio:

    03.03.11

    Estimado Eduardo:

    Este tan sugerente artículo tuyo, también lo he podido transcribir repasando tu bitácora. Es, como bien sabes, algo viejo, y sin embargo tan emotivo, que a pesar del tiempo transcurrido, sigue estando tan fresco como cuando lo editaste. Me refiero al que en el pasado agosto titulaste como “Las fronteras son un invento”
    Entiendo que para alcanzar el fin que con tu crónica persigues has tenido que hacer uso de la globalización. Y es que para alcanzar un mundo sin fronteras es preciso que todos nos encontremos en el mismo barco; un navío en el que nuestro comercio interpersonal no se encuentre sometido a los condicionamientos que se derivan de una regimentación territorial diversificada. Lo que no entiendo es que el proceso a seguir tenga que ser el que estamos siguiendo. Y no lo entiendo, porque aunque la palabra pueda ser muy insinuante, para transferir el contenido de algunas voces que recoge el diccionario a las realidades que nos muestran las ciencias económicas, culturales y éticas, es preciso situarse por encima de la emotividad con la que tan a menudo se engalana la posa. Hasta ahora, lo que están llevando a cabo aquéllos que pueden permitírselo, es esquilmar las riquezas de los países a los que supuestamente deberían estar globalizándose. Facilitar puestos de trabajo en tanto en cuanto las vaca les den leche, para una vez exhaustas (o incluso en el supuesto de que el costo de mantenerla produciendo las convierta en insalubres), buscar otro rebaño.
    Resulta totalmente a-natural hablar de globalización, cuando, con independencia de la existencia de los nacionalismos, entre nosotros concurren factores como las lenguas, las culturas, las religiones, las razas, y (recordando a don Jacinto), la comida de las fieras y los intereses creados. Existen demasiadas diferencias; tanto fisiológicas como sociológicas. Y para superarlas, no son las formas que estamos empleando las que nos podrían acercar a ese objetivo.
    Dejando para otra ocasión las culturas, las lenguas y las religiones, (y por supuesto, sin espacio en el que exponer mis ideas sobre las fronteras y las banderitas que ondean en ellas), transcribo un párrafo que gira en torno a las etnias y las razas:
    “Nosotros no podemos abonar el predominio de unas etnias o razas sobre otras en función de que algunas de ellas hayan podido descollar en unas determinadas áreas. Y no podemos hacerlo porque si como temo, consideramos como conclusivo que la raza blanca ha demostrado ser la pionera en todo lo que se refiere a la cultura y a los descubrimientos, el mamut de la era cuaternaria desarrolló una pelambrera porque debido a los rigores ambientales de su hábitat, tuvo necesidad de resguardarse de los fríos. Las modificaciones están determinadas tanto por la genética como por el medio en el que los seres han tenido que desenvolverse. Habida cuenta de la existencia en los seres pensantes de una “fulguración”, no es el volumen de la masa encefálica lo que concita una mayor capacidad intelectiva, sino la competencia que se aquiste con ella para que las interconexiones neuronales del cerebro puedan desarrollarse de una manera óptima. Y esta función de relación, al haber surgido antes de que las razas hubieran comenzado a diferenciarse, no sólo tuvo que materializarse de una manera generalizada, sino que al ser evolutiva, con independencia de que provisionalmente pueda manifestarse de una forma más o menos acentuada en unos que en otros, es una capacitación con la cual, potencialmente todos estamos investidos. Hemos de darnos cuenta que esa capacitación sobre la cual tratamos de fundamentar las diferencias que pretendemos establecer entre unos y otros no está distribuida de forma igualitaria entre los componentes de esos mismos grupos en los que inveteradamente intentamos adscribirnos; y que lo mismo es posible encontrar un imbécil en un blanco, como un ser tremendamente inteligente en un hombre con una piel más negra que el carbón.”

    de Gregorio

    P.D. ¿Has constatado que aunque los barcos en tu ría están provistos de una capacidad para adaptarse a las variables que los condicionan, si no fuera porque existen, porque concurren otros condicionamientos que les permiten seguir llevando a cabo sus funciones, dejarían de moverse?

  43. María:

    Pues sí un nomadismo rápido y comunicado,tampoco es la tragedia antigua de pasar tres meses de barcos para llegar a un sitio que te espulgan,el que sepa hacer un trabajo irá a hacerlo donde lo necesiten,pagará sus impuesto donde le salga de las narices y se lo gastará donde le de la gana.Si se llegara a esto, muchos bancos y gobiernos se pondrían las pilas.
    En cuanto a tecnología tambien, libertad de inventar o producir sin mariconadas ,por que se cuentan de muchas patentes robadas y lo peor que no han salido al mercado,hay un rumor extendido por el suroeste ,de un Señor que inventó un motor de agua y aseguran que lo han visto funcionando pero nunca más se supo,asi como otro que llegó a una feria de mexico con una bomba de agua muy efectiva y se le retubo en el aereopuerto y se le copió toda la información.Y cuando salió no pudo patentar ni fabricar.Cuantos cacharros habrá que inventar,si se ha avanzado en materiales un montón ,existen plásticos tan duros como el acero y ligeros como las plumas,y líquidos de todas las densidades posibles,si levantara la cabeza Leonardo ,intentando hacer volar al hombre con maderas y alguna bicicleta o pascal moviendo el mundo con un punto de apoyo líquido.Y nosotros venga a tiras plásticos en Ganha,no España, toda europa que dicen traiga su ordenador para el tercer mundo,y allí llegan los contenedores,de Noruega ,Francia venían más nombres…paradoja a ningún caritativo se le ocurrió pensar de donde iba a sacar el pobre subdesarroyado para arreglar la clavija o el chip de obsolescencia.
    -Ya cambió el mundo y está bien,es más dificil morir que hace 100 años,el conocimiento llega a todos los rincones,se conquistan cosas con la manifestación pacífica ,irse a jubilarse a Urugay o a trabjar a Islandia no supones desaparecer y quedar en la memoria de los tuyos como el que se fue,si no que se te presenta toda la patuleta de nietos cuando te descuidas,o el novio de orihuela que cogió un lof cost en una subasta de ryanair.

  44. Magdalena Bañón:

    Todos los cambios que inevitablemente se producirán, y es más que probable que nos hallemos en los albores de una nueva era ( démosle el nombre que queramos) siempre serán de difícil aceptación para el ser humano.
    La evolución es imparable, nadie puede poner puertas al campo, y todos los errores que cometamos nos pasarán su factura correspondiente, no obstante, a pesar de nosotros mismos, la vida irá a mejor, aunque para ello debamos pagar el peaje correspondiente.
    Ojalá nuestra estancia fuese más larga, podríamos participar de todo aquello que se avecina.
    TODO ESTA POR HACER.

    Mi más sincero agradecimiento Sr.Punset.

  45. j.r.c.:

    !Que gracia!, después de tanto leído, visto, oído, escrito y sentido comprendo lo que nos cuesta, a casi todos, ser pastores de nuestra propia lana.
    Tenemos que aceptar, al mismo tiempo, nuestra debilidad y fortaleza convencidos de que un solo grano de arena puede ser imprescindible para formar una gran montaña, y que nuestra influencia, bien coordinada con la de los demás puede mejorar la calidad de vida del grupo. Para eso hay que servirse de la información guiando el comportamiento hacia lo más práctico y rentable desde el punto de vista del conjunto de la humanidad con una buena dosis de altruismo; dejando a un lado, como pasado de moda, el estúpido afán de riqueza económica que no es tal si aprendemos otras nuevas formas de enriquecerse emocionalmente antes de que caigan en el olvido.
    Cada persona tiene que ser el filtro de todo conocimiento y la respuesta del comportamiento más eficiente como forma de la autoregulación que precisa nuestro mundo.

    Nota de humor para la reflexión:
    No está bien que sean siempre unos pocos los que aporten su lana.
    Vamos a compartir conocimientos, trabajo y beneficios.
    Por suerte, disponemos de gran variedad de fibras con las que tejer el futuro de la humanidad,

  46. de Gregorio:

    10.03.11.
    Estimado Eduardo:

    Permíteme que haga un uso interactivo de tu bitácora, al objeto de dilucidar sobre la naturaleza de las observaciones y recomendaciones que en uno de los comentarios que se hicieron sobre tu artículo “Nómadas otra vez” insertó el pasado 21.02.11. otro de tus seguidores.

    de Gregorio

    P.D. Por no encontrar el artículo correspondiente, inserto este comentario en el que he considerado como más procedente.

    10.03.11.

    Sr. Peragon:

    Después de haber leído tu intervención del pasado día 21 (así como la que posteriormente llevaste a cabo con fecha 27 del mismo mes), me he estado preguntando si lo que tú le adscribes a la obra que estás promocionando es dable contemplarlo como resolutivo, o si por el contrario, no intenta ir más allá de lo conceptual.
    Entiendo que ante la situación a la que hemos arribado se ha generado un fermento que aboga por transformación de lo que hemos considerado establecido. No obstante, desde el bicarbonato a la sosa cáustica, hasta ahora, todos los catalizadores resultaron fallidos.
    Tengo en mis manos una pequeña obra que lleva por título “Humanismo, sí” “Ley de la selva, no”. Fue publicada de forma personal; y por tanto imagino que su tirada sería muy pequeña. Tan pequeña como ingenua la naturaleza de su contenido. Tuve la oportunidad de hablar con el autor; y después de una larga y distendida charla, vino en reconocer que lo que había escrito no iba más allá de ser un tratado de buenas intenciones. A este respecto quiero hacerte llegar el párrafo siguiente:
    “La renunciación, la dejación, la sublimación y tantos y tantos condicionamientos con los que hemos hecho posible la edificación de nuestras culturas, nos han venido demostrando que el fracaso de convivencia que encontramos en éstas, está fundamentado en la a-naturalidad y en consecuencia en la incapacidad para cumplir los objetivos que les hemos asignado. Si como creo, la mayor parte de nosotros estamos de acuerdo en que esto es así, no podemos esperar que nuestro comportamiento tenga que estar regido exclusivamente por unas normas de conducta. Tienen que existir -y si no existen, tenemos que crearlos-, unos cauces por los que podamos hacer discurrir las interacciones que hemos de tener con nuestros semejantes; unos senderos a través de los cuales nos sea posible, tanto expresar nuestra subjetiva potencialidad de actuación, como alcanzar ese mayor grado de comunicación y de vinculación que se precisan para mantener el entramado de toda sociedad; unas rutas en fin, que al tener que ser materiales, independientemente que se tengan que forjar en función de consideraciones enmarcadas en lo psíquico, parecen estar más en concordancia con el pensamiento con el que intentó abordarlas Marx, que con la concepción marcusiana de que para lograr una civilización en donde las fricciones hayan sido minimizadas, es preciso haber llegado a conquistar la manera de ejercer una “racionalidad subliminal”, una racionalidad que por el simple hecho de esperarla, me hace recordar aquel mandato de la Constitución de la Cortes de Cádiz de 1812 que decía que “una de las obligaciones de todos los españoles habrá de ser la de ser justos y benéfico”; o la manera de abordar la realidad sostenida por Norman O. Brown, según la cual, la verdadera civilización sólo puede alcanzarse a través de la elaboración de “un sentido erótico de la realidad”; una manifestación que de asumirse de forma racional, representaría en el mejor de los casos la determinación de considerar que nuestras vivencias debemos disfrutarlas dejándonos llevar por los instintos, gozando como podría hacerlo un animal, sin dejar facetas vivenciales “no vividas”. Cuando consideramos la forma de pensar revelada por ambos, podemos entrever que sus teorías es en aquél un testimonio desgarrado de esperanza en la impotencia, mientras que en éste es exclusivamente el Apocalipsis de una fuga que ni siquiera es hacia delante”.
    Tratando de conocer si los postulados que te animan están fundamentados en unas bases sólidas; es decir, se encuentran más allá de Aquel “Déjalo todo y sígueme”, he tratado de bajarme tu obra de Internet. Desgraciadamente, al hacerlo apareció una nota en la que decía que esta bajada podría dañar mi ordenador. Es por ello por lo que te agradecería sucintamente me informaras qué fundamentos son los que consolidan la vigencia que le adscribes a tu obra.

    de Gregorio

  47. nomad-1:

    Gracias Eduard por plantear este tema que me acosa desde hace unos 19 años.
    Creo que la humanidad en sus comienzos fue nómada por el simple hecho de las cuestiones climáticas que garantizaban una mejor calidad de vida y condiciones óptimas para la caza y la recolección.
    Al volverse sedentaria, el factor climático influenciaba en sus vidas y se necesitaron encontrar mecanismos nuevos para protegerse y obtener alimentos tales como los comienzos de la agricultura y la ganadería. Claro esto influyó en la necesidad de proteger esos asentamientos (¿ habrán comenzado así las guerras?) y mejorar la tecnología de obtención de recursos (¿ habrá comenzado así la revolución tecnológica?).
    Esos asentamientos, luego seguramente serían incapaces de soportar la carga de tanto autoabastecimiento y de allí seguramente saldrá la idea de la sobreproducción y el comercio.
    Esos clanes se manejaban con la idea de que el jefe era la persona mas sabia, mas respetada y no como las manadas de animales en la que el jefe de la manada es el más fuerte.
    Conclusión fuimos nosotros mismos, nuestros ancestros que cavaron su propia tumba al volverse sedentarios, guerreros, productores de bienes para la venta, comerciantes y finalmente el peor error, haber imitado a los animales para elegir a nuestro jefe que es el mas fuerte, hoy en día nuestros jefes, nuestros gobiernos no es que necesariamente sean fuertes sinó que se apoyan en el PODER económico. Este poder necesita cada vez mas pobres para retroalimentarse de riquezas, por simple cálculo matemático, a igual cantidad de recursos, serán cada vez menos cantidad de ricos los que se lleven la torta de cada vez más pobres.
    Este sistema es insostenible justamente por eso.
    Una de las soluciones es justamente el hilo de este tema. Volverse nómada y yo particularmente me lo estoy planteando. ¿Cómo?
    Quiero salir de este sistema, comprarme una autocaravana para vivir y desplazarme, siendo autónomo en cuanto a energías (abastecimiento de agua, calefacción, luz, telecomunicaciones, etc.) Quiero poder decidir donde, como, cuando y por que estar en un lugar.
    OK, los desplazamientos, la gasolina, los visados (y su burocracia), la sanidad y algunas cosas más, necesitan de estar “conectados” con éste sistema, por eso yo no planteo la “autosuficiencia” sino una especie de híbrido como el que pretendo.
    Solo me falta encontrar un medio de subsistencia para poder iniciar esta vida…un blog? notas periodísticas?, videos?, no sé, estoy en proceso de estudio de posibilidades.
    Un abrazo fuerte de alguien que te admira.

  48. Adrian Newey:

    Nos hemos acostumbrado a ser sedentarios y a la vez no. Cuando tenemos descanso en nuestro trabajo, viajamos. Así evitamos la rutina. Creo sinceramente que bajo el sedentarismo el cerebro sufre consecuencias que no son buenas. Se acomoda viendo siempre lo mismo, y necesita estímulos, cosas nuevas. Vivimos así por costumbre y por acomodamiento, como ya he mencionado. El cerebro nos pide actividad, y por lo tanto, cambiar lo habitual por otro tipo de escenarios en los que nos sintamos de manera diferente, y además, tengamos que trabajar.
    Sufrimos contra esto un problema que es el de explotar los recursos, pero sinceramente creo que dentro de la globalización se nos escapan muchas cosas, que no son detalles, sino pilares. El dinero se creó para satisfacer necesidades, y no está cumpliendo su función. Actualmente, estamos siendo lo que no queremos ser por el dinero, y sinceramente creo que eso debería cambiar. Es algo muy difícil, porque hay cosas como la gestión de recursos que se debe mantener, pero debemos ser más anárquicos. El hombre entra en un error cuando se gobierna a sí mismo, porque crea sensaciones negativas como la superioridad, la envidia… el que gobierna quiere seguir gobernando, y a quien se le gobierna quiere gobernar él. Lo que tenemos que hacer es saber gestionar los recursos aún permitiendo ser nomada, y conocernos bien a nosotros mismos para poder, entre todos, tener una globalización correcta.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.