Autor: Eduard Punset 26 octubre 2009

Científicamente se ha demostrado que son necesarios cinco cumplidos seguidos para borrar las huellas perversas de un insulto. Los que tienen la manía de contradecir siempre al que está delante no gozan de tiempo material para paliar el efecto perverso de su ánimo contradictor.

¿Cómo podemos aplicar en la vida cotidiana los resultados de este hallazgo experimental? ¿Cómo podemos coadyuvar a que la ciencia penetre en la cultura popular? Es evidente que los experimentos efectuados sobre los méritos relativos del cumplido y de la anatema del contrario pueden ayudar a mejorar la vida en común de la pareja. O, simplemente, a sacar las conclusiones pertinentes que pongan fin a la ansiedad generada en el contexto de esa convivencia.

abuso verbal
Anuncio de la Juvenile Protective Association en una campaña para generar conciencia sobre
las profundas heridas psicológicas que deja el abuso verbal. (Fuente: Delyrarte.)

La primera conclusión que se desprende de los experimentos sobre los efectos de la contrariedad provocada por el discurso agresivo se aplica a la pareja y a todas las demás situaciones que puedan contemplarse como la vida en sociedad o la política. Antes de decirle a alguien: “Te equivocas de cabo a rabo, como siempre”, habría que pensárselo dos veces.

El efecto de la palabra desabrida es más perverso que la propia sucesión de hechos. El impacto del lenguaje es sorprendentemente duradero. Es muy fácil constatar con los niños de tres o cuatro años los efectos indelebles de aprehender una palabra por escrito, de captar su significado plasmado mediante letras. Una actitud perversa la pueden imaginar con un dibujo sencillo —de un chimpancé empujando a otro al río o de una persona soltando una piel de plátano en la baldosa que está a punto de pisar un anciano—, pero en cuanto un niño ha aprendido a escribir “perverso” le quedará grabada para siempre esa palabra. El poder de la palabra escrita en los humanos supera todo lo imaginable. No me pregunten por qué.

Tal vez la palabra escrita —se empezó a practicar hace unos tres o cuatro mil años— comportaba una dosis de compromiso que nunca tuvo la palabra hablada, aunque lo pretendía: “Te doy mi palabra”, se dice. Los acuerdos contractuales son de fiar cuando se explicitan mediante un texto escrito y es recurriendo a su constancia cuando se pueden exigir comportamientos anticipados.

Lo que estamos descubriendo —ahora que científicos como el psicólogo Richard Wiseman se adentran en ello— es lo que le pasa a la gente por dentro cuando se comporta de una manera determinada. Más de un lector se preguntará, por supuesto: “¿Es posible que durante miles de años hayamos prodigado menos cumplidos que acusaciones, sin saber que estábamos destruyendo la convivencia de una pareja o de una sociedad?”. Ahora resulta que, después de años investigando las causas de la ruptura de una pareja, el porcentaje de las que desaparecen es mucho mayor cuando uno de los miembros es extremadamente tacaño en los cumplidos, costándole horrores admitir: “¡Qué razón tienes, amor mío!”.

Que conste que los mismos experimentos están haciendo aflorar una sospecha centenaria. No sirve de nada mentir y buscar maneras alambicadas de hacer creer al otro que compartimos su criterio, estando a años luz de hacerlo. Cuando los consultores de parejas problemáticas o en vilo aconsejan mayor recato, fórmulas envolventes que disfracen la situación real o sobreentendimientos subliminales, no consiguen engañar a nadie.

Siendo eso así, resulta inevitable preguntarse por los efectos sociales de que la mitad de la población esté siempre imputando al resto razones infundadas, taimadas, perversas, interesadas para explicar su comportamiento. Será muy difícil no sacar la conclusión de que esas palabras calan hondo en la mente colectiva y acaban dividiendo en dos partes irreconciliables a la sociedad.



104 Respuestas to “Hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto”

  1. meneame.net:

    Eduard Punset: Hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto…

    Científicamente se ha demostrado que son necesarios cinco cumplidos seguidos para borrar las huellas perversas de un insulto. Los que tienen la manía de contradecir siempre al que está delante no gozan de tiempo material para paliar el efecto……

  2. ana:

    Gracias por todo su enorme trabajo, y qué gran verdad!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  3. Tweets that mention Blog de Eduard Punset » Blog Archive » Hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto -- Topsy.com:

    [...] This post was mentioned on Twitter by Ricardo Tavio and Araceli Pérez, Pepe Moral Moreno. Pepe Moral Moreno said: Hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto – http://www.eduardpunset.es/blog/?p=385 [...]

  4. elMestre:

    Bastante interesante, sobretodo a nivel personal. Si tiene la oportunidad y el tiempo necesarios; ¿Seria vd. capaz de poner un enlace a la parte de “Científicamente se ha demostrado”?

    Gracias por su tiempo.
    (y por su divulgación en general)

  5. emilio:

    Eduard, otro monumento para usted…además de a Wiseman claro
    Gracias

  6. Graciela:

    Mi experiencia como terapeuta de parejas confirma el daño que hacen palabras mal empleadas y reproches llenor de resentimiento. Gracias por esta visión que anima a la importancia de poner el foco en lo positivo de las personas y expresarlo abiertamente… ¡¡Bienvenidos sean los cumplidos!! Por cierto, es genial tu sencillez al escribir; aprenderé de ello.

  7. judith:

    Lo malo es que siempre haceos más caso a lo negativo que a lo positivo que nos dicen, cuando realmente debería ser al revés: ignorar lo negativo y quedarnos con lo positivo, o con las críticas que sean siempre constructivas. Las palabras pueden tener muchas connotaciones, sobre todo las negativas, y nos vuelven más pesimistas…

  8. Majo:

    Buen día! Ferran Ramon-Cortés publicó un artículo titulado “Aprenda a ser afectivo” en el semanal de El País. Nos habló de las cuentas corrientes emocionales, y vino a hacernos una equiparación parecida a la que Ud. nos ha hecho llegar. Una pena no poder poner el enlace del artículo en cuestión, si bien es fácil de encontrar en numerosos blogs.

    Besos.

  9. El valor de la palabra. | Seguros y Mediadores:

    [...] es posible que la respuesta esté en parte en el artículo de Eduard Punset: “Hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto“. Punset nos acerca los últimos avances científicos al día a día, y en esta ocasión [...]

  10. África:

    Una vez más, las culturas “primitivas” nos dan una lección. ¿Conocen el proverbio tradicional africano?: “No digas palabras hirientes, porque no se podrán olvidar”. Lo popularizaron Amadou y Mariam en una de sus canciones. Se ve que en otras partes del mundo no han estado en la inopia durante siglos como nosotr@s los occidentales…

    (¿Quieren más lecciones de humildad? Busquen en Internet el discurso del jefe Seattle o la descripción de los papalagi -los blancos- hecha por Tuiavii de Tiavea. Les harán reflexionar durante un buen rato…)

    ¡A disfrutar!

  11. Soy un yuyo » Cinco cumplidos:

    [...] Cinco cumplidos por cada insulto. Como mínimo. Tags: cinco cumplidos, efectos, El Dato Útil, insultos, psicología Lunes 26 de Octubre de 2009 a las 14:51dosdedosEl Dato ÚtilNadie opina [...]

  12. AcenTiLLo:

    Que curioso :)

  13. Mari Ramos:

    Sr. Eduard, muchas gracias por sus artículos, por sus palabras escritas y también por su oralidad, me gusta mucho escucharlo, pues siempre nos anima a acceder al conocimiento, nos ayuda a entendernos un poco más, nos alienta en nuestros desconciertos. Me encanta su humor y su entusiasmo contagioso.
    Su artículo me da la oportunidad de enviarle estas palabras, considerando también que pocas veces valoramos expresar lo bueno; parece que somos “más importantes” si sabemos dejar a nuestro interlocutor por los suelos. Me alegra que personas de tanta relevancia intelectual nos muestren la importancia, el valor que tiene manifestar lo positivo.

  14. Jose:

    Me parece una proposición magnífica, pero no la veo puesta en práctica.
    Si alguien dice algo dañino a otro, le sale de dentro, tiene de alguna forma un punto de sinceridad en ese momento.

    Si esa persona intenta aplicar la fórmula “voy a decir cinco cumplidos”, pueden pasar dos cosas, que sean sinceros o que sean mentira. Si son mentira por lo visto no va a funcionar, si son verdad, la persona tiene que tener algun grado de coprolalia porque sino no hubiera iniciado el proceso.

    Según leía el artículo me acordaba de la famosa frase “Esta bofetada que te voy a dar me va a doler más a mi que a ti”, ahora le faltarían cuatro cumplidos más ¿ no ?.

    También me acordaba de otra frase “No hay mejor palabra que la que queda por decir”, nos ahorramos 6 (1+5) proposiciones.

    En cualquier caso, lo he probado, sin desencadenante inicial y la verdad que da gusto.
    Un saludo.

  15. Monica Perez de las Heras:

    También se dice que las emociones negativas duran más tiempo que las positivas asi que no me extraña que sean necesarios varios cumplidos para resarcir un insulto. A ver si somos capaces de aprender que no merece la pena que nadie tenga el poder de quitarnos una sonrisa de la cara, y claro, tampoco nosotros deberíamos hacerlo: todo el mundo tiene derecho a sonreír y no somos nadie para borrar ese gesto del rostro de nadie. ¿Seremos capaces de “humanizarnos” de nuevo?

  16. CONSUELO:

    La sabiduría popular de los refranes lo refleja de manera muy sintética y parecida “se cazan más moscas con miel que con vinagre”

  17. INZITAN:

    Los cumplidos, halagos y demás lo que hacen es reafirmar nuestras convicciones. Pero un desacuerdo sea en forma de insulto, reproche o lo que sea, lo que hace es minar la confianza en uno mismo… y esto inevitablemente produce angustia… y la angustia inseguridad y la inseguridad…

    Es decir, mientras lo uno es un fin de via, lo otro es el comienzo de una bola de nieve. De ahí los efectos duraderos en el tiempo y lo que es peor, lo estúpido de un reproche.

    Supongo que lo que falla en un reproche, desacuerdo, etc… que a priori no tiene por que ser malo, son las formas. Y es ahí, en las formas que emplea la parte contraria (la ofensiva) la que debe dar pistas al ofendido, sobre la seguridad que tiene en si mismo (y en lo que defiende) y en consecuencia uno debe tomarlas o no en consideración.

    Ergo;

    Si estás seguro de una posición. ¿ Que sentido tiene debatirla ?. Solo, tendrá sentido, si es que no estamos seguros de nuestro posicionamiento…

  18. amraxx:

    Como ya dije en Facebook:

    Y aunque no esté científicamente demostrado, a veces hacen falta cien mil “te quiero” para resarcir un silencio inoportuno…

  19. Eduard Punset: Hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto (meneame) | BlogUniverso:

    [...] Original source : http://www.eduardpunset.es/blog/?p=385… [...]

  20. Daniel F. Carpintero:

    Gran parte de esta situación de violencia tiene su origen en la irresponsabilidad de los líderes -con sus actitudes violentas- y muchos de los medios de comunicación, que destacan los hechos violentos y negativos desde sus páginas, pantallas, etc desinformando al individuo.

    En el siguiente escalón están los padres, las parejas, etc, los receptores de esta ametralladora de violencia desde el mundo. La cuestion es ¿quién ha de dar el primer paso para el cambio, el escalón de los líderes y los medios o el de la sociedad? Juzguen ustedes.

    Un saludo.

  21. June:

    LO que más me gusta de lo último que estoy leyendo y oyendo en ciencia popular , por así decirlo , (entiendo por ello esos estudios que se ponen al alcance de la gente a través de libros o programas como el suyo ) es que suelen subrayar la importancia de lo positivo sobre lo negativo.
    Vengo de una familia químicamente destruida por las malas palabras y actitudes, y aunque yo creo que hubo amor , también existieron abusos ; nada como textos así para entender demasiadas cosas inexplicables que pueden ocasionar muertes prematuras y una viciosa tendencia a la infelicidad .
    Gracias a estas cosillas (perdón por lo de cosillas ) y a mi afán literario seguramente sabré , seguramente , transformar mi realidad .
    Porque las palabras importan mucho más de lo que creemos.
    Un beso.

  22. María Hernández:

    Es curioso como leyendo esta entrada, sin haber visto los comentarios, también se me ocurrió argumentar usando un refrán:
    “Palabra y piedra suelta no tienen vuelta”.

    La palabra perversa, mala, con intención de molestar, hace daño, claro que lo hace. Si se quiere se puede revestir como “crítica constructiva”, pero no deja de molestar.

    Si se dice “Cantas fatal, pero eres estupenda en tu trabajo, una mujer muy atractiva, excelente anfitriona y una buenísima persona”, es muy posible que ya no recuerdes que te ha dicho que cantas lastimosamente y éso que ha faltado un piropo de los cinco.

    Creo que no es tanto el mal que haga una palabra, que puede hacerlo dependiendo del grado de maldad, como la negación “rotunda” de todo lo sí haces bien o eres.
    Tal vez por éso se recomienda el refuerzo positivo en el aprendizaje de los niños. “Esto lo has hecho mal ahora pero… ¿verdad que lo sabes hacer muy bien?”

    Quizás deberíamos poner en práctica el mismo sistema entre adultos y sin que suene a peloteo, poder crear un mejor ambiente social.

  23. Hitbodedut:

    Que la palabra escrita es muy superior a la hablada demuestra que quienes empezaron a escribir sabían muy bien lo que hacían. Y una de las cosas que dejaron escritas contradice esta demostración científica: “Que el halago del prójimo te sea tan querido como tu propio halago”; demostrando como verdad científica, de rango superior a otras verdades científicas, que ambos tipos de halagos son de las cosas más absurdas que pueden darse. ¿Qué estructura psicológica tiene quien se halaga a sí mismo…? Esto es igualmente válido para el insulto (que no deja de ser otra modulación del halago) ¿Qué estructura tiene quien es capaz de insultar al prójimo…?
    Por otra parte, si la mitad de ciertas poblaciones imputan al resto razones perversas, es porque tanto a esa mitad, como a ese resto, les mueven exactamente las mismas razones; ¿alguien ha oído hablar alguna vez de alguien que no lo sea…? ¿Qué estructura psicológica puede tener alguien que asegure que no es perverso…? Examinen la vida de los mejores y más fecundos hombres, y pregúntense si un árbol del que se espera que crezca orgulloso hacia lo alto, con gran poder polinizador, puede prescindir del mal tiempo y de las tormentas: si alguna clase de odio, de obstinación, de violencia… no se cuenta entre las “circunstancias favorables” sin las cuales difícilmente es posible un gran crecimiento, ni siquiera en la virtud.

  24. subtomas:

    Eduard,

    Eres muy majete, agradable, amable, interesante y… estupendo. Te lo digo de corazón y por si alguien te ha insultado hoy (si así fuera, te pido que l@ disculpes). Se me ocurre que si alguien me insulta, le puedo responder con un cumplido (porque 5 sería demasiado chocante para la otra persona). Cuando lo haga, escribiré mi reacción y la de la otra persona aquí en el blog.

    Un beso!

  25. Ricardo:

    Haciendo un pequeño acto de reflexión,…… si te insulto,me importas. Me asalta la idea de insultar a todo el mundo. Desgraciadamente y siguiendo la regla no lo puedo hacer. Muchas de las personas que se merecen un insulto bien gordo carecen de esos cinco valores dignos de cumplido y elogio.

    ¿Has probado tú?.
    Un saludo

  26. Enric:

    Sería interesante saber el efecto que causa un insulto al que lo lanza, me da la impresión que tampoco tiene que ser nada bueno…

    Saludos.

  27. maría-iris:

    Estudiar el efecto de la palabra escrita o hablada no nos lleva directamente a recoger hechos amables.
    He conocido algunas personas dulces, con necesidades armonicas, de apariencia bondadosa, que jamás están para crear problemas con palabras disonantes. Son elegantes para compartir en la sociedad, pero no esperes encontrarlas en un problema real, ese estilo que han elegido no se lo permite. Se asustan, no lo quieren ver (el problema) y usan toda su inteligencia, con buenas palabras para evadirse, aunque el asunto sea de su rosponsabilidad.
    La ciencia, con palabras atractivas y muy inteligentemente, con maneras queriendo sorprender, está evitando por todos los medios estudiar el por qué, el ser humano, no puede hoy, o no quiere, desarrollar la capacidad de AMAR generosamente, esa actitud (otra vez no tangible) que hace disfrutar del bien a todos.
    El amor lleva integración entre la belleza y la fortaleza. La belleza nunca anula a la verdad. Con ello uno no necesita oir sólo lo bonito, con ello uno desea abrazos, que unas veces defienden y otras dan la mano.
    Y para curar el habernos ido al otro lado, lo más efectivo es dejar que nazca lo que hemos dormido, matado o anulado, la capacidad de compartir en lugar de competir, y para ello son los hechos, un buen corazón en ejercicio.

  28. Miguel Ángel Palacio:

    Soy médico anestesista. Veo todos los días niños que son quitados de los brazos de sus padres para pasarlos a quirófanos. Muchas veces hay gente humana, que trata de ser amable, que tratan de dar su mayor cariño a esos niños que estiran sus brazos hacia sus padres, llamándolos a gritos, sin entender qué les van a hacer. En muchos hospitales ya existe un protocolo de preparación de esos niños con visitas preoperatorias, con mediciación preanestésica y sobre todo dejando pasar a los padres con los niños a quirófano y dejándolos dormirse en sus brazos. Todavía hay gente que no lo entiende y dicen que los padres sufren en quirófano cuando lo que se debe pensar es que es más importante proteger al más debil y reducir el sufrimiento de los niños. Luego, durante los días siguientes, lo padres tienen que sufrir los terrores nocturnos de los niños, sus pesadillas… ¿Cuántos cumplidos necesitarían estos niños para borrar las huellas de este insulto? Quizá más de cinco.

  29. ameba:

    Habéis visto la última peli de woody allen? Si la cosa funciona” Whatever works”
    Pues me he acordado al leer este artículo, por cierto la banda sonora es genial.
    Un saludo eduard

  30. carmen:

    Yo me iba a comprar un saco de boxeo para descargarme antes de que viniera mi marido a casa por la noche y vosotros me decís que aún estaré más enfadada.Pues nada,a partir de ahora a sonreír contra el mal genio.

  31. Nieves:

    Hay veces que deberíamos pensar antes de actuar, pero los impulsos, son lo que son, impulsos.

    “Solo hay tres cosas que no vuelven haci atras: la palabra emitida, la flecha lanzada y la oportunidad perdida.”

  32. Daniel B.:

    subtomas, te agradezco el comentario por que es el mejor ejemplo, la constatación de que lo que pone el artículo funciona. Has resumido, sintetizado todo el contenido en este ocurrente comentario. Graçias =D

  33. Unas puertas cierran y otras abren | cyberSótano:

    [...] que estamos seguros que el control exhaustivo no puede traer nada bueno. Es el momento de dejar los cumplidos y pasar a la acción. Podemos contestar a la Unión Europea, llamar a la Moncloa y buscar una luz [...]

  34. Kelly:

    Realmente son métodos para intentar limpiar la conciencia de cada uno y así sentirnos mejor después de haberle hecho algo a alguién. Pero yo creo que el perdón se demuestra.

  35. Familia - » Se necesitan más halagos que insultos:

    [...] Fuente: eduardPunset.es [...]

  36. Nacho:

    Gracias Eduard,

    Es increíble como el abuso verbal puede calar hondo entre empleados y compañeros de trabajo. Cuanto más se abusa del cinismo y el sarcasmo, más difícil es eliminar el resentimiento que produce.

    Se supone que existe un código ético entre profesionales, pero no todo el mundo está dispuesto a respetarlo. Es muy difícil perdonar cuando el agresor no es consciente de ello, obligándonos a reinventar nuestro estado de ánimo a diario.

  37. RAkeitorrrrrrr.......:

    Pues a mí, que quieren que les diga…..a mí me va la marcha…..nada de “se dan abrazos gratis” ni cursiladas por el estilo….yo estoy dispuesto a que quien quiera me eche insultos, votos o lo que quiera…..eso sí: cobrando….¡cobrando…!…..que quien quiera me insulte, me agreda verbalmente, me ofenda, me humille….adelante, les animo a ello….pero eso sí por cada insulto 5 céntimos, baratito, baratito….y otra cosa: no acepto disculpas ni se devolverá el dinero por esta causa.

    RAkeitorrrrrrrr………..

  38. Emi:

    Le quiero dar las gracias por su programa, es estupendo.

    Debería ponerse a horas de máxima audiencia y en cadenas más vistas por la mayoría; creo que le serviría a mucha gente.

    A mi, éste último en concreto, me ha servido para entender por qué no encajo con cierta gente cercana.

    Muchas gracias.

  39. subtomas:

    Ahí va mi experimento prometido:

    Tengo mucha suerte de que no me insultan casi nunca. Así que he utilizado un enfado mio relacionado con mi pareja (que estaba molesta conmigo). Íbamos paseando por la calle, camino de un recinto deportivo, para ugar al ping-pong y ella hizo un comentario que me sentó mal (como un tiro) y, yo le dije en unos segundos que la quería mucho (lo decía de verdad).

    Resultado: Después de un minuto de silencio común, todo volvió a ser felicidad compartida. It couldn´t be better. (No podía ser mejor). Por si a alguien le interesa… quedamos empatados en el ping-pong.

    Conclusión 1: Repetiré lo del halago cuando me sienta mal con alguien, y seguiré jugando al ping-pong.

    Conclusión 2: Para jugar al ping-pong hacen falta dos personas.

    Un abrazo.

  40. subtomas:

    Ahí va mi experimento verídico prometido:

    Tengo mucha suerte de que no me insulten casi nunca. Así que he utilizado un enfado mio relacionado con mi pareja (que estaba molesta conmigo). Íbamos paseando por la calle, camino de un recinto deportivo, para jugar al ping-pong y ella hizo un comentario que me sentó mal (como un tiro) y, yo le dije en unos segundos que la quería mucho (lo decía de verdad).

    Resultado: Después de un minuto de silencio común, todo volvió a ser felicidad compartida. It couldn´t be better. (No podía ser mejor). Por si a alguien le interesa… quedamos empatados en el ping-pong.

    Conclusión 1: Repetiré lo del halago cuando me sienta mal con alguien.

    Conclusión 2: Para jugar al ping-pong y empatar son necesarias, al menos, dos personas. Si quieres ganar siempre, prueba a jugar solo.

    Bibliografía no utilizada pero divertida:
    Groucho y yo. Groucho Marx.
    Un abrazo.

  41. nuria:

    tiempo MATERIAL??????

  42. JC:

    Hola, Eduardo.

    En relación a tu artículo, qué difícil es llegar la punto medio, verdad!!! De lo que estoy seguro es que si practicamos y nos preocupamos por ello, haremos un mundo más justo para la mayoría y seremos más felices nosotros mismos. Sé que estoy siendo muy generalista, pero aplicando este principio a casos puntuales se pueden sacar multitud de conclusiones, al igual que hacemos leyendo tus comentarios, haciéndonos pensar en todos ellos.

    Quería incluir un mensaje para felicitarte por tu próximo clumpleaños, no sé qué días es exactamente pero recuerdo que es en breve…

    Felicidades!!!

    Un abrazo.

  43. Nieves:

    Palabras!
    No solo palabras!. Hacen falta mil hechos positivos para deshacer el hecho que rompio la convivencia, en pareja o en sociedad. Un gesto rompe otros mil.
    Pero si, hacemos pocos cumplidos, agradecemos poco lo que otros nos aportan, lo qu enos dan, incluso sin querer. Lo que aprendemos de ellos, estemos de acuerdo o no.

    Gracias mil. SAber, conocer, acaba acercandonos a la verdadera sabiduria de SER

    Un abrazo

    PD “Las siete leyes del caos”. Lo que hacemos importa. Cambia el mundo. Y eso es un gran poder

  44. Astrid:

    Sin palabras! una reverencia ante esta evaluacion del ser

  45. albert:

    yo asociaria el insulto a la falta de confianza en el projimo y por la television publica

  46. Tomas Alba:

    Segun la Biblia hacen falta siete veces y hasta setenta veces siete
    segun Jesus:

    Lucas 17:3 Mirad por vosotros mismos: Si tu hermano peca,
    repréndele; y si se arrepiente, perdónale. 4 Si siete veces al día peca contra ti,
    y siete veces al día vuelve a ti diciendo: “Me arrepiento”, perdónale.

    Mateo 18:21-22, “Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor,

    ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo:
    No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete”.

    ¿Quien tendra mas razon los cientificos o la Biblia?

  47. Desconcertado:

    ¿Todos somos capaces de entenderlo todo? De acuerdo. No hay que ofender. ¿Cómo se le dice a un alumno de secundaria que los cálculos que realizó en el examen de física no se ajustan a las convenciones? ¿Sin que se desanime, sin que se desmoralice? ¿Después de cuántos intentos? ¿Cómo Einstein me explicaría a mí alguna de sus teorías si yo no tengo su capacidad de abstracción? ¿O sí que la tengo? ¿Quizás deberíamos ser una sociedad más solidaria y aquellos con una “inteligencia superior” no deberían aprovecharse de aquellos con menos “inteligencia”? ¿Acaso esto es inevitable? ¿Acaso no sucede? ¿Es solo un impresión? ¿No debería decirlo?

    Aparentemente ante las mismas circunstancias hay gente que ve lo que otros no ven, hay gente que siente lo que otros no sienten. ¿Acaso uno no debe expresar lo que ve, lo que siente? ¿Si esas visiones o emociones no se corresponden con las del otro está contradiciéndolo, se está gestando un conflicto? Para mí es una evidencia que hay gente que niega evidencias. ¿Qué hacer ante el autoengaño, consciente o inconsciente?
    Podría estar así todo el día. Por favor. ¿Alguién podría aportar algo de luz a mi desconcierto? Muchas gracias.

    Sr. Punset, ud. siempre metiendo el dedo en la llaga. Como debe ser. Gracias.

    Un Saludo a todos!

  48. mucha:

    Fascinante tu blog

    …me gustaron tus letras corren y vuelan formando palabras bellas…
    Vuelvo no me espero vengo volando

  49. Bonito proverbio:

    “Se necesitan dos años para aprender a hablar y setenta para aprender a callar”

    Ahí queda eso, maj@s

  50. FERNANDO PLAZA RUIZ:

    Vivir en si es un conflicto, pero nos enredamos en intentar comprender los comportamientos de los demas y en como solucionar sus errores, alejandonos de lo verdaderamente importante que es el sentirse vivo, sentirse que no estamos solos que podemos hablar con gente que nunca vimos y a la vez disfrutamos de sus puntos de vista y congeturas. estos blogs son como obras de arte, cada uno ve y siente cosas que otros no pueden apreciar, pero a ninguno le deja impasible. algo nos hace cambiar al leer las verdades de otras personas.

    Gracias a todos.
    Un saludo

  51. David:

    En primer lugar darte las gracias Eduard por ser, o al menos yo pensar que eres tan buena persona. El mundo necesita de gente como tú, de la sabiduría de aquellos que ponen sus conocimientos vividos al alcance de los demás, y dónde detrás de cada palabra, queda el legado de querer ayudar a mejorar las cosas por medio del entendimiento y el diálogo, y no por la fuerza bruta que nos lleva inexorablemente al exterminio. ¿Cómo es posible que las personas que representan a millones de individudos carezcan o al menos no dejen ver atisbo alguno de humanidad? Esos individuos no deberían de representar a la raza humana. Sí, si aún caso grandes humanistas, pensadores que piensan ofrezcan soluciones reales fuera de toda máscara. Magnifico es éste artículo que regalas y te regalas a tí mismo. Porque quién da desinteresadamente, también se da a sí mismo.

  52. B d C:

    Pues nada, aprovechamos cualquier cosa para hacernos las víctimas. Yo espero pues 5 cumplidos por un lado y 55 disculpas por otro.

  53. Enlaces Recomendados de la Semana:

    [...] Hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto: “Científicamente se ha demostrado que son necesarios cinco cumplidos seguidos para borrar las huellas perversas de un insulto. Los que tienen la manía de contradecir siempre al que está delante no gozan de tiempo material para paliar el efecto perverso de su ánimo contradictor.” Otro excelente texto de Punset.¿Qué cola va más rápido en el supermercado?: Por experiencia, la respuesta para mi es muy clara: aquella en lo que no estoy yo. Pero aquellos que se dan maña en los números no están de acuerdo, y es que probablemente ni me conozcan. Dicen que hay que ir a las colas con poca gente y muchos productos, que en lo que más se tarda es en pagar, no en pasar productos por el lector. [...]

  54. Miguel Ayensa Mazo:

    Estimado Sr. Punset,

    El paro me devuelve el tiempo necesario para poder reflexionar lo suficiente como para poder realizar preguntas es su blog (normalmente leo sus entradas y los comentarios que quedan en su web).

    Me pregunto si este protocolo de cinco cumplidos seguidos en el tiempo a un sólo improperio se cumple cuando los insultos se realizan a la masa, esa masa en la que el individuo pierde gran parte de su esencia.

    Usted escribió una entrada en la que apuntaba a que el peor de los temores de una persona podría ser pertenecer a una gran masa de gente a la que “no le ocurre nada”, refiriéndose al poder de la minoría y con atisbos de análisis de lo que sería una discriminación positiva.

    Puedo decirle que en estos momentos me encuentro en una mayoría, la de los desempleados que roza o supera (depende de las fuentes) el 20% de la población activa. Somos una gran masa a la que le ocurre de todo actualmente.

    Me siento insultado por los políticos y sus corruptelas (tenía usted razón en su balance acerca de la excesiva cantidad de mediadores políticos contra el centralismo previo a la transición), por la sociedad (el <> da la espalda a la gran masa de afectados) y por mi propio espíritu que no me lleva a manifestarme de otra manera.

    Frente a los insultos varios (corruptelas, despilfarros, ceguera, reaccionalismo, cinismo empresarial, etc.) que sufrimos constatemente, impotentes en nuestra condición de desempleados, qué número y de qué manera nos debería piropear el estado o la sociedad?

    Muchas gracias por su atención. Un saludo.

  55. shivani:

    En Venezuela tenemos a un presidente que es especialmente generoso prodigando lenguetazos ponzoñosos con toda clase de insultos y descalificaciones públicas a quienes disienten de su posición y acciones. El rey Juan Carlos ha sido el único líder con la valentía de mandarlo a callar directa y públicamente, pero aquí, en mi país, no hay quien lo calle, él tiene todo el poder de las armas, cada día más y más medios de comunicación, petrodólares y las instituciones en sus manos. Se pierde de vista la cantidad de cumplidos honestos y sentidos que nos debe nuestro presidente para enmendar el profundoo daño causado a un país entero…

  56. María-iris:

    Para ese niño que llora, para esa cara asustada:
    Presencia de alguien al lado. Calor, roce, palabras tiernas, una mano que acaricia, un abrazo, pero sobre todo familia.
    Los pilares de la tierra.

  57. brizuelaledesma:

    esta divulgación otorga un espacio necesario para la reflexión, son detalles que uno debe tener en cuenta en su cotidianidad.
    muy interesante.

  58. David v:

    Quiero resaltar la imagen elegida para ilustrar el texto. ¡CUÁNTAS PALABRAS DE ANGUSTIA HEMOS HEREDADO! Y no me refiero ya a la adopción de amables discursos de división (el peligro de la izquierda, de la derecha, de los extraños, de los herejes, de los otros…). ¿Cuál es el antídoto para el odio elegante, para el miedo sistematizado?

    No se me ocurre nadie más atormentado por palabras que le vienen como bofetadas bien o mal intencionadas. Un niño. ¡Lo haces mal! Y el niño tal vez piense… “soy la oveja negra de la familia”. ¡Lo haces bien! Y el niño tal vez piense… “soy el rey de la casa” En ese vaivén de miedos, ilusiones y rencores, la moderación que exigimos a los adultos parece fruto más bien de un milagro.

    Soy testigo diario de la tensión social constante que vive un niño, sobre todo entre sus iguales. No hay ser humano más cruel, más egoísta, más aterrado ante “lo distinto” que el niño. ¡Cuántas veces sus juegos terminan en violencia! No sé quién imaginó el idilio infantil de una infancia dichosa. Bueno sí, quien añora la inexistencia del otro.

    ¿Somos los adultos mejores que los niños? ¿Cuántos hemos dejado atrás nuestros miedos, nuestros rencores, nuestras ilusiones vanas? Si por cada palabra dañina hemos de encontrar cinco constructivas ¿Quién de veras ha encontrado las palabras suficientes para suplir veinte o treinta años de egoísmo? ¡HEMOS DE INVESTIGAR! Ya los antiguos maestros encontraron palabras sabias. Es todo un acto de irresponsabilidad no ir a buscarlas.

  59. calma:

    Hay veces que ni con mil disculpas se puede paliar el daño que provoca tal vez ya no una palabra o frase, un sólo gesto.
    Estupendo blog, no tengo facebook ni pienso tenerlo, por eso no me puedo hacer admiradora, pero si te admiro… conste.
    Saludos

  60. maría:

    ¿Qué es un insulto? ¿Da lo mismo de quien venga? Punset ha enfocado rápido el tema hacia las relaciones de pareja. Sin embargo en los comentarios se generaliza. No es lo mismo que te insulten personas que en teoría te quieren a que lo hagan desconocidos. En este último caso una palabra amable incluso puede aumentar la ira del agresor. Ejemplo: cuando hacen una pirula con el coche a alguien (que es una forma de insulto) o directamente insultan porque creen que la calle es suya, la respuesta en forma de insulto no parece que les afecte lo más mínimo, es más ves que a muchos parece que les hace gracia. No digo que esto sea lo normal. Lo normal es que se disculpen con un gesto y no pasa nada. Puede parecer que estoy todo el día al volante pero nada más lejos de la realidad. Y hace meses que ni siquiera me pitan. Pero una vez que se me pasó un paso de cebra un señor mayor me gritó p…, y en ese momento a ver quién le haría un cumplido ó 5 nada menos.

  61. Benito:

    Lo que sigue,no está científicamente demostrado, pero convence y funciona:
    “NO HAGAS A OTRO, LO QUE NO QUIERES QUE TE HAGAN A TI”.
    “TRATA A LOS DEMÁS, COMO QUIERES QUE ELLOS TE TRATEN”

  62. Al:

    No llego a comprender cómo es que a la conciencia evolucionista le cuesta tanto aceptar que las lentas pero inexorables actualizaciones evolutivas en las que se reafirma son también y consecuentemente servidoras del mismo principio amamantador en la realidad que contempla. La evolución, pues, debería asumirse sabia tanto para lo bueno como para lo malo, tanto en lo que nos gusta como en lo que nos disgusta, tanto en lo que modifica como en lo que resulta.

    De considerarlo así no se extrañaría entonces de que la participación en desigualdad de las genéticas y sus inteligencias, dentro de un sistema depredador repleto de zancadillas, trampas, zarpas y fauces adquiridas para la subsistencia, fomente tanto el desasosiego físico y la ansiedad mental, por las diferencias entre los individuos en competencia.

    Es, convencido estoy, una bendición para la supervivencia ajena que cualquier cerebro se dé a conocer cuanto antes, a través de la escritura o de la boca y su lengua, con expresiones hirientes, insultos o de cualquier otra infame manera, ya que no veo mejor forma de descubrir quién es y qué piensa para poderlo rehuir a tiempo, sin más daños ni penas. El gran problema actual, en mi opinión, es justo el contrario: que algunos cerebros hayan evolucionado tanto que han aprendido a engañar, mofarse o insultar a otros en silencio mientras ejecutan lo que proyectan.

    Por lo que opino que los esfuerzos de la ciencia deben dirigirse más allá de la psique, alma o conciencia, hasta encontrar y dominar el lugar previo al pensamiento, interviniendo allí, y diseñando un mecanismo semafórico obligatorio para la frente en la cabeza, que identifique y nos advierta de las intenciones que albergan los cerebros de todos aquellos que nos rodearán y nos rodean.

    Saludos muchos.

  63. JV:

    De aquí se desprende un propósito práctico, fácilmente medible y constatable por todos nosotros: para equilibrar, tendríamos que emitir al día, al menos, cinco veces más palabras de aliento que imprecaciones desabridas.
    Los que nos dedicamos a la enseñanza deberíamos comprometernos claramente en esta lucha que propone Eduard.
    Creo que algo así se decía ya en el libro bíblico de la Sabiduría: “la palabra dulce refrena la ira, la palabra amarga enciende la cólera”.
    En el mundillo de la enseñanza (desde primaria a la universidad) hay un truco fácil que intento emplear seimpre: empezar más veces las respuestas por “sí, aunque…” o “sí, en cierto modo…” en lugar de por un cortante “no, eso es una estupidez”.
    Puedes formular exactamente la misma respuesta en ambos casos, pero ¡cómo cambia el efecto sobre el ánimo (y la dignidad) del interlocutor!

  64. Gerardo Pola Palomares:

    ¡No es verdad que algunos elogios hagan olvidar un insulto!, su huella siempre quedara perenne.

    Dicho popular: se perdona, pero no se olvida.

    Es preferible la crítica de un enemigo, que la alabanza de un amigo.

    Con los argumentos de nuestro opositor, podemos enmendar nuestras actuaciones.

    Con las lisonjas de nuestros aliados, seguiremos cometiendo los mismos actos.

    Si no consigo lo que pretendo, con mis argucias, te insulto, te ridiculizo, te ofendo…….

    Si me he propasado, con mis insultos, lo enmendó con halagos.

    Cada individuo actúa según su interés y cada uno de nosotros da los argumentos que sean precisos, para conseguir lo que quiere, solo un grupo minoritario de personas actúan por el bien común o por el interés general.

  65. maría-iris:

    Se construye o se destruye en la sociedad o en la pareja muchisimo más por los HECHOS.
    Las palabras bonitas, sientan muy bien, dan un descanso. No usar malos modales puede ser la oportunidad que te lleve a que el otro no se vaya, a que no se enfade, a que no se sienta triste por unos momentos, pero no son la solución a esos periodos de deterorio producidos por la falta de tiempo que padecen hoy las personas para pararse, para responder a esas palabras bonitas con empatia.
    La apariencia en estos tiempos busca lo bonito y perfecto, de ahí el culto al cuerpo escultura y a lo que no desarmoniza. Palabras bellas para el oido no son siempre cura para el alma.
    Y la contradicción aparece pidiendo encuentro a la realidad, la que nunca se ve con la primera mirada en quien se evade. “Hay mucho sufrimiento hoy en la vida” porque hay mucha desorientación.
    Los niños son inocentes, ellos si que merecen el mismo trato que nos dan.
    En ellos no hay maldad y si confianza, ellos deben tener y recibir lo que emanan, cariño y acogida.

  66. Acm:

    Por cierto, hoy me he dado cuenta de que la personita pequeña, a quien pedí ayer que dejara las teclas quietas mientras yo regresaba de donde fui, me cambió el nick y la contraseña.

    Disculpas y saludos muchos.

  67. Acm:

    No llego a comprender cómo es que a la conciencia evolucionista le cuesta tanto aceptar que las lentas pero inexorables actualizaciones evolutivas en las que se reafirma son también y consecuentemente servidoras del mismo principio amamantador de la realidad que contempla. La evolución, pues, debería asumirse sabia tanto para lo bueno como para lo malo, tanto en lo que nos gusta como en lo que nos disgusta, tanto en lo que modifica como en lo que resulta.

    De considerarlo así no se extrañaría entonces de que la participación en desigualdad de las genéticas y sus inteligencias, dentro de un sistema depredador repleto de zancadillas, trampas, zarpas y fauces adquiridas para la subsistencia, fomente tanto el desasosiego físico y la ansiedad mental, por las diferencias entre los individuos en competencia.

    Es, convencido estoy, una bendición para la supervivencia ajena que cualquier cerebro se dé a conocer cuanto antes a través de la escritura o de la boca y su lengua con expresiones hirientes, insultos o de cualquier otra infame manera, ya que no veo mejor forma de descubrir quién es y qué piensa para poderlo rehuir a tiempo, sin más daños ni penas. El gran problema actual, en mi opinión, es justo el contrario: que algunos cerebros hayan evolucionado tanto que han aprendido a engañar, mofarse o insultar a otros en silencio mientras ejecutan lo que proyectan.

    Por lo que opino que los esfuerzos de la ciencia deben dirigirse más allá de la psique, alma o conciencia, hasta encontrar y dominar el lugar previo al pensamiento, interviniendo allí, y diseñando un mecanismo semafórico obligatorio para la frente en la cabeza, que identifique y nos advierta de las intenciones que albergan los cerebros de todos aquellos que nos rodearán y nos rodean.

    Saludos muchos.

  68. gines:

    hola, yo pienso que hay varias clases de insultos, y por tanto unos equivalen a un precio y otros a otro. Por otro lado todas las personas no tienen ni el mismo cerebro ni la misma constitución neurologica, me imagino que se tratara de una media, donde se incluye a los más dóciles. En cuanto a la palabra escrita, el insulto más grande metafóricamente que se ha llevado “fuego en la biblioteca de Alejandría” podría haberle costado a la humanidad su desaparición, el futuro lo dirá. Según he oido a Amenabar, si no la hibiesen quemado a estas alturas ya tendríamos colonias en Marte. No es que me haga mucha ilusión tener colonias en Marte, preferiría que se abriesen los copyrights a la gente de todas partes del mundo para que pudiesen fabricar sus propias cañerías y sistemas de riego etc.. y que no tuviesen que vivir eternamente en la pobreza debido a la corrupcion que presupone que los valores económicos están por encima de los valores humanos

  69. pablo:

    No soy mucho de proverbios ni frases hechas, pero hay una que dice algo así: ” no hiere quien quiere, sino quien puede” de esa frase y el contenido de la entrada podriamos deducir que, efectivamente, la persona que insulta juega un papel importantisimo en la respuesta anímica del receptor, en el ejemplo de la relación de pareja está claro, pero, conlleva el mismo resultado entre dos personas que no se conocen o que no mantienen una relación muy allegada? yo creo que ese daño producido por el insulto conlleva una concepción del insulto y de quien viene dirigido, lo que nos da el resultado de nuestra respuesta, muy negativa en el caso de tener lazos muy estrechos con la persona que nos insulta. Mi pregunta, partiendo de que para herirte considerablemente hace falta que la persona que hiere sea allegada, es: ¿ realmente son los 5 cumplidos los únicos que arreglan la solución, o influyen tambien otros factores como: proximidad, predisposición, sentimientos etc?

    Gracias señor Punset por seguir con esta gran labor.

  70. mati dice::

    En momentos de euforia en el que no controlas ese desaire, cenismo, e insulto, es muy dificil pensar in situ los efectos colaterales que puede producir, nos dejamos llevar por nuestros instituto irracional. Ahora bien a esa persona que lo has bombardeo, ya sea tú marido,amigo, o compañero, para corregir lo que has hecho depende del potencial de timidez, rencor que tengas, a más dificultad de expresión ,menos probabilidades tienes de dar 5 cumplidos.

    Enhorabuena por este reportaje,a partir de ahora tengo que hacer lo posible para que mi hipocampo se eslastice. si es cierto que si ejercita el cerebro ya sea estudiando una carrera, cucigramas, leer,leer mucho, practicar música, ir al gimnasio todo ello con regularidad,hace que nuestro cerebro no se obstruya. Un beso cariñoso Sr. Punset

  71. kokoro (corazon):

    Primero que todo gracias Dr. Punset por ayudar a expandirnos y aportar un poco de luz.
    Y gracias a todos ustedes la inteligencia emocional es algo que se va desarrollando y aprendiendo, gracias por compartirla.
    Es cierto que se hace muy dificil perdonar un insulto, deberiamos enseñar a los niños, a las nuevas generaciones cosas tan elementales y sencillas como estas, lograr que se impartiera en las escuelas, y que su aprendizaje fuese tan obligatorio como adquirir otros conocimientos. Aprender a dar a los demas lo que nos gustaria que nos fuera dada, amor, sinceridad y tambien ejercitar nuestra capacidad de perdon, flexibilidad y tolerancia.

    Nuevamente gracias a todos se encuentra verdadera sabiduria por aqui.

    Besos

  72. Rosa:

    Eduard:

    ¿Cuántos insultos son necesarios para resarcir un buén “ piropo”? ….
    Porque para mí ,un insulto vale lo mismo (…y hasta un poque menos), que una palabra entrañable, sea escrita o leida, y muchísimo menos que un acto , porque si pienso que un insulto vale tanto como x palabras , estaría dándole más valor a una vulgaridad que a un gesto de amor auténtico. Y personalmente creo que no lo tiene.
    También creo que alguien que ha nacido y se ha criado entre insultos, a la larga no sufrirá lo mismo por un insulto que alguien que se crió en un medio más equilibrado (más fraternal) .
    Insulto es ego, es yo soy más fuerte que tú, pero también es vete y déjame en paz. y miedo, “espiritrompa”, era el insulto del niño en “La lengua de las mariposas”, e ignorancia, para mí es más importante poder ver lo que hay detrás de ese insulto. … y luego está el que insulta porque sí….eso ni me lo miro,
    Y también creo que, por otro lado, los dos son responsables, tanto la víctima como el verdugo, de alguna manera, los dos han creado esa situación .
    Hay un libro , que me gustó mucho de Vazquez Figueroa que se titula “Todos somos culpables” , donde queda claro desde la primera linea, que todos por activo o por pasivo somos (ó deberíamos) ser responsables de lo que ocurre a nuestro alrededor .
    Tengo entendido que la agresividad (acometer, embestir, desestructurar, incorporar) es distinto a hostilidad ( enemigo, adversario, destrucción). Toda la hostilidad es agresión, pero ,no toda agresión es hostil.
    Lo peor de lo más malo veo yo que son las guerras, la desnutrición que sufren los hijos de la tierra, ¿Por qué no se acaban ya! , pero ya!!!!
    ¿hay suficientes palabras para resarcir tanto humanicidio?
    Un entrañable abrazo.

  73. Redes : mejora tu vida con la ciencia « El blog del Área I:

    [...] este articulo del blog de eduardo punset se comenta en profundidad una de las afirmaciones del programa, que [...]

  74. Rosa Diaz:

    Pero habría que considerar otra cosa y es que lo importante no son las palabras sino lo que hay detrás de las palabras, la intención que subyace detras de las palabras. Lenguajes diferentes corresponden a intereses diferentes. y como no entiendo la relación entre las personas como una lucha por el poder, podriamos considerar que la palabra interés se refiere a dónde enfocamos nuestra atención

  75. Rosa Diaz:

    Agradezco su programa que nos ayuda a salir de la jaula que supone nuestra vision limitada y nos anima a buscar y ayuda a encontrar otras formas de ver

  76. Ma. Catalina r de Gutiérrez:

    Felicitaciones desde Bogotá Colombia por tan importante Blog. Sólo me pregunto: Cuántos cumplidos necesitará recibir nuestro primer mandatario Alvaro Uribe, con la serie de insultos que recibe a diario del señor Presidente de Venzuela, Hugo Chávez?. No quiero ni pensar.

  77. Raúl Ricardo Amaya (raulricardo21) 's status on Wednesday, 11-Nov-09 01:40:27 UTC - Identi.ca:

    [...] http://www.eduardpunset.es/1065/general/hacen-falta-cinco-cumplidos-para-resarcir-un-insulto a few seconds ago from Gwibber [...]

  78. Brian Rodríguez:

    Me pregunto da igual los cumplidos y cómo se digan.
    ¿Qué hay del contacto físico de la caricia o el abrazo? ¿sólo serviría la palabra?

  79. Carlos:

    Cuando se trata de insultos, me recuerda al Rey de España que le dijo al presidente Chaves de Venezuela: Callate en la reunion de presidentes en Chile hace ya varios años. Fue necesario más de 5 cumplidos para que retornada la calma en las relaciones diplomaticas entre los dos países.

  80. Richard Wiseman, creatividad, y por qué hacemos lo que hacemos | Ajedrez Escolar:

    [...] malo de una persona? Bueno, las investigaciones a este respecto han revelado algo muy interesante: ¡hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto! Por cumplidos entendemos buenas palabras, reconocimiento positivo de una acción, halagos, etc. [...]

  81. Alberto Real:

    Sé que me arriesgo a que modere este comentario censurándome. Pero no puedo dejar de opinar lo que opino. Le guste o no le guste.
    Este artículo está hablando de condescendencia; incluso de “peloteo”.
    Cuando se quiere a alguien se le quiere mediante los hechos y los actos.
    ¿De que sirven las palabras?
    ¿Ha observado la parcialidad de las parejas cuando una de las partes tiene un problema con una persona común a los dos?
    Si la pareja quiere continuar con su “pareja”, me a igual la parte afectada u ofendida, debe apoyar, antes que la razón, a la parte afectiva implicada.
    Estoy escribiendo sobre “apoyo incondicional”.
    ¡Eso no es amor!
    Eso es interés.
    ¿De donde ha sacado el significado de la palabra amor?
    Se esfuerza, en sus argumentos en el artículo, en demostrar la importancia del cumplido.
    Con franqueza, esa que me llevará a la tumba, tengo que decirle que el cumplido es bueno cuando es sincero pero poco abundante.
    Otra cosa es el cumplido para el sexo femenino. Eso es otro cantar. Quizás por eso haya tal cantidad de “mal entendidos”y fracasos en las parejas. Porque cuando se halaga a una mujer se suele mentir mucho para conseguir lo que el macho necesita.
    Ahí, Ahí si me callo.
    Un saludo.

  82. Hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto « PAPANATISMO ESFÉRICO:

    [...] Artículo publicado por Eduard Punset en http://www.eduardpunset.es/1065/general/hacen-falta-cinco-cumplidos-para-resarcir-un-insulto [...]

  83. David Herrero:

    Es fantástico lo que usted cuenta, Eduard. Pero lo sería aún más si nos proporcionara acceso al estudio, o estudios, de que se sirve para traernos tal conclusión. La cual, dicho sea de paso, no pongo en duda, de hecho, me pregunto si no serán más de cinco los cumplidos necesarios para resarcir un insulto cuando éste proviene de una persona significativa, y más aún cuando éste es emitido ante más personas en público.

    En mi humilde blog reflexiono al respecto, sobre todo, relacionando lo que usted dice con la educación formal.

    Gracias por su labor, y siga así de interesante, por favor.

    Un cordial saludo.

  84. Hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto « Mendaron guraso izatea:

    [...] 2009/12/10 de Miren Vives Hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto [...]

  85. Meritxell:

    Los halagos debilitan.
    Además no ofende quien quiere, sino quien puede.

  86. José Luis:

    Me gustaría compar el libro del que se basó la entrevista de aquel programa. ¿Cómo se llama el libro? Gracias

  87. Rafael Raya:

    Muchas gracias por vuestro programa. Disfruto y aprendo muchísimo cada día.

  88. Olga:

    Su programa me parece interesante ya que hace pensar pero, como católica me siento insultada y, la verdad es que no se si puedo esperar los 5 cumplidos por su parte. En su último programa dejaba claro que era de “tontos” creer en Dios, que pena que se use la ciencia para estos fines. Mi marido es físico y yo soy bióloga, ambos somos católicos prácticantes y no tenemos ningúna dificultad para creer en la creacción científica del universo y en Dios. Hechamos de menos que en su programa participara un cosmólogo del Vaticano. Me parece muy bien que se divulge la ciencia pero no que se use para comer el coco a la gente y hacerle el juego al gobierno. Creo que su programa podría mejorar mucho si fuera más imparcial. Ánimo con su trabajo.

  89. De Colores y Palabras » Lo que duelen las palabras:

    [...] interesante el texto que publicaba en su blog el divulgador científico Eduard Punset el 26 octubre de 2009.  Os recomiendo leerlo; su lectura [...]

  90. Hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto – Eduardo Punset « El último Blog sobre La Tierra:

    [...] http://www.eduardpunset.es/1065/general/hacen-falta-cinco-cumplidos-para-resarcir-un-insulto [...]

  91. martuki:

    Una vez encotré a Punset en Barajas, casi le amputo el píe con mi maleta pero el sonrió me disculpó y siguió su camino sin inmutarse. Para mi es uno de los pocos héroes del día a día que me quedan. A pesar de no estar siempre conforme con todo, su tarea de divulgación científica y de rigurosidad es encomiable, un ejemplo de manera de vivir en si mismo. La pena es que no se traduzcan muchos libros en inglés que recomienda.

  92. Nice Words | Guarever: Doctorado en Filosofía de retrete...:

    [...] Y no lo digo yo sólo, lo dice Eduard Punset, grande entre los grandes. Según Mr. Punset, hacen falta 5 cumplidos o palabras amables, cariñosas, agradables, para contrarrestar el efecto de un único insulto. [...]

  93. PÉS ESPIDOS:

    [...] Balas de prata que non matan ao lobishome nin a Hyde, nin a Drácula… Directas ao meu peito. É que niguén pode matalos. Ninguén. Son miope, non o esquezades e teño mellor oído ca vista. [...]

  94. Hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto – REDES | NI AMO NI ESCLAVO:

    [...] http://www.eduardpunset.es/1065/general/hacen-falta-cinco-cumplidos-para-resarcir-un-insulto Esta entrada fue publicada en Eduardo Punset, Educación, Inteligencia Emocional, Inteligencia social. Guarda el enlace permanente. ← Redes 50: Meditación y aprendizaje [...]

  95. No puedo vivir sin mí | El Diario de Rocío:

    [...] Eduardo Punset en su blog que, “Hacen falta cinco cumplidos para resarcir un insulto” y que está científicamente comprobado, ¿será verdad? dímelo [...]

  96. El Poder de las Palabras | Felicidad en Post:

    [...] cuando reaccionamos de forma alterada  y no medimos lo que decimos y la brusquedad de las mismas. Eduard Punset nos comenta que hacen falta cinco cumplidos para resarcir un [...]

  97. maria Dolores:

    Sr.Punset : Este articulo esta escrito en el 2009 y yo seguramente no le conocería o no tendría internet ,no se,Pero lo que si le digo es que a lo largo de los años que llevo casada,yo no se lo que es un cumplido,pero s se lo que son palabras mal sonantes y gritos,yo no se si es que ya estoy acostumbrada con los años pero a veces quisiera desaparecer,los demas no lo notan pues tengo un carácter mas bien simpática,mi Marido siempre está con la escopeta cargada,no puedo hacer ni un comentario pues no se como reacionara.
    Un saludo Punset

  98. Aurora:

    Eduard, yo creo que más que poder aplicar esta propuesta a los adultos, se refiere más bien a los niños.
    Estudios realizados en USA han demostrado que los niños de 4 años escuchan, como media, 1 elogio y 9 reprimendas cada 24 horas.
    (Este resultado se obtuvo por medio de micrograbadoras colocadas en los oídos de cientos de niños mientras duró la investigación).
    Se descubrió también que para que una reprimenda se anule o se neutralice en el cerebro de una persona son necesarias al menos 7 elogios.
    Y se calculó que un niño hasta los 8 años de edad escucha alrededor de 100.000 “noes”.
    Asimismo, debemos resaltar la importancia de los juicios que lanzamos a los niños: “eres malo”, “ya no te quiero”, etc. Estos juicios de los padres, aunque no lo creamos, obligan a los niños a reprimir y bloquear sus emociones y, además, les hace sentirse culpables por no ser aceptados por sus padres. Pierden la autoestima y se sienten malos, sin derecho al amor y a la aceptación.

    Con respecto a los adultos, si una persona cercana familiarmente, o compañera de trabajo, se permite el atrevimiento de insultar, por mucho que a continuación te dore la píldora con 5 palabras positivas, no va a resarcir el daño cometido anteriormente. Aunque se perdone, es difícil volver a confiar en dicha persona.

  99. El poder de la palabra NO | Querer Todo:

    [...] que son necesarios 5 reconocimientos positivos para eliminar 1 negativo (mas información). Desde niños estemos recibiendo comunicación negativa “no lo hagas, eso esta mal, eres [...]

  100. Empatízate, tío | Llevas el culito al aire:

    [...] vivimos en sociedad. Medir las palabras es casi una regla de supervivencia. Está demostrado científicamente que son necesarios cinco cumplidos molones seguidos para borrar la huella perversa de un insulto. [...]

  101. De Alicante:

    Bueno u otra solución muy sencilla para resarcir el insulto, pedir disculpas a la otra persona ofendida o herida por el mismo insulto y la próxima vez no volver más a insultar a la misma persona o al resto de la gente. A veces la continencia de toda la sociedad puede ser esencial.

  102. pili:

    me gustaría saber que decirle a mi marido determinada cosa que pienso sobre algo dice que hay cosas que son suyas y que yo me meta porque no lo entiendo; ejem: el quiere poner el coche en una cochera que se encuentra a 1/2hora y yo le he dicho que estaba demasiado lejos ,el se pone a chillar y me dice que siempre le contradigo cuando lo único que hago es decir lo que pienso. Espero que me ayude. atentamente pili.

  103. pili:

    he querido decir que el dice que yo en la cocina y el en sus cosas.

  104. Psicólogos Barcelona:

    Muy interesante esta estadística, ¿Tenéis algún link con más información de este estudio?

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.