Autor: Eduard Punset 6 octubre 2009

En las universidades de Yale, Princeton y Harvard neurólgos y psicólogos como John A Bargh están descubriendo una concepción nueva del inconsciente que otorga a las corazonadas un poder hasta ahora insospechado.

Vayamos por partes, porque me dan ganas de pedirle a mis lectores que se pongan el cinturón de seguridad no porque vayamos camino de ninguna catástrofe, sino porque la idea de las razones que asoman tras las decisiones que tomamos cambiará de forma radical y, por lo tanto, las razones de su propia vida.

Resulta que la gente se equivoca casi siempre sobre las causas de su conducta. Hasta hace muy poco tiempo, estábamos convencidos de que cuando se trataba de un problema sencillo, como andar por casa o cerrar los párpados si nos deslumbraba la luz del sol, el inconsciente se encargaba de solventar el problema. Por poco que se complicaran las cosas -como a la hora de decidir si me caso o no me caso, si salgo de viaje o cambio de trabajo- recurríamos a la conciencia para que, utilizando la razón, resolviera el problema. Varios experimentos en las Facultades que mencionaba antes han demostrado que esto es, lisa y llanamente falso.

Es cierto que en la última década ya habíamos descubierto, aunque no lo aceptara casi nadie, que las corazonadas o -por llamarlas por su nombre científico-, las intuiciones o el subconsciente eran una fuente tan válida del conocimiento como la razón.

Ahora bien, el tema de las corazonadas ha ido mucho más lejos. Lo que están demostrando los últimos experimentos efectuados es que el nuevo concepto de inconsciente implica que la conducta de una persona puede ser el resultado de algo que ha ocurrido en el entorno sin necesidad de un acto consciente por su parte, ni de que se entere de lo que está ocurriendo. El inconsciente por su cuenta es responsable no solo de la mayoría de las decisiones que tomamos, sino incluidas las de mucha importancia por la sofisticación o complejidad de los procesos cognitivos implicados. Más de un lector me preguntará: ¿y entonces para que sirve la conciencia?

La pregunta es fabulosa porque así es la respuesta que están aduciendo los científicos. La conciencia sirve, ni más ni menos, que para aprender a distinguir el pasado del presente y el futuro del pasado. Cuando descubrí esto por primera vez me dije que estaba en consonancia con lo que yo había intuido con el comportamiento de mis nietas: hasta que no alcanzaban los cinco o seis años no tenían una idea clara de lo que era el pasado ni el futuro. Ahora resulta que la conciencia es un fenómeno tardío que, cuando aparece, nos permite conseguir una de las cosas más difíciles para los humanos, situarnos en el tiempo.

Lo increíble es no haber descubierto hasta estos días que pasa lo mismo evolutivamente. Los humanos no tuvieron conciencia durante muchísimo tiempo. Es un instrumento refinado que no sirve para lo que creíamos, pero que solo surge a partir de un nivel de sabiduría y capacidad cognitiva determinada.



93 Respuestas to “Corazonada”

  1. Adrián:

    Es cierto que en la última década ya habíamos descubierto, aunque no lo aceptara casi nadie, que las corazonadas o -por llamarlas por su nombre científico-, las intuiciones o el subconsciente eran una fuente tan válida del conocimiento como la razón.

    Para empezar, me gustaria razonar las diferencias entre: “intuición y subconsciente”.

    Pienso que la intuición, dentro de su conocimiento hace referencia al tiempo de un hecho que aún no ha sucedido, y que creemos por una relación de pautas (como por ejemplo 2+2=4) que sucederá. A partir de aqui nuestro cerebro relaciona la intuición a un hecho ya pasado. (ej.:el fuego quema, lo relaciona al dolor y el dolor a peligro), lo cual tu cerebro usa la memoria para relacionar estos datos. Ya no es intuición sino razonamiento.

    Y el subconsciente, esta en un lugar del cerebro eperando para actuar, sin necesidad de pasar por el raciocinio,ej.:una piedra que se acerca a gran velocidad, (tus ojos lo ven, y lo envian al subconsciente sin pasar por el cerebro que usaria la logica y esto te retrasaría lo suficiente para que la piedra te alcance).

    Lo que me lleva a creer que aunque parezca que estamos hablando de lo mismo, es algo muy diferente.

    Un saludo, me encantaria que me contestaras.

  2. maría-iris:

    Las cosas tienen un VALOR, un PESO que las MIDE y un PRECIO.
    Lo mismo ocurre con los actos y nuestro comportamiento.
    Al uso de esa TABLA yo llamaria CONCIENCIA en activo.
    El oro y la plata son referencias nobles en lo material.
    Tener nobleza y sentimientos es imprescindible en las personas de bien.

    Con la mano en el corazón aparece la lógica justa, y el momento presente no asusta a nadie. Uno usa el códogo y nadie le juzga.

  3. zencillo:

    Me imagino -podría decir intuyo- que no seré el único que ve un hilo conductor entre este post y el anterior relativo a la fiabilidad de nuestras percepciones y la propuesta que nos hacía el Sr. Punset de que quizás debieramos utilizar estrategias cognitivas diferentes.

    Respecto al inconsciente, como profano en la materia, me gusta -quizás porque se ajusta mas a lo que…intuyo- lo que me parece entender que dice el psicologo Gerd Gigerenzer. Algo así como que normalmente los procesos mentales conscientes “le pasan” al inconsciente “tareas” de forma que este realiza los procesos necesarios y devuelve al consciente el resultado, al no ser conscientes de los procesos realizado el resultado nos llega en forma de intuición.
    Es como si nuestro cerebro, al igual que los ordenadores que estamos acostumbrados a manejar, realizase procesos en segundo plano de los cuales solo afloran a nuestro consciente los resultados.

    Lo

  4. zencillo:

    (continua de mi anterior comentario, lo siento, pulsé dejar comentario sin querer)
    Lo que puede resultar también interesante, es preguntarse ¿por qué estos procesos se realizan en el inconsciente? ¿son de alguna tipología especial? ¿que mecanismos y estrategias utiliza el inconsciente para llevarlos a cabo? ¿que información baraja para resolverlos?

    Quizás se pueda hablar también de una memoria del inconsciente, donde se almacenen experiencias, conflictos y sus soluciones, emociones, fórmulas, procedimientos, percepciones, etc que en su día hayamos vivido utilizado o incluso imaginado, quizás esta memoria sea mas vasta que la memoria “consciente” y de mas rápido acceso, quizás sea esta la información -aparte de la propia del problema- que baraje nuestro inconsciente para llegar a esos resultados.

    En cuanto a los mecanismos y estrategias quizás nuestro inconsciente utilice algo similar a la heurística, con lo que estaríamos diciendo que una parte no menor de nuestra creatividad y capacidad de innovación resida en nuestro inconsciente -quizás es lo que los artistas reconocen como inspiración-. Esto tendría todavía mas sentido si las tareas delegadas al inconsciente fueran tareas complejas, con multiples variables y probablemente con información incompleta, donde nuestra capacidad consciente se vea sobrepasada. Quien no ha dicho alguna vez enfrentado a un problema y después de darle mil vueltas “¡me faltan datos!”

    Pero sobre todo, porque todo esto se produce en el inconsciente y no en el consciente, cabría preguntarse porque algo tan poderoso está relegado a un segundo plano y no somos capaces de “controlarlo” conscientemente. Quizás se trate de una cuestión meramente evolutiva, si vemos el inconsciente como sistema de estrategias heurísticas, se puede decir que sus mayores bondades son la capacidad de resolver problemas complejos con datos incompletos, de manera innovadora y creativa y muy rapidamente .
    Por otro lado nuestra capacidad de razonar y por tanto la lógica, que utilizamos en nuestro consciente, tienen una virtud que parece clara y que podriamos llamar exactitud.
    Podría ser que la capacidad de tomar una decisión de manera rápida ante un problema complejo y de una forma innovadora, en su día aportara cierta ventaja evolutiva y quizás con el tiempo la ventaja evolutiva la aportó cada vez mas la exactitud en la decisión tomada.
    Dicho de otra manera, quizás ante el ataque de un animal salvaje para nuestros antepasados lo importante era tomar la decisión de huir, atacar o esconderse de forma rapida, mas que pararse a evaluar cual de ellas era la mejor. Quizás con el tiempo, la disminucion de las situaciones estresantes en las que estaba en juego la propia supervivencia, hizo que la capacidad de tomar decisiones acertadas, de planificar , se convirtiera en ventaja y por eso los procesos racionales, mas exactos, pero mas lentos residen en el consciente y el inconsciente nos proporciona las soluciones a problemas con soluciones mas probabilisticas y que requieran respuestas mas rapidas, quizás por eso también no todas las intuiciones son verdaderas o exactas.

    ¿como pensais que podriamos utilizar el potencial de nuestro inconsciente?
    ¿Hay algún estudio que aporte datos sobre la capacidad intuitiva de individuos con mayores niveles de cortisol o por el contrario de oxitocina?

    Un saludo y perdón por el post excesivamente largo

  5. Jorge:

    Un detalle que quisiera señalar es que los “corazonadas” e “intuiciones” son más notorias y útiles cuando se tiene gran experiencia y riqueza conceptual en el entorno en que se dan.
    Un niño no tiene “corazonadas”: se lanza a lo que siente, pero se equivoca frente a lo no experimentado. En cambio, un adulto (que ya es experimentado) puede apoyarse en una corazonada frente a algo nuevo, con relativo éxito.
    La corazonada, la intuición, puede ser subconsciente pero se apoya en conocimientos conscientes, no me parece surja “porque sí”. Intuición y razón, visto así, forman parte de un juego en conjunto, y tengo la corazonada de que estas investigaciones son el principio de descubrimientos sobre este tema ^-^
    Abrazos

  6. Curro:

    Y digo yo, estos estudios universatarios estan hechos con el consciente o con el inconsciente?

    Si son con el consciente, entonces se desdicen, pero si son con el inconsciente, pueden ser falsos, basicamente para darse publicidad 😉

  7. juan:

    Estimado el otro Carlos:

    Si en una anterior referencia subraye la necesidad, que esperaba compartir con usted de considerar como vía de conocimiento otras fuentes ajenas a la biblia, que las hay y muchas, quiero expresarle que me ha alegrado verle navegar fuera de ese territorio, tanto para silenciar prudencias, como para conjeturar atrevimientos. Vaya por delante que, tanto en lo uno como en lo otro, comparto, también en líneas generales, su posición. Lo que me resulta ¿para que negarlo? una sorpresa reconfortante.

    Atreverse a tildar a Darwin de aventurar hipótesis, puede que sea poco menos que tirarse por un barranco. Claro que, tras el anterior comentario sobre la consciencia y el presente, me daba la impresión de que ya andábamos todos cuesta abajo y no me atreví, por tanto, a decir palabra. Sin embargo, así como con lo ultimo no puedo concordar, como les sucede a la inmensa mayoría de pensadores de los que tengo memoria, y lo siento por los profesores implicados, a los que correspondería la “carga de la prueba”; con lo primero, extrañamente, siento cierta concordancia. Y me explico.

    Es cierto que basta cuestionar a Darwin para que te expulsen, entre clamores adversos, de cualquier recinto. Como sucede con Einstein, mi querido “el otro Carlos”. Hace poco pasaba con Freud, por cierto. Como en su tiempo con Marx. En su momento las 4 figuras “incuestionables” del siglo 20, convirtiéndose ahora en polémica pura.

    Dejemos de lado a Freud, a Marx, y a Einstein, por atenernos a la cuestión. Aunque confieso que me gustaría que aclarase la identificación de espacio y tiempo einsteniana. Pues creo que daría para un buen debate. No se si con las mismas oscuridades que abordamos en el presente, o menos, o mas. Pero vayamos con Darwin.

    No llego tan lejos como usted al concluir la necesidad de una “inteligencia” planificadora, ni mucho menos. Mas plausibles me parecen los algoritmos de ordenador que puedan aprender de si mismos. Pero, en el fondo, entre una posición y otra no existe “demasiada” discordancia. Si bien lo observa vienen a significar lo mismo. Y esto es algo que los científicos no acaban de ver, me parece. Y los “religiosos” tampoco. Me parece.

    Cierto que pensar en las mutaciones “aleatorias” necesarias para que un animal terrestre o acuático pueda volar, sin ir mas lejos, nos llevaría a estudiar probabilidades infinitesimales que tenderían muy mucho a cero. No voy a entrar a discutir el orden de dicha magnitud. Sería, tal vez, engorroso.

    Cierto que, antes de dar con la solución adecuada, deberíamos encontrar innumerables engendros fósiles fallidos. Tantos que deberían de ser infinitamente mas los unos que los otros. Y que, por regla de tres, deberíamos estar rodeados de seres fallidos, y muy mucho, para considerar la selección aleatoria, como la natural. Demasiado creer para tratarse de algo científico. Algo parecido a lo que sucede con los viajes en el tiempo. Nos faltan engendros darwinistas y turistas del futuro, para que cuadren ambos.

    Por otro lado, aparte, me llama la atención su mención genealógica de alma, en hebreo. Cierto que los hebreos estuvieron en Egipto, donde la existencia del alma era admitida desde tiempo inmemorial. Tal vez no tan inmemorial como lo fuera entre los caldeos, de donde procedían los “magos” y de donde se afirmaba habría partido Abraham. Acompañado. Hacia tierras levantinas.

    Pero en las mitologías levantinas, en general, y en la hebrea en particular, como entre los primeros cristianos, como muy bien señala, se contemplaba la “resurrección de la carne”. La trompeta y el Juicio Final. El alma, al principio, para estas religiones había pasado desapercibida. Y entre los cristianos precisó un concilio para su aprobación. Separado bastantes siglos, por cierto, el reconocimiento del alma del hombre y el del alma de la mujer. (esta ultima, si no recuerdo mal, reconocida en el concilio de Trento, ya en el siglo 15).

    Por eso no creo que hubiera que haberse ido al origen hebreo de la palabra “alma” y apuntar, con gran acierto, a mi entender, la igualdad de noción entre el alma del hombre y la del animal, ya que, en el idioma cervantino que usamos, con procedencia latina, la palabra “animal” tiene un parecido “no casual” con la palabra “anima”. Lo tenemos delante. No hablaremos de Zeus.

    De modo que, ahora si, suscribo la tesis del Sr Punset de que Darwin, posiblemente, fuera un fanático de la ciencia. Lo que abre una categoría que no debe pasar desapercibida. Pues creo, personalmente, que la ciencia, si quiere merecer y mantener tal nombre, ha de estar “`permanentemente” abierta al cuestionamiento. Ya que, a diferencia de lo establecido por las, en general, llamadas religiones, no admite un cuerpo doctrinal intocable, ya se llamase Darwin, Freud, Einstein o Marx como Yale, Princeton o Harvard. O Barcelona, Oxford o Cambridge.

    En la ciencia, si pretende tal nombre, todo ha de estar, continuamente en la picota. Todo puede y debe ser revisado cuantas veces sea necesario para acercarnos al conocimiento de esa realidad que se muestra tan atractiva casi siempre, como escurridiza a veces. Incluso sin el absurdo miedo al ridículo que prevalece entre científicos. Como si equivocarse no fuera una manera de avanzar.

    Lo digo porque he observado, como quienes proclaman una postura laicista, en la que podría encontrarse el tan deseado mínimo común múltiplo de las creencias extendidas por el planeta, que permitirían usar, finalmente, el tan deseado lenguaje común, tanto a “científicos laicos” como a “místicos religiosos”. Pues las diferencias entre unos y otros, son, contra lo que pudiera parecer, mas una cuestión de matiz verbal que de fondo sustancial.

    Lograrlo significaría, creo, un avance importante. La continua disputa por términos gramaticales resulta algo mas que absurda. Y demasiado larga.

    Llegar a ese mínimo común múltiplo, tal vez precisara de algún tipo de “sistema de traducción simultanea” que permitiera entendernos, algo así como la creación de un diccionario religioso. Puede.

    Pero también creo que, sin duda, precisaría antes que los autodenominados “científicos laicos” caigan en la cuenta de que el laicismo no puede, ni debe, presentarse como una nueva creencia, como una nueva religión. Porque si no caen en tal cuenta, estarían, simplemente, creando otra secta: El Laicismo. Y eso, a mi modesto entender, sería un grave error. Y mas, procediendo de donde procede.

    Con afecto.

  8. Rosa:

    Hola:
    Pues yo creo que el inconsciente es el cajón de los deseos reprimidos y sé que un niño es más consciente cuanto más pequeño es y a medida que va creciendo le vamos recortando (por decirlo de alguna manera) su ser, esto no se hace, esto no se dice y esto no se toca, y el niño pregunta poe qué:
    respuestas:
    – Poe que nó y punto!
    -Porque es malo!
    – Porque lo digo yo!
    ……
    – Porque no me gusta. Esta es mi preferida.
    …Y esto crece con los años.
    Pero todas estos deseos reprimidos no se evaporan, están ahí, vivas, esperando el momento de salir a la superficie
    El subconsciente sería la luz, opacada por una membrana más o menos espesa (incosciente) y una vida (día a día, segundo a segundo) consciente.
    T como a menor luz, más posibilidades de choque o de precipitarte al vacio.Y cuanto más confiado antes caes o topas con algo. Y eso se pretende corregir con fármacos .
    Acabo de leer que miles de enfermedades se podrían curar con agua desmineralizada y recién destilada, calentita.
    Corazonada es vida, son entrañas, soy yo y como yo todo ser vivo y es supervivencia.
    como dice jodorowsky , según lo que yo sé , por lo que he entendido y aún a riesgo de equivocarme….

    Salud y un abrazo.

  9. Miguelius:

    # juan dijo:
    “Cierto que pensar en las mutaciones “aleatorias” necesarias para que un animal terrestre o acuático pueda volar, sin ir mas lejos, nos llevaría a estudiar probabilidades infinitesimales que tenderían muy mucho a cero.(…)
    Cierto que, antes de dar con la solución adecuada, deberíamos encontrar innumerables engendros fósiles fallidos. Tantos que deberían de ser infinitamente mas los unos que los otros. Y que, por regla de tres, deberíamos estar rodeados de seres fallidos, y muy mucho, para considerar la selección aleatoria, como la natural. Demasiado creer para tratarse de algo científico.”

    No he leído tu comentario entero ni por asomo, pero al deslizarme por la página, dí casualmente con este párrafo tuyo, respecto al que he de preguntarte:

    Cierto que la cantidad de fósiles existentes representa un porcentaje sumamente pequeño de la cantidad total de seres vivos que ha habitado el planeta, no?

    Cierto que la cantidad de seres vivos con mutaciones fallidas representa un porcentaje sumamente pequeño respecto al número total de los que han habitado la tierra, verdad?

    Y basándonos en estas premisas básicas, te pregunto:

    ¿Qué probabilidades existen de encontrar fósiles de seres con mutaciones fallidas?

    Y por último, estas frases sueltas:
    – Nacido con pene en la espalda en Heijan (China)
    – Nacida con dos cabezas, el caso de Abigail y Brittany Hensel.
    – Nacida con dos corazones, dos hígados, dos estómagos y tres manos en
    Yemen.
    – Nacido con tres brazos en Anhui (China).

    Saludetes.

  10. german:

    ¿Y si descubrieramos que no existe la conciencia? !Que miedito¡

  11. Max:

    Ho gracias! me encantan los videos que suben a youtube y a su web,gracias de corazón.n

  12. Maritoñi:

    Me imagino a Freud en la tumba diciendo…..AHORA LO DEMUESTRAN? La verdad es q

  13. Javy:

    Estimado Sr. Punset, hemos abierto un Grupo en Facebook con la denominación de FUZZY (Pensamiento Difuso).

    Tal vez, por una ‘Corazonada‘, hemos incluido su Blog como ‘Referencia‘. Sobre todo, por sus Posts referentes al ‘Funcionamiento del Cerebro‘: Cerebro Chapucero, Estado de Fluidez, Felicidad y Libertad,…

    Curiosamente, el ‘Párrafo‘ y la ‘Imagen‘ que ha ‘Seleccionado‘ Facebook sobre su Blog, encajan perfectamente con nuestra idea original.

    Sirvan estas líneas para poner en su conocimiento estas aparentes coincidencias y quedar a su disposición por si considera (o no) adecuado que su Blog figure como ‘Referencia‘ en dicho Proyecto.

    Salu2.0, Javier Vázquez (Javy)

  14. Belén:

    Hola, me atrevo a hacerle llegar este correo a ver si me puede ayudar en una cosilla. Soy Física y profesora de secundaria en un pequeño y bonito pueblo de la provincia de Huelva, en Aracena. Estoy muy interesada desde hace tiempo en el comportamiento del cerebro y quiero incluir en mis clases contenidos al respecto pues están completamente olvidados. Por ello quería preguntarte si conoces actividades, juegos, experiencias relativas al cerebro para chicos de secundaria, gracias a las entrevistas con neurocientíficos en REDES.

    Mil gracias por escucharme y queda invitado a mi pueblo para charlar con mis alumnos de …CIENCIA. Es muy importante para mí que pueda darme alguna información.

    Hasta pronto
    Belén

  15. Unificacion:

    La conciencia siempre ha sido la capacidad de distinguir entre lo bueno y lo malo. Estos conceptos solo se forman en un cerebro con algo de experiencia. Por ejemplo, un niño juega con lo que le llama la atención, lo desconocido le atrae, un enchufe es para el niño el mayor de los objetos de los cuales curiosear… basta con que le prohibamos meter los dedos para que insista con más vehemencia… aun recuerdo mi primera experiencia con eso mismo: Desobedeciendo a mi madre, metí los dedos en el enchufe (me acuerdo por lo doloroso de la situación, es como una marca a fuego en mi memoria), se me quedó uno de los dedos negros. Desde ese momento, supe que la experiencia era desagradable, y cada vez que mi madre me volvía a mostrar el enchufe (seguún ella me cuenta) rompía a llorar. Catalogué eso como malo. Por el contrario, a los 6 años de edad, una compi del cole me dio un beso en los labios (por error, queria darlo en la cara) y a mi me gustó mucho, y a ella también debió no disgustarla, porque desde ese momento nos hicimos ‘novios‘: Ibamos siempre agarrados de la mano al cole. Te aseguro que esa experiencia la catalogué como buena. Es curioso como ambas partes del cerebro recuerdan de forma distinta. La memoria en el emisferio izquierzo (¿La racional?) se basa en la invocación que hace nuestra voluntad (osea, el cumulo de experiencias biográficas) y como estas nutren la zona ‘espejo‘ de nuestro cerebro, como si se revivieran las experiencias. Por otro lado, el emisferio derecho, recuerda de forma paralela, pero sin el control de la voluntad. Ese tipo de recuerdos son los que nos ‘programan‘. Osea, si no somos capaces de elevar el catalogo de cosas buenas y malas a algo más que los estímulos fisiológicos, no seremos conscientes de ese tipo de memoria, creyendo que tenemos el control de la vida.

    Así, cuando un exfumador desea ponerse a prueba creyendo que va a fumar con su autocontrol y dominio, realmente no se equivoca mucho, pues será cuando lo desee, osea, su pauta estará marcada por los recuerdos que quedan fuera de su control, los que evocan y no se invoncan, los que emergen desde el emisferio derecho. Acabara controlando el fumar pues lo hará cada vez que lo desee, pero ahora con consciencia plena de la emergencia de dicha solicitud, siendo incapaz de negarlo por no encontrar un pensamiento simétrico que emerga desde el emisferio izquierdo que sea capaz de administrar dicha pulsión. Sí, ahora lo hará con plena consciencia, antes era mas intuitivo, pero será consciente de su sumisión a su deseo vehemente.

    Recordemos que tenemos dos cerebros, ambos con memorias y ambos han de encontrar el camino por el cual administrar la carga. Solo un cerebro capaz de usar la conciencia en mayor o menor medida, es capaz de distinguir el pasado del presente, en mayor o menor medida; y proyectar un futuro del cual poder trabajar a voluntad, en mayor o menor medida.

  16. vangelisa:

    Hola, soy consciente de que estoy en este mundo y de que mi vida es limitada, y que tarde más o menos moriré. Los animales no tienen esa consciencia; presienten el peligro pero no son consciente del futuro que les espera. Cuando tomas consciencia de ti mism@ es cuando te das cuenta de tus limitaciones.
    un saludo.

  17. Rubén:

    Ante todo, un honor poder contactar con el que a día de hoy es, a mi parecer, el mejor divulgador científico del panorama nacional e internacional. Y tras declarar mi admiración, una pregunta: “padezco” de baja inhibición latente, ¿cómo afecta esta variable a la nueva concepción del incosciente y a mis corazonadas?

  18. carles puig:

    La conciencia…parece ser la clave de nuestro futuro paradigma de pensamiento. Y, evidentemente, la conciencia se despliega a lo largo de un continuo evolutivo. Como muy bien dices, los niños pequeños no han alcanzado todavía la conciencia mínima que les permita articular el paso del tiempo tal y como lo observamos nosotros, desde nuestra perspectiva racional. Lo que quiero apuntar es q

  19. carles puig duran:

    La conciencia…el término está en el propio centro de lo que parece ser el nuevo paradigma general del pensamiento. Como muy bien dices, los niños pequeños no alcanzan hasta cierta edad el suficiente nivel de conciencia que les permita articular el paso del tiempo tal como lo sentimos desde nuestra perspectiva adulta racional. Sin embargo, la conciencia es un espectro continuo y la evolución ó despliegue a lo largo de ella es un proceso que nos puede acompañar (¡y es deseable que lo haga!) a lo largo de toda la vida. Es por ello que la visión del tiempo puede llegar a sufrir nuevas modificaciones conforme evolucionamos (personalmente ó como sociedad) a lo largo de la historia. Los abanderados del S XX (Einstein, Picasso, Stravinsky, y muchos de los que los siguieron) contribuyeron a crear en la conciencia colectiva nuevos conceptos del tiempo, físico ó psicológico.

    Saludos y felicidades por el blog

  20. Rebeca Rguez:

    …Pienso que la corazonada , no es más que el deseo cierto de algo……..

  21. Cake Kidd:

    We have to believe in free will… we have no choice!

    *smile*

  22. Corazonada:

    […] Corazonada […]

  23. koki7:

    Parece que lo que siempre he intuido como Médico sobre el inconsciente y su gran repercusión en la conducta se empieza a demostrar.

  24. Magdalena Cremades:

    Pues..yo lo que creo es que, más que en el tiempo, la intuición se basa en la intensidad de las experiencias vividas. Creo que es el fruto de la interacción entre cuanto percibimos conscientemente y cuanto no (es decir, de las percepciones inconscientes que quedan en la memoria). Además, creo que interviene en gran medida la lectura (percepción) de la comunicación no verbal, ya que, al fin y al cabo, todo cuanto intuimos está, directamente o indirectamente relacionado con las personas.

  25. Maria:

    Es decir, si no he entendido mal, ¿a mayor sabiduría mayor conciencia? La conciencia, sólo es propia del ser humano, si no me equivoco. Entonces, la conciencia y la sabiduría están unidas por un fino hilo.

  26. Monarkan:

    Para Elika (primer comentario)

    Aunque estoy 100% a favor del método científico, ya que es el único sistema conocido que permite buscar la difícil verdad entre la ciénaga de creencias, medias verdades y engaños clamorosos, hay que reconocer que la Ciencia tiene límites, por poco que nos guste pensarlo.

    Veamos: para avanzar, necesitamos teorías que se comprueban con la evidencia de las pruebas científicas. Sin embargo, nos estamos acercando a los límites de las pruebas propiamente dichas.

    Hablas de la teoría de la Relatividad. ¿Por qué se sigue llamando “teoría” en lugar de “ley de la Relatividad”? En realidad, pese a los pocos y mal realizados experimentos y observaciones que sirven de temblorosa base para “demostrar” dicha teoría, estamos muy lejos de acercarnos lo suficiente a la velocidad de la luz para poder demostrarlo.

    Es cierto que en los aceleradores, se lanzan partículas subatómicas a casi la velocidad de la luz, produciéndose fenómenos “compatibles” con la teoría de Einstein, pero sin embargo el grueso de su teoría sigue sin haberse verificado a ciencia cierta.

    Lo mismo ocurre con los objetos muy pequeños o muy lejanos, donde las únicas pruebas que tenemos son extremadamente indirectas. Sólamente el análisis de los datos indirectos requiere “suponer” gran cantidad de cosas para llegar a conclusiones. Es decir, se necesitan teorías para interpretar los resultados experimentales y eso nos lleva a la “pescadilla que se muerde la cola” en la Ciencia: una teoría se basa en otra teoría igualmente sin el fundamento suficiente.

    Por ello, cada vez más la Ciencia se está convirtiendo en una cuestión de Fé, lo cual me parece muy preocupante ya que en lugar de admitir sus límites, se empeñan en posturas de inmovilismo y exclusión de otras perspectivas (igualmente indemostrables, por supuesto).

    Por ello, considero plausible que la Teoría de la Relatividad esté equivocada, aunque no puedo demostrarlo por falta de pruebas, pero siento una corazonada acerca de ello 😉

    Saludos. Monarkan.

  27. Monarkan:

    Sobre el tema de la consciencia y las corazonadas, propongo la siguiente reflexión.

    Consideremos: A) Un ser humano adulto e instruido. B) Una hormiga.

    Ambos adquieren información de la misma fuente: el mundo que nos rodea.

    Lo que varía de uno a otro no es el mundo propiamente dicho sino:
    * Los sentidos, que nos permiten percibirlo en diversas formas (vista, oído, tacto, etc)
    * Los instintos, que nos permiten reaccionar rápidamente a ese entornio.
    * La mente, que nos permite procesar más lentamente y a más largo plazo la información, pudiendo tomar decisiones más elaboradas.

    ¿Podéis imaginar la diferencia entre la imagen del mundo que tiene el humano y la imagen del mundo que tiene la hormiga? ¿Cuál creéis que es más “real” y acorde al mundo tal y como es?

    Ahora que os habéis imaginado la situación, imaginad un ser C) (hipotético) que sea, en comparación con el humano, lo mismo que es el humano en comparación con la hormiga, es decir vastamente superior a nosotros en percepción, instintos y mente.

    ¿Cuál creéis ahora que es la imagen más “real” del mundo, la del humano o la de ese ser hipotético?

    Finalmente, a lo que voy: tras el anterior análisis, a pesar de todos los adelantos científicos, ¿por qué pensáis que sabemos realmente cómo es el mundo que nos rodea?

    Peor aún, igual que las hormigas por mucho que se esfuercen probablemente nunca tendrán la misma imagen del mundo que nosotros, posiblemente tampoco nosotros lleguemos nunca a tener la imagen real de lo que nos rodea.

    Pero todo eso no importa tanto, ya que tenemos una herramienta humilde y poderosa, adaptada perfectamente a nuestros instintos, sentidos y mente, tras millones de años de evolución: las corazonadas o intuición.

    A menudo difícil de usar eficazmente por su peligrosa cercanía a los sentimientos y creencias irracionales, si somos capaces de unir mente consciente e intuición en un tándem en lugar de enfrentarlos como enemigos, tenemos una herramienta de incalculable valor.

    Saludos. Monarkan.

  28. Elika:

    Monarkan, estoy bastante de acuerdo contigo, si me has leido bien en los ya numerosos comentarios que llevo en este blog de nuestro admirado (a propósito, aprovecho para felicitarle querido profesor) Eduard Punset, habras visto que apoyo la idea de Alberto en el sentido de que como humanos tenemos limites que no podemos sobrepasar y que mediatizan nuestro conocimiento. Un saludo.

    P.S.: ahora bien, al igual que tú, sólo creo en la verdad derivada del conocimiento empírico, y por supuesto las teorias, y también las leyes, pueden y deber ser probadas en todos los rangos: al final las teorias o leyes se cumplen en un intervalo, la meta es la integración de todas o reinventar la teoria para explicar los fenómenos que podemos observar. Del resto, los dejo para cada uno, cada uno tiene los suyos y suyas teorías, pero eso, personales.

  29. Libertad:

    Entonces, ¿ somos tan libres como pensábamos ?

    o realmente nuestras decisiones están condicionadas por una serie de factores externos y genéticos que nos hacen actuar inconscientemente tomando una serie de decisiones…que las cuales harian que nuestro destino estuviese en cierta forma ya elegido.

    Por lo cual… la eleccion ya está tomada y lo que hacemos es tomar consciencia de nuestra propia decisión..? Vamos el argumento de la película Matrix…¿¿no creeis??

    Muy interesante, es algo que me planteé desde pequeñita..

    Un saludo,
    Libe

  30. Gisela:

    La hormiga solo vive el presente, el ser humano solo presta atencion al pasado y futuro, lo cual significa que es mas conciente la hormiga que esta en el presente q no el humano que no lo precibe ya que su mente esta ocupada en cosas que no exsisten(pasado-futuro), asi es cuando uno no es conciente de uno mismo, sin vivir lo que sucede en el ahora. no se si me explico bien, pero las cosas son mas sencillas de lo q creemos, MENOS SANGRE EN LA CABEZA, vereis como las jaquecas desaparezen, y aparece tu yo puro y duro! -pruebas del bienestar: ejercicio basado en medicina china (kung fu),

  31. María-iris:

    Libertad, en el mes de Agosto o Septiembre se trato el tema de si somos libres, se escribió mucho sobre ello. Lo encontrarás en archivo Punset.

  32. pilar37:

    “La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que rinde honores al sirviente y ha olvidado al regalo”. Esta frase se atribuye a Albert Einstein

  33. Juan Carlos Sosa Reyes:

    Buenas noches.
    Mi nombre es Juan Carlos Sosa Reyes, y desde hace 25 años, padezco una neurosis compulsiva, de carácter leve, aunque ha influído en mi vida de forma determinante. Aún así he podido desarrollar mi actividad personal y profesiona, de una forma, más o menos, aceptable.
    Desde hace algunos años, y ya acostumbrado al análisis contínuos de mi conducta, debido a las terapias psicológicas a las que he asistido, vengo investigando mi propio tipo de pensamiento, con todo lo que ello conlleva.
    Actualmente esoy leyendo el libro de Joe Dispenza, “desarrolla tu mente”, el cual da algunas respuestas a lo que actualmente tengo como objetivo a nive psicológico.
    Yendo al hecho concreto que es motivo de mi comentario, debo comentar que recientemente he detectado que si mis pensamietos, en aquellos períoodos del día en los que son más difíciles de controlar, y que yo los denomino como “períodos de transición” (antes de asistir al trabajo por la mañana, entre el almuerzo y el trabajo por la tarde, y en el especio de tiempo que va desde que finaliza la jornada labora, hasta que comienzo a prepararme para cenar y acostarme), son de aquel tipo que produce ansiedad, debido a que normalmente son aleatorios, y difíciles de apartar (digámoslo así). He cambiado el tipo de pensamiento, pasando de uno en el que la “palabra”, es la guía del pensamiento, a otro, en el que la “imagen” (manteniendo silencio), es la nueva guía (ejemplo: si voy a ir a la cocina, no pienso “voy a la cocina”, sino que reproduzco la imagen de la misma). La compulsión y los pensamientos aleatorios han disminuido drásticamente. Esto me hace pensar que hay otros tipos de pensamiento que nos ayuda a “ir por la vida”. Me gustaría saber cómo se llama esta ciencia y donde puedo encontrar más información.
    Felicidades por el programa, y un saludo muy afectuoso.
    En Las Palmas de Gran Canaria, a 16 de noviembre de 2009

  34. Brian Rodríguez:

    Como actor y payaso que soy me llama la atención el que sea el consciente quien nos traslade al pasado y al futuro, ya que pienso que a la hora de estar en escena lo importante es estar en el presente, especialmente como payaso, y dejarse guiar por la intución y los impulsos del presente pero al fin y al cabo, hay una consciencia adquirida, que nos pone límites de tiempo y de lenguaje.

  35. Leire:

    Realmente es así, para poder conocernos a nosotros mismos debemos dominar nuestra mente para así ver realmente como somos ya que nuestro insconsciente es el que hace que actuemos de una manera u otra, que tomemos decisiones de hacia adonde dirigirnos.
    Un ejemplo bastante sencillo sería que si vamos por una avenida y justamente en la acera en la cual nos encontramos un poco más para adelante hay un grupo de personas que no nos producen buenas sensaciones.
    En esas que nuestra consciencia puede pensar cambio de acera o bien puede pensar porque debo cambiar de acera si realmente yo voy por aquí. pero nuestro insconsciente nos avisa de ese peligro que podemos llegar a tener en un futuro inmediato. Así pués, inconscientemente tenemos la alerta del peligro, pero ya nuestra consciencia debe elegir si cambiar de acera o continuar por la misma.

    Tanto la mente como el inconsciente son dos conceptos bastante abstractos para nosotros/-as y es en esto en lo que realmente debemos empezar a conocer ya que si cada uno de nosotros no conocemos como es nuestro inconsciente nunca llegaremos a conocernos a uno mismo.

  36. Víc:

    Acabo de ver el episodio sobre ‘el experto y sabio inconsciente’, y me sorprende la conclusión: ‘hay buenos y malos por naturaleza’.
    Es bastante peligroso deslizarse hacia los genetismos ya que por un lado abre la puerta a los racismos, y por otro disuelve la responsabilidad individual en actos y decisiones.
    Por el contrario pienso que el grado de bonhomía o maldad de cada indivíduo depende de una trama de decisiones conscientes, y sobre todo inconscientes y/o semiconscientes, que se configuran en gran medida en los primeros años de vida (por la educación recibida), pero se van modulando a lo largo de ésta. Es una decisión renunciar o no a lo individual frente a lo comunitario.

  37. Victoria:

    Se me ocurre que la buena noticia de todo esto es que, dada la enorme plasticidad del cerebro, podemos trabajar conscientemente nuestro subconsciente, para obtener los resultados que queremos en nuestra vida. Es decir, el subconsciente se revela, así, como una poderosísima herramienta que, bien trabajada, nos debe permitir conseguir todo aquello que siempre hemos soñado, ya que, si es él quien decide qué camino u opción tomar en cada momento, el ‘input’ con que alimentemos al cerebro en cada instante será la esencia del ‘output’ que nos devolverá el subconsciente con sus decisiones.

  38. José:

    El vínculo de la conciencia con el tiempo- como fundamento al para qué de lo cognitivo- a diferencia del inconsciente, es una idea que ayuda a la toma de decisiones responsables para la coyuntura que sea. De otro modo, sin el análisis del factor tiempo, estaríamos ausentando toda la noción de responsabilidad que inexcusablemente es necesaria para la visión de futuro que toda persona titular de sus voliciones necesita.

  39. sdf:

    entonces¿¿ somos como robots¿ i la unika libertad que tenemos en nosotros mismos es meter nuestra voz en la cabeza? woow es increibe

  40. José Luis:

    De cuando se publico este artículo ha pasado un poco de tiempo, pero como es un tema que no ha perdido actualidad, sino al contrario, me ha hecho mucha ilusión corroborar lo que tiene de cierto su trabajo, experimentado en mi mismo.
    En fin, no he leído todos los comentarios porque la verdad que este blog tiene multitud de seguidores pero echo de menos algo, que probablemente al autor le sea familiar.
    El considerar una teoría, hasta hace poco para mi desconocida, según la cual nuestro subconsciente es donde radica la mente espiritual, que a través de ella esta en contacto con la mente universal formada por el conjunto de las mentes que existen en el universo.
    Esto dicho así, de forma rápida y sin entrar en otros análisis, explicaría el poder de la intuición que llega de repente con una claridad que te aturde y te da la solución a multitud de situaciones que tienes que afrontar.
    Yo siempre fuí consciente de este fenómeno y si analizas a lo que te empuja que hagas, equivale a diseñar un plan de acción.
    No se lo que habrá de científico pero desde luego tiene algo de omnipotente porque a veces la intuición te da la solución sobre experiencias completamente nuevas, de las que no puedes tirar de tu bagaje porque sencillamente ni lo conoces, ni lo has vivido, yo no lo compararía al presentimiento y la corazonada siendo muy parecido no es igual es una poderosa visión de una decisión a tomar y cuando empiezas a analizar los pros y los contras descubres que es un dardo en centro de la diana.
    Gracias Eduardo.

  41. Mercedes Miyashiro:

    Sé por la lectura de algunos libros de espiritualidad de autores como Wayne Dyer, que las corazonadas es igual que intuición. Es dificil ponerlo en palabras, es una sensación de certeza o una sesnsación abrumadora, que se tiene respecto a algo. Es esa vocesita interior que nos hace tomar decisiones que la mente conciente no puede entender.

    Aún no diferencio claro, los términos conciencia o inconciente. Yo asocio lo inconciente a la parte vasta y amplia que para el común de las personas es poco conocido, se requiere ascender un nivel más en la conciencia para accederla, y las corazonadas vendría a ser ese pequeño vistazo a esa conciencia . O lo que sería la voz de nuestro verdadero ser, o nuestro espíritu.

    A muchas personas las corazonadas les ha salvado de situaciones muy graves e incluso la muerte. Coincido en no desoír la voz de nuestras intuiciones porque denotan una gran sabiduría.

  42. noelia:

    Bravo Punset, creo que has dicho algo de lo que muchos hacia tiempo ya “intuiamos”, que la intución es tan válida como la propia razón o más porque nace directamente del corazón y no pasa el filtro del razonamiento que en ocasiones acaba por desengañarnos de cosas que subconscientemente sabemos que son las que nos convienen o las correctas. A través del razonamiento desmenuzamos nuestras ideas, damos mil vueltas a la cabeza, para llegar a razonamientos no del todo válidos, en cambio a través d ela intuición todo es más rápido. Y como se ha comentado en otras ocasiones, esa intuición no es fortuita, ni viene del libre albedrio de nuestros pensamientos, si no que está conformada por hechos vividos, que nos hacen estar seguros de ese momento intuititvo.

  43. jordi reviriego:

    Corazonadas, inteligencia de campo, cerebro somático, y un montón de nuevas maneras de entender la consciencia y la inteligencia. Os invito a leer mi punto de vista:

    http://jordireviriego.blogspot.com/2012/03/que-es-una-corazonada.html

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.