Autor: Eduard Punset 27 septiembre 2009

Si nos perdemos, acabamos dando vueltas sobre nosotros mismos. ¿Por qué? Científicos alemanes han podido comprobar mediante un experimento que hacen falta algunas pistas esenciales para caminar en línea recta sin perderse.

Claro, ya sabíamos que cuando se tiene la Luna, el Sol o una montaña enfrente —en otras palabras, algún punto de referencia, además de querer caminar en línea recta—, era relativamente fácil conseguirlo: bastaba con seguir el punto de referencia si era visible.

Ahora bien, yo les pido a mis lectores que cierren un instante los ojos e intenten imaginar una situación en la que han tomado la decisión irrevocable de ir en línea recta hacia delante sin punto de referencia alguno: en plena oscuridad y con los ojos vendados, para no ver ningún resplandor que pueda servir de guía. ¿Saben lo que va a ocurrir? Van a descubrir que para seguir adelante en línea recta hacen falta estrategias cognitivas adicionales, sin las cuales van a acabar dando vueltas sobre ustedes mismos.

Mind Map (fuente : iqmatrix.com)

Mind Map (fuente : iqmatrix.com)

Uno habría pensado que, por lo menos, seríamos capaces de andar en línea recta. Pues lo siento, querido lector. Sin ayuda, nuestro mecanismo de percepción y guía para hacerlo va acumulando tantos errores que acaba desviándose y dando vueltas sobre sí mismo.

Habrá quien se pregunte para qué quieren los científicos saber si cuando nos perdemos, queriendo ir en línea recta, aunque no se tengan referencias, acabamos dando vueltas sobre el mismo camino… “¡Qué más da! —me dirán otros—, si son poquísimos a los que sueltan con los ojos vendados sin ver nada y los autoconvencen de que deben ir en línea recta.”

¿Para qué tanto esfuerzo inútil? Cuando se deja a los físicos especular sobre el universo, les da por intentar descubrir cómo y en qué momento de la evolución nació la materia; y ahora a los biólogos les da por emplear recursos escasos para descubrir si cuando nos perdemos nos da por seguir en línea recta o dar vueltas sobre uno mismo.

Nos ayudaría a todos saber cuántas dimensiones hay en el universo, además de las tres espaciales y la cuarta temporal que ya conocemos, pero también lo que investigan los biólogos porque, en realidad, lo que nos van a decir con esos experimentos sobre nuestra capacidad para andar a ciegas es si necesitamos estrategias cognitivas adicionales.

Si resulta que para una cosa tan simple como caminar en línea recta no nos podemos fiar de nuestros mecanismos de percepción, que por sí solos no van a llegar a ninguna parte —necesitan, además de nuestra voluntad, la presencia de la Luna, una estrella o un ruido—, ¿cómo vamos a podernos fiar a la hora de tomar decisiones más trascendentales como salir de viaje, casarnos o cambiar de trabajo? Obviamente, no basta con aceptar o rechazar estas disyuntivas. Habrá que pertrechar esas decisiones con estrategias cognitivas adicionales. Y eso es, justamente, lo que no quiere hacer mucha gente.

Si no queremos acabar dando vueltas sobre nosotros mismos, o sobre el mismo problema que nos estuvo atenazando durante tanto tiempo, será preciso aportar puntos de referencia nuevos tan grandes como la Luna, el Sol o una montaña. Cuando emocional o cognitivamente hayamos tomado una decisión —me caso o no me caso, cambio o no cambio de trabajo—, el grupo de científicos alemanes con cuyo experimento iniciaba esta columna nos está sugiriendo que eso no es más que el comienzo. Para no acabar dando vueltas sobre uno mismo hay que hacer muchas más cosas.



119 Respuestas to “¿Es fiable nuestra percepción?”

  1. Alberto:

    Creo que llegados a este punto, no puede seguirse el debate y está bien que así sea. Tu postura “cree” que la Ciencia responderá a las grandes preguntas, a pesar de que hoy por hoy nadie ha demostrado que esto vaya a ocurrir; mi postura cree que esas grandes respuestas sólo puede darlas el terreno de lo místico, es el único que expresa nuestra autonomía. Si en algún momento la Ciencia no dejase absolutamente nada por explicar, creo que el humanismo se agotaría, pues cada acto, cada comportamiento serían pasos predecibles, controlables, manipulables: toda la solemnidad cultural del hombre quedarían reducidas a una fórmula. Toda nuestra autonomía sería delegada a una Razón universal o azarosa, y, entonces, ante lo que los científicos llaman la Verdad, ¿qué? Me gsutaría comprender vuestra motivación científica, qué os mueve, qué esperáis encontrar al otro lado de la madriguera y una vez encontrado, si creeis que el hombre debe agachar la cabeza coherente con esa verdad o imponer, como modelo de conducta y existencia, lo que él quiere ser. Al fin y al cabo, repito, una vida es muy corta, y lo único que vale a cada persona, más que las aspiraciones científicas o religiosas, ¿debe renunciar a esa felicidad por recrearse en el más sordo escepticismo de la verdad de su especie? Me gustaría, JBA, comprender vuestas aspiraciones en este sentido

  2. maría-iris:

    JBA

    ¿Cómo es la vida del que está despierto junto a gente dormida?…de soledad, no por el silencio, sino por la relación en la vivencia de luz y oscuridad. En la noche se duerme, en el día hay movimiento.
    La ley de los opuestos fluyendo bien, nos daría periodos ajustados de ambos estados y en la vida habria un poco más de felicidad, porque los comportamientos equilibrados siempre dan resultados diferentes.
    La separación, la distancia no es la naturaleza pura del hombre, el hombre es fiel a si mismo y al funcionamiento de su cuerpo y de su cerebro cuando reconoce el sistema de unidad funcionando.
    Astrológicamente en el 2010 Jupiter pasa a Piscis. Para nosotros, los que conocemos la Astrología, es una ayuda, nos situa frente a un transito que la vida vivirá. Será periodo que aclaré muchas cosas sobre la UNIDAD que lleva todo, con ventajas para el conocimiento del funcionamiento del cerebro, se entrará en la salud del alma (por necesidad dado que todos sabemos como los abusos pasan factura, pero los resultados serán de avance en la Psicología), la Iglesía revivirá (volverá la fe, y las Religiones se acercarán más unas a otras).
    Contrariamente de lo que parece, se vuelve a una manera más sencilla, sana y con FINALIDAD viviendo.
    Jupiter siempre es luz, para ver lo que hay o lo que no no hay, asi que de todas maneras es suerte cuando transita, porque quien estaba asustado y no le ocurria nada real se liberará por algo y el que dormido o alterado se esté moviendo, tendrá una oportunidad también de que le llegue algo que le ayude.
    De Marzo del 2010 al mes de Abril del 2011 trabajará en esas cuestiones, la salida suele traer resultados. Luego pasa a Aries el amanecer, asi que aprovechad esa energía.

    ¿Os dais cuenta que coincide con las noticias del Sr. Punset?.

  3. maría-iris:

    Al tema de si es fiable nuestra percepción agregaria como necesario, recurrir a los puntos de referencia que lleva el eje del pensamiento: síntesis y concreción.
    Definir, o llegar a algo bien, piden ambas.

  4. JBA:

    Alberto,
    1.creo que hay un malentendido. La especie humana está destinada a ser completa y alcanzar su estado normal y eso no tiene nada que ver con la ciencia, ni la religión. Es un proceso automático igual que el de crecer de niños a adultos. Igualmente, la máxima aspiración de un ser humano es comprender la realidad completa, en el tiempo que tiene de vida;y eso nunca el conocimiento le ayudará a que esto ocurra.

    2.Si alguien descubre el sentido de la vida, eso no se puede vender, ni especular para tener posición social, ni obligar a otros a que lo comprendan, ni se puede hacer bombas a partir de ese hecho, ni normas de conducta.Estamos hablando de alcanzar la normalidad.

    3. En nuestra cultura está impuesto el construir primero y después comprender. Nosotros nos hemos dado cuenta de lo contrario, se ha de comprender primero para después construir, si es que es necesario. Estamos hablando de una nueva forma de hacer ciencia que no es necesario abrir una rana en canal para sacar un conocimiento. Ni es necesario llenar el cerebro de símbolos para comprender la vida como conjunto.

    4. ¿la espiritualidad? hago meditación contemplativa hace 30 años, mañana y tarde. como algo sano para el cerebro y el organismo. La espiritualidad puede hacer creer al que la practica que es un fin en si mismo lograr la paz interior, cuando por encima de ese logro está comprender la vida como conjunto y alcanzar la normalidad. Al verdadero investigador no le interesa la paz interior, sino comprender la vida.
    Bueno, ya está bien ¿no? el blog del Sr Punset está abierto en dos canales.

  5. JBA:

    Maria- Iris
    El despierto es el que ve algo más que sus hermanos dormidos y se da cuenta que ellos son él mismo antes de despertar.

    El despierto es el que descubre que la vida es un suceso extraordinario y le gustaría que los que duermen también lo vieran por si mismos.

    Para despertar a un hermano que duerme uno debe usar el lenguaje de los dormidos, porque no hay otro. Pero se da cuenta que quiere transmitir algo que no pertenece al mundo de los dormidos, con un lenguaje que no posee la cualidad de transmitir eso.

    El despierto no trata de describir lo que ve, solo trata de que sus hermanos despierten, porque ya el despertar mismo da por añadidura la contemplación directa del extraordinario hecho de la vida.

  6. Javi.:

    Existen personas que dan vueltas sobre ellos mismos aunque tengan delante de ellos la luna, el sol, una montaña, o las tres cosas a la vez. Y no es que quiera hacerte ver que esto ya lo sabía, sino que no sabía que lo sabía, que es diferente.

  7. berto:

    Estimado Elotrocarlos

    Disculpeme por que interpreté, no cogí a la primera, lo que quería decir en su comentario que luego reproduje y que coincido con usted al 100%. De hecho digo lo mismo que usted pero con otras palabras.

    http://www.eduardpunset.es/blog/?p=348#comment-58853

  8. El otro Carlos:

    PARTE I DE III

    Hola Berto, nuevamente gracias por responder.

    De ninguna manera tiene que disculparse. Reconocí que su opinión incluía algunos malentendidos, al menos, en lo referente a las definiciones o conceptos. Primeramente, como ya le comenté, “para los que aceptamos un Dios personal, es totalmente lógico, que al invocar esa “entidad”, [la palabra Dios] en el cerebro se activen las respectivas áreas afines al proceso de ese tipo de información respecto a personas, sean asociadas a cualidades humanas, (o divinas, en su caso).”; quise decir, que estudios realizados, permiten reconocer las áreas que se activan ante la invocación de ciertas palabras o frases. Casi idéntico a lo que Ud. refiere cuando dice: “…Para ser más explicito, se puede estimular un determinado estado infiriendo ondas electromagnéticas sobre el cerebro, producir alucinaciones, estados alterados de conciencia, pérdida de memoria e incluso sensaciones desconocidas y jamás percibidas ni siquiera bajo el efecto de las drogas.” Esto es real y estoy de acuerdo, pero no veríamos solo en ello el quid de lo que estamos analizando.

    Así mismo, otra aclaración de concepto, sería el del alma, que Ud. bien menciona. La gran mayoría de las religiones creen que existe una parte espiritual que le fue incorporada al humano en su interior, y que esta abandona el cuerpo cuando muere, y que va, ya sea a la gloria o al infierno; pero sin entrar en muchos detalles, esto NO es una enseñanza bíblica. Solo por citar tres textos, Génesis 2:7, no dice que el hombre vino a TENER un alma viviente, sino que “vino a SER alma viviente.” El ser humano no tiene un alma, ES un alma, por definición.

    Así mismo, los muertos no pueden hacer ni sentir nada, vuelven al polvo de donde fueron tomados (Génesis 2:19.) Nosotros no podemos ayudarlos, y ellos no pueden hacernos daño. En la muerte perecen los pensamientos y no existe ningún estado de conciencia. (Salmo 146:4; Eclesiastés 9:5, 10.) El alma muere; no continúa viviendo después de la muerte. (Ezequiel 18:4.) (No obstante, el punto de vista bíblico muestra que a veces ángeles inicuos, llamados demonios, si pueden hacerse pasar por los “espíritus” de los muertos y engañar a algunas personas.) Por ello, toda costumbre relacionada con temer o adorar a los muertos es incorrecta. (Isaías 8:19.)

    Contrapuesto a la doctrina de la inmortalidad del alma, la Biblia enseña que la esperanza para el que fallece será la resurrección, o levantarlos a la vida tal como hizo Cristo con Lázaro delante de varios testigos oculares, transcurridos cuatro días de haber fallecido (Juan 11:11-44.). Significará reconstruirlos desde el deterioro, incluso desde el polvo, para que vivan aquí en la tierra, todo basado en la memoria y el poder de Dios. (Juan 5:28,29; Tito 1:2.) Esto sería un resumen a grandes rasgos, de los criterios bíblicos y del cristianismo, de cómo se aborda el tema del alma (que como se ha explicado, es -y no tiene-, en su caso, el ser humano.)

    “No hay dicotomía [división] de cuerpo y alma en el A[ntiguo] T[estamento]. El israelita veía las cosas concretamente, en su totalidad, y por eso consideraba a los hombres como personas y no como compuestos. El término nephesh [ne´phesh], aunque traducido mediante nuestra palabra alma, nunca significa alma a diferencia del cuerpo o de la persona particular. […] El término [psy-khe´] es la palabra del N[uevo] T[estamento] que corresponde a nephesh. Puede significar el principio vital, la vida misma, o el ser viviente.” (New Catholic Encyclopedia, 1967, tomo XIII, págs. 449, 450.)
    “La creencia de que el alma continúa su existencia después de la disolución del cuerpo es un asunto de teorizar filosófico o teológico, más bien que de simple fe, y por ende no se enseña expresamente en ninguna parte de la Santa Escritura.” (The Jewish Encyclopedia, 1910, tomo VI, pág. 564.)

    Cuando Ud. comenta: “Si por el contrario, el alma y el espíritu se relaciona con el cerebro y su actividad subyacente, entonces es algo terrenal, característica propia del funcionamiento del cuerpo; medible, cuantificable y alterable.”; seguramente, se referirá a las investigaciones y mediciones que mencionamos al principio respecto a la actividad cerebral. No obstante, quizá también estará de acuerdo conmigo, y según refleja buena parte de la comunidad científica:

    No solo hay conexiones entre neuronas, sino que también hay microcircuitos que se establecen directamente entre las dendritas mismas. “Estos “microcircuitos” dice un neurólogo añaden una dimensión totalmente nueva a nuestra concepción, ya tremendamente complicada, de cómo funciona el cerebro”. Los investigadores saben que los “muchos billones de células nerviosas del cerebro humano establecen quizás hasta mil billones de conexiones”. ¿Y qué capacidad nos da eso? Carl Sagan declara que el cerebro pudiera contener información que “llenaría unos veinte millones de volúmenes, tantos como en las bibliotecas más grandes del mundo”.

    (Continua…)

  9. El otro Carlos:

    (Continuación… PARTE II de III)

    La Encyclopædia Britannica declara que el cerebro del hombre “está dotado de una potencialidad considerablemente mayor de la que se puede utilizar durante la vida de una persona”. También se ha declarado que el cerebro humano podría encargarse de cualquier carga de enseñanza y memoria que se le impusiera ahora, ¡y mil millones de veces más! Pero ¿por qué habría de producir tal exceso la evolución? “Este es, en realidad, el único ejemplo en existencia de que a una especie se le haya suministrado un órgano que todavía no ha aprendido a usar”, admitió cierto científico. Entonces preguntó: “¿Cómo puede conciliarse esto con la tesis más fundamental de la evolución: La selección natural adelanta a pasos pequeños, cada uno de los cuales debe otorgar a su portador una ventaja mínima, aunque mensurable?”. Añadió que el desarrollo del cerebro humano “sigue siendo el aspecto más inexplicable de la evolución”. (The Brain: The Last Frontier, pp. 59, 69.)

    Puesto que el proceso evolutivo no produciría ni transmitiría a generaciones futuras tal capacidad cerebral excesiva que nunca habría de usarse, mucha personas se preguntan: ¿no es más razonable llegar a la conclusión de que el hombre, con capacidad para seguir aprendiendo para siempre, fue diseñado para vivir eternamente?

    Otras citas trascendentes que muestran lo intrincadísimo que suele ser elaborar por el cerebro resultados abstractos, inabordables únicamente por un enfoque estrictamente materialista, ni siquiera por el uso de símiles en la ciencia de los ordenadores, ya lo había comentado en una entrada anterior respecto al libre albedrío y las limitaciones de la inteligencia artificial, cuando citamos:

    Cuando la supercomputadora Deep Blue derrotó al campeón mundial de ajedrez, se planteó la pregunta: “¿No nos obliga esto a admitir que Deep Blue es inteligente?”.

    El profesor David Gelernter, de la Universidad de Yale, contestó: “No. Deep Blue es solo una máquina. No es más inteligente que un florero. […] La conclusión principal es esta: el ser humano es un gran inventor de máquinas”.

    El profesor Gelernter destacó la diferencia principal: “El cerebro es una máquina capaz de crear un ¿Yo. El cerebro puede imaginar, y las computadoras no”.
    Y concluyó: “La brecha entre el ser humano y [la computadora] es permanente, nunca se salvará. Las máquinas seguirán haciendo la vida más fácil, más saludable, más gratificante y más interesante. Pero los seres humanos seguirán preocupándose, en última instancia, por las mismas cosas de siempre: por ellos mismos, por los demás y, en el caso de muchos, por Dios. En lo que a esto respecta, las máquinas nunca han conseguido nada. Y nunca lo conseguirán”

    Las siguientes citas, muestran las limitaciones de explicarlo mediante fenómenos únicamente físico químicos (materiales):

    “El cerebro humano es el objeto más maravilloso y misterioso de todo el universo.” (Henry F. Osborn, antropólogo.)
    “¿Cómo produce pensamientos el cerebro? Esa es la cuestión central, y todavía no tenemos respuesta a ella.” (Charles Sherrington, fisiólogo.)
    “A pesar de la constante acumulación de conocimiento detallado, el funcionamiento del cerebro humano todavía es profundamente misterioso.” (Francis Crick, biólogo.)
    “El que dice que una computadora es un ¿cerebro electrónico nunca ha visto un cerebro.” (Dr. Irving S. Bengelsdorf, redactor de artículos científicos.)
    “Puesto que en comparación con cualquier otra cosa del universo conocido el cerebro es diferente e inconmensurablemente más complejo, quizás tengamos que cambiar algunas de las ideas que más celosamente hemos sostenido, antes que podamos comprender la misteriosa estructura del cerebro.” (Richard M. Restak, neurólogo.)
    En cuanto a la enorme laguna que existe entre los humanos y los animales, Alfred R. Wallace, el ¿codescubridor de la evolución, escribió a Darwin: “La selección natural solo pudiera haber dotado al salvaje de un cerebro poco superior al del antropoide, pero él posee uno que es muy poco inferior al de un miembro común de nuestra ilustrada sociedad”. Darwin, perturbado por esta admisión, respondió: “Espero que usted no haya asesinado completamente la criatura suya y mía” (The Brain: The Last Frontier, pp. 58, 59.)

    Por todo ello, muchos opinan que el decir que el cerebro humano evolucionó del de algún animal es resistir a la razón y los hechos. Contemplan mucho más lógica la siguiente conclusión: “No me queda más remedio que reconocer la existencia de un Intelecto Superior, responsable del diseño y desarrollo de la increíble relación entre el cerebro y la mente… algo que está mucho más allá de lo que el hombre puede entender. […] Tengo que creer que todo esto tuvo un principio inteligente, que Alguien hizo que sucediera”. (Dr. Robert J. White, neurocirujano.)

    (Continua en la parte final…)

  10. El otro Carlos:

    (Continuación… PARTE III final. )

    El profesor James Trefil comentó: “Qué significa exactamente el hecho de que el hombre sea consciente […] es la única cuestión principal de las ciencias que ni siquiera sabemos cómo plantear”. Una razón es que los científicos usan el cerebro para intentar entender el mismo cerebro. Y puede que no sea suficiente estudiar solo la fisiología cerebral. La consciencia es “uno de los misterios más profundos de la existencia observó el doctor David Chalmers. Pero el mero conocimiento del cerebro quizá no les lleve [a los científicos] hasta el fondo del problema”.

    No obstante, todos nosotros somos conscientes, lo que en parte quiere decir que los recuerdos vívidos de sucesos del pasado no están sencillamente almacenados, como los bits informáticos. Podemos reflexionar sobre nuestras experiencias, aprender lecciones de ellas y utilizarlas para encauzar el futuro. Podemos sopesar varias alternativas y evaluar los posibles efectos de cada una de ellas. Tenemos la capacidad de analizar, crear, apreciar y amar. Podemos disfrutar de conversaciones agradables acerca del pasado, el presente y el futuro. Tenemos valores éticos de conducta y los usamos al tomar decisiones que producen o no beneficios inmediatos. Nos atrae la belleza del arte y la moralidad. Podemos conformar y refinar las ideas en la mente y prever cómo reaccionará la gente si las llevamos a cabo.

    Podemos reflexionar sobre dilemas, como: “¿Por qué viven algunas tortugas ciento cincuenta años y algunos árboles más de mil años, pero nos sorprendemos cuando el hombre inteligente alcanza los cien años?”. El doctor Richard Restak responde: “El cerebro humano, y solo el cerebro humano, supervisa su propio funcionamiento, y así consigue un grado de trascendencia. De hecho, la capacidad de reescribir nuestro propio guión y redefinirnos en el mundo es lo que nos distingue de todas las demás criaturas”.

    La consciencia humana desconcierta a algunos estudiosos. El libro Life Ascending defiende una explicación meramente biológica, pero admite: “Cuando preguntamos cómo un proceso [la evolución] que parece un juego de azar, con temibles penas para los perdedores, pudo haber generado cualidades como el amor a la belleza y la verdad, la compasión, la libertad y, sobre todo, la magnanimidad del espíritu humano, quedamos perplejos. Cuanto más reflexionamos sobre nuestros recursos espirituales, más se profundiza nuestro asombro”.

    Para muchos, no cabe duda que podemos completar ahora los análisis de la singularidad del ser humano al resultar repasados algunos hechos de la consciencia que ilustrarían por qué no pocas personas están convencidas de que debe haber un Creador inteligente que se interesa por nosotros.

    Es decir, que el tema del modo de elaborase los procesos mentales , esos que incluyen entre otros, “la magnanimidad del espíritu humano”, que se ha mencionado; no está ni mucho menos, resueltos; aunque si reconocemos que se ha avanzado en el estudio electro químico del mismo, falta el abordaje que trascienda ahora a explicar las funciones abstractas comentadas, que se sabe que aún relacionados en un soporte y mecanismos MATERIALES, relativamente fáciles de abordar, implicará inevitablemente POR LA NATURALEZA DE LOS NUEVOS CONCEPTOS Y FUNCIONES SINGULARES QUE REALIZA, trascender con la debida dificultad que lógicamente ello significaría, a tal enfoque únicamente materialista.

    Un cordial saludo:

    El otro Carlos.

  11. maría-iris:

    Mirando una carta Astral, quien sabe y quien se atreve, porque en Astrología hay mejores profesores que personas que aporten eficacia en la interpretación, se pueden descubrir muchas cosas del cerebro del hombre y de la potenciaidad del ser humano si su deseo es evolucionar.
    En la división que aparece, en su estudio, de las doce casas o espacios, vienen marcadas parcelas imprescindibles que mostraremos y se nos presentarán; que todos venimos a vivir de una manera diferente, según los aspectos, y que la vida nos va a pedir que las integramos si queremos ser maduros.
    Es como la fotografía de una rueda, donde están los doce signos del zodiaco, incluyendo las doce casas.
    Estos terrenos del uno al doce, dicen:
    Yo soy, yo tengo, yo pienso, yo siento, yo amo y puedo crear, yo sirvo, yo me entrego, yo comparto, yo me expando, yo doy frutos, yo colaboro, Yo me uno. (Hay más significados que complementan, en ellos se busca siempre la sencia clara y palabra clave).
    A la vez, se forman seis ejes donde los opuestos nacen y piden equilibrio.
    Son el eje del encuentro yo-tu, el de los valores personales y compartidos, el del pensamiento lógico y abstracto o síntesis, el del sentir y mostrar, el del amor-creatividad y el avance, y el de la finalidad en el hacer viviendo.

    ¿Que nos separa en la percepción a unos de otros?, pues que según estén pobladas las casas de planetas, en nuestra carta astral, tendremos más predisosición para vivir con más fuerza el siginificado de ese espacio, pudiendo hacer más debil el opuesto si está vacia esa casa contraria. (Y muchas más cosas).
    Pero a donde quiero llegar… pues que todo lo que hacemos en un principio tenemos tendencia a moverlo con la inclinación que traemos de nacimiento, pero que según vuelven transitando los planetas nos dan oportunidades de dirigir la energía de otra manera, aportan luz, conocimiento, lo necesario para cambiar aspectos, ahora depende de la voluntad y el trabajo que queramos hacer.

    Si nos negamos, no pasa nada, pero somos más incompletos, pudiendo ser lo contrario. Hay posibilidades en potencia sorprendentes.
    Yo en la Astrología veo respuesta a todo. Hay mucho conocimiento que seria complemento a la ciencia. Sobre todo en cuanto al sentir y pensar.
    Pero de no conocerla no se la puede aceptar y aun sabiendo, como tiene mucho de interpretación personal, exige madurez, profundidad y sabiduria.
    Hay una casa que es la casa de Dios, o Mente Superior, todos la tenemos, lo que ocurre que si alguien que tiene un Sol en tierra, por ejemplo, si es Tauro y coincide por hora de nacimiento que su Sol está en la casa nueve, esa pesona necesitará mucha seguridad y le costará creer, pero no quiere decir que no pueda creer algún día.
    No obstante el Tauro siempre será buena persona, es muy noble y sano.

  12. berto:

    Estimado Elotrocarlos

    La perspectiva del Diseño Inteligente me parece que es un análisis limitado del hecho propiamente natural; este que conforma el conjunto de elementos sobre los cuales se ha generado vida compleja en la tierra y, como refente de DI, el ser humano.

    Ante la falta de evidencia del Diseño Inteligente ( y me referiero como “evidencia” a algo que no sea la mera impresión que por su naturaleza compleja deduzcamos una explicación, sino una prueba feaciente) la teoría evolucionista es cada vez más rica en pruebas evidentes de la relación entre los seres vivos, su entorno y su línea de desarrollo.

    Las argumentaciones que expone de distintos autores por supuesto no las voy a contradecir porque, lo más que puedo hacer, es conjeturar algunas intuiciones basadas en los conocimientos adquiridos de unas pocas lecturas. Ahora bien, algunas citas me da la impresión que son interesadas.

    Por ejemplo, cuando me referí al sonido como una característica subjetiva al cerebro animal o humano, dice en su comentario lo siquiente: “En otras palabras, por el hecho de que no existiera observador sensible, no elimina la realidad exterior que se rige por leyes. (Exista o no el observador).”. Y no dudo que el elemento físico exista, sino que la impresión del sonido sólo existe en el observador, y de igual modo, la idea de Dios. Esto es lo que quería dar a entender.

    Luego dice: “que el estudio del cerebro aclaran muchas cosas sobre la psique”…. «que no se puedan establecer paralelismos entre conciencia divina y humana» … “no desacreditarían que existiera otras formas de existencias, otras formas de energía”.

    En lo anterior no dudo que pueda existir otras formas de existencia o energía (como ocurre con la materia oscura tan reciente). Pero lo que sugiere es: que ante la falta de una explicación dualista revatida por la neurociencia, dice además en un comentario anterior que: “El ser humano no tiene un alma, ES un alma, por definición.”… lo cual me parece una interpretacion dirigida al concepto religioso de la actividad del cerebro; como la inteligencia, conocimiento, emociones… Interpretación que ya se daba en la antiguedad y que no es ni más ni menos que la vision dualista clásica.

    Mas aún con lo que dice sobre “formas desconocidas de energia o existencia”, donde busca en lo desconocido la fuente de algo que no llega a explicar basándose en la complejidad del cerebro humano. (psique: alma humana según el RAE.)

    Como diría aquél, de nuevo se hace invención de posibles causas para explicar una idea de Deidad. (fíjese en la palabra aquél).

    Parte I de …

  13. berto:

    En el primer parrafo dice “y, como refente de DI, el ser humano”: dando a entender que el ser humano es la base del DI en contraposicion de la evolucionista

  14. maría-iris:

    Antes había costumbre de decir, frente a un postre (lo último de la comida), cuando era muy delicado y de saber deleitoso:
    “es manjar de Dios”

    Esto nos dice que Dios está en la ESENCIA de las cosas, de los actos y de todo.
    Es dificil encontrarlo en razonamientos o divisiones, y muy al contrario, nos acercamos a entenderlo cuando podemos SABOREAR la vida y lo que ella nos ofrece desde la pureza de su origen.

    Es una experiencia depurando la energía que pasa por nuestro cerebro y corazón. El cerebro con la capacidad de comprensión y el corazón poniéndolo al uso. El resultado es el nacer de la bondad. Y ahí está Dios.
    Eso nos pide obras. Nadie puede conocer a Dios sino ha sido capaz de llegar a encarnarlo en todo lo que hace, poniendo bondad.
    Cuando se ama lo que se hace que no es lo mismo que hacer lo que amamos siempre, ponemos trocitos de Cielo en esta vida.

  15. El otro Carlos:

    Estimado Berto:

    Nuevamente le expreso mi agradecimiento por darme a conocer su opinión.
    Al Ud. opinar: (permítame citarle): “”Por ejemplo, cuando me referí al sonido como una característica subjetiva al cerebro animal o humano, dice en su comentario lo siguiente: “En otras palabras, por el hecho de que no existiera observador sensible, no elimina la realidad exterior que se rige por leyes. (Exista o no el observador).”. Y no dudo que el elemento físico exista, sino que la impresión del sonido sólo existe en el observador, y de igual modo, la idea de Dios. Esto es lo que quería dar a entender.””

    Yo por mi parte, opino eso mismo, como Ud. bien propone, pero con el énfasis, de que el elemento puede existir aunque no sea percibido porque o bien no exista el observador o no esté en una zona o circunstancias de sensibilidad respecto a dicho elemento. Un sonido, es el resultado de ser percibido, procesado dentro de tal zona de sensibilidad por y respecto al sujeto, de las ondas acústicas, que estuviesen siendo generadas que, no obstante existen con independencia de tal sujeto perceptor. La impresión solo existiría en el observador, pero el elemento perceptible puede existir aún sin este, e igual sería en caso de Dios. Esto es lo que quise dar a entender.

    Nuevamente de acuerdo con Ud. respecta a que me referí al concepto religioso que se entiende por alma, desde el punto bíblico, es decir un alma viviente, es un ser viviente. Por tanto esta no es algo que se separa en la muerte, ni viaja como tal ni con ninguna característica consciente a ningún otro lugar, lo cual concuerda con la opinión mayoritaria de la ciencia actual de que, cuando perece una persona, se descompone físicamente y perece toda su actividad consciente e inconsciente.

    Respecto a su opinión que sin dudas le respecto, de que busco “en lo desconocido la fuente de algo que no llega a explicar basándose en la complejidad del cerebro humano.”, lo que quise decir es que el cerebro es científicamente el ejemplo más sobresaliente, de que los fenómenos de la mente no son posibles aún teniendo un soporte material, abordarlo en su totalidad mediante enfoques únicamente materialistas, y que tendrían que trascenderse, pese a la dificultad, tales umbrales de abordaje.

    Respecto al diseño inteligente (DI), y la teoría evolutiva (TE); opino que Dios estaría en el resultado de adjudicarle a un ente suficientemente inteligente y poderoso capaz de generar hechos de existencia que no son científicamente viables explicarlos por la única vía que se le contrapone: el simple azar o la aleatoriedad o eventualidad, puesto que tal supuesta auto organización inasistida, (que no ha sido probada en el laboratorio), superaría con mucho, cifras a partir de las cuales los sucesos se consideran que nunca ocurren. La ciencia tiene el consenso de que los sucesos que tengan una probabilidad de una en diez a la cincuenta, nunca ocurren; así por ejemplo, el auto ensamble por azar de una sola proteína de tamaño medio, compuesta por una secuencia específica de cien aminoácidos, se le calcula una probabilidad de auto ensamble aleatorio (sin supervisión inteligente), del orden de una en diez a la ciento trece, este número es superior a la suma de todos los átomos de millones de universos como el nuestro juntos. (Un billón de universo como el nuestro, tendría solo diez a la ciento un átomos.) La vida más simple, necesita más de dos mil de estas proteínas, cuya aparición al azar se le calcula una probabilidad del orden de una en diez a la cuarenta mil. Así, el geofísico John R. Baumgardner señala: “Frente a unas probabilidades desfavorables en grado sumo, ¿qué científico honrado puede apelar a la acción del azar como explicación de la complejidad de los seres vivos? Actuar así cuando se tiene conciencia de estos números es, en mi opinión, una grave violación de la integridad científica”. Cierto que en las escuelas nos enseñaron lo que Ud. nos comenta: “…la teoría evolucionista es cada vez más rica en pruebas evidentes de la relación entre los seres vivos, su entorno y su línea de desarrollo.”; pero estos y muchos otros hechos y cálculos divergentes, sabemos que no suelen lamentablemente enseñársenos ni divulgarse, y en realidad se nos suelen ocultar. Puesto que tenemos limitado el espacio, solo añadiría unas citas más ¿debería opinar que me mienten?:

    Según la revista New Scientist: “Una cantidad creciente de científicos, y más particularmente un número aumentante de evolucionistas […] presentan el argumento de que la teoría evolucionista darviniana no es de modo alguno una teoría genuinamente científica. […] Muchos de los críticos tienen las más elevadas credenciales intelectuales” (25 de junio de 1981, pág. 828).

    “La influencia de la teoría evolutiva en campos muy alejados de la biología es uno de los ejemplos más sobresalientes de la historia de cómo una idea sumamente especulativa que carece de pruebas científicas concluyentes puede llegar a moldear el pensar de una sociedad entera y dominar el criterio de una era.” (Evolution: A Theory in Crisis.)

    “Muchos científicos sucumben a la tentación de ser dogmáticos, […] vez tras vez se ha presentado la cuestión del origen de las especies como si finalmente se hubiera resuelto. Nada pudiera estar más lejos de la verdad. […] Pero la tendencia a ser dogmáticos persiste, y no rinde ningún servicio a la causa de la ciencia.” (Periódico The Guardian, Londres, Inglaterra, 4 de diciembre de 1980, pág. 15.)

    “Es un mito […] que Charles Darwin resolviera el problema del origen de la complejidad biológica. Es un mito que nosotros tengamos una comprensión cabal, o siquiera moderada, del origen de la vida, o que las explicaciones correctas solo hagan referencia a supuestas causas naturales. Desde luego, estos y otros mitos del naturalismo filosófico gozan de cierto prestigio. Uno no habla con demasiada dureza de ellos entre gente educada. Pero tampoco deberíamos aceptarlos a ciegas.” (Origins Research.)

    Saludos cordiales, nuevamente agradecido de conocer su opinión; El otro Carlos.

  16. María-iris:

    Al otro Carlos
    Hola:
    Juan mencionaba un libro en uno de sus comentarios. Yo lo miré y me lo compré y lo he leido y he experimentado con resultados. (Ya conocía esos efectos).
    “The Secret” (El secreto) escrito por Rhonda Byrne.
    Me gustaria que si puedes lo ojees y nos digas que opinas. Yo no me sorprendí, hay cosas que sé que son verdad.
    No obstante, esa manera de situarnos que enseña, rompe con esa separación de la Ciencia y lo intangible. En él La ciencia, Dios y el hombre tienen mucho que ver con la ENERGÍA primera y de intención que movemos.
    Un saludo.

  17. El otro Carlos:

    Gracias Maria-iris, en cuanto tenga oportunidad, lo buscaré, igualmente pueden, si lo desean, resumir una pequeñísima sinopsis del mismo. Atentamente, El otro Carlos.

  18. Pototo:

    Rogaria que los comentarios fueran mas sintéticos.
    Lo que yo puedo opinar sobre la intuición es lo siguiente: todo lo que me ha funcionado en la vida ha sido por intuición, desde el matrimonio, los hijos (4) y la economía, cuando he querido funcionar mezclando razón y emoción, ha sido un fracaso.

  19. Rebeca Sánchez Fernández:

    En relación a su artículo de la percepción, recomiendo un experimento que se está realizando en Madrid, en diversos escenarios, que apuntan posibilidades que surgen al abrir el campo de mira de la investigación con nuevos materiales expresivos, la luz, el sonido o la electrónica. Se trata de un proyecto llamado “Buscando aberraciones”, de Mónica Bujalance, Óscar Sáinz y Lucía Domínguez. Empezó a desarrollarse en el taller “Luz, espacio y percepción” , de Medialab Prado, en enero de 2009.
    Os dejo el link para verlo:
    http://buscandoaberraciones.blogspot.com/
    Espero que os resulte interesante, puesto que muestra distorsiones de imágenes a través de distintos medios ( luz, agua), y diversos fenómenos (reflexión, difracción,…)

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.