Autor: Eduard Punset 3 mayo 2007

Es curioso que en un país tan dado a soluciones prácticas y tecnológicas como los Estados Unidos -donde ahora me encuentro- el debate en curso sobre el terrorismo desemboque en políticas diametralmente opuestas según la opción teórica por la que se decante el debate.

Lo que se está discutiendo, de momento en sectores especializados de antropólogos del comportamiento, psicólogos y servicios secretos, es la teoría que subyace detrás de los actos terroristas.

Hasta ahora se había aceptado que los terroristas eran, primordialmente, gente desclasada socialmente, con niveles de educación inferiores al promedio de sus estamentos sociales, movidos por incentivos estrafalarios como los paraísos llenos de vírgenes o, simplemente, recompensas económicas para los familiares. Todo ello promovido por instituciones poderosas o Estados que respaldaban los actos terroristas.


Humo y fuego tras las explosiones
en dos centros de ocio en Bali,
Indonesia, en 2002 (foto: AFP).

Estudios igualmente serios pero más recientes apuntan, en cambio, a una situación en la que el nivel educativo de los autores de atentados suicidas es superior al medio de su extracción social; que no les mueven intereses materiales sino, fundamentalmente religiosos; por último, lejos de contar con el respaldo de instituciones o Estados poderosos los perpetradores de atentados suicidas de terrorismo son el subproducto del azar y redes minúsculas de tipo familiar o religioso.

Las consecuencias a nivel político y del pensamiento no pueden ser más dispares según se decante el debate en curso. Si acaban teniendo razón los primeros, vamos a una declaración de guerra total frente al terrorismo y la aprobación consiguiente de presupuestos onerosos para combatirlo. Si en esta guerra hay que negociar, paralelamente, las prestaciones y contraprestaciones será de orden material en forma de dinero o territorios y, en todo caso, en soportes contractuales.

Si por el contrario, prevalece la opinión de aquellos cuyas investigaciones más recientes apuntan a la ausencia de instituciones realmente organizadas detrás de los atentados terroristas; a delincuentes movidos por incentivos de tipo simbólico y religioso; al importante papel jugado por la casualidad, la buena o la mala suerte, entonces las consecuencias a nivel político y del pensamiento serían totalmente distintas.

En ninguno de los dos planteamientos se dejarían impunes los atentados, pero según los partidarios de la última opción teórica citada, no se debería matar moscas a cañonazos; habría que afrontar caso por caso; las contrapartidas en cualquier negociación potencial serían más de orden emocional y simbólico que material. Lo que se cuestionaría, sobre todo, es el sentimiento religioso susceptible de inducir semejantes comportamientos responsables de sufrimientos indecibles en víctimas inocentes.

Es curioso constatar hasta qué punto la elección de una opción teórica o científica determinada en lugar de otra puede acarrear políticas tan diametralmente dispares. ¿Podemos sacar este debate del dominio restringido de antropólogos, psicólogos y servicios secretos?

.


63 Respuestas to “Consecuencias del debate sobre el terrorismo”

  1. Felipe:

    Saludos a todos.

    Tan sólo quería decir que admiro la labor del señor Punset en profundizar en temas de interés en el mundo del conocimiento. Su programa “Redes” es de lo poco que merece la pena verse en las cadenas de televisión.

    Hace poco tiempo leí su libro titulado “el viaje a la felicidad”. Me gustaría decirle al respecto de este libro que no está escrito en un lenguaje claro y fácilmente asimilable. Creo que un importante objetivo (es posible que sea el más importante) a la hora de hacer una obra de divulgación es el utilizar un lenguaje sencillo, directo, sin adornos literarios ni frases complejas.

    Me sentí decepcionado al observar que un libro que pretende ser científico se adentrase en las expresiones bonitas, en las frases complejas, en pretensiones literarias que al final conducen al vacío.

    Creo que las pretensiones artísticas o creativas de un texto se deben dejar para los literatos, para los escritores de novelas, poesía, teatro… nunca para tratar de decir sencillas verdades.

    La verdad es algo bello y la verdad es má bella cuando se dice con sencillez.

  2. Beta:

    El que los autores de atentados suicidas puedan no ser analfabetos sino tipos con ciertos niveles de educación no debería sorprender (desde luego en el caso de los atentados del 11-S así era). Sin embargo no podemos separar el elemento educativo del religioso ya que, al contrario de lo que sucede en Europa, la religión es la espina dorsal de los sistemas educativos de los regímenes islámicos (educativos y políticos). Evidentemente un iletrado no se va a poner a los mandos de un DC-10. La clave es que el mundo está viviendo una vuelta atrás en todo lo que se refiere a la laicidad (véase el caso turco) de la que se alimentan estos nuevos terrorismos.

    Beta

  3. Javier:

    Buena retórica y excelente blog. Ya que está en eeuu podría postear algo de sus vivencias por eseos lares.

  4. Felipe G. Mayoral:

    “MI TESIS”
    Pensando si el eslabón perdido en la evolución de nuestra especie, pudiera ser que el Neandertal no se extinguiera en su totalidad, siendo un porcentaje de seres, descendientes de este y el Sapiens, lo que explicaría la actitud y desarrollo de la especie hasta nuestros días.
    De ser así, se podría entender como hay personas tan diferentes entre sí, y como individuos aparentemente normales, son verdaderos depredadores o asesinos, necesitando hacer daño y disfrutando con el sufrimiento, tortura y muerte de otras personas, sin sentir ningún malestar de conciencia, justificándolo como un acto de supervivencia en la jungla de la vida.
    Nada más lejos de mi opinión de culpar a dioses o demonios, porque creo, que ni los dioses son tan buenos ni los demonios tan malos.
    Siendo estos, actos de conocimientos enfermos, mezclados con genes primitivos, y en el peor de los casos, formados universitariamente, esperando que la ciencia pueda detectarlos en sus primeros años de vida, para evitar personajes como Hitler o terroristas en nombre de dios. En un mundo donde se sigue creyendo en los reyes magos, brujas, fetiches, religiones y amuletos, tan necesarios para los mayores, como los cuentos y juegos para los pequeños.
    Cierto es, que las religiones son el opio del pueblo, “pero nada más”.
    Respetando la opinión y las creencias de los demás, la mía difiere mucho de los mensajes que han transmitido las distintas religiones y profetas, siendo una información excesivamente maquillada, en favor de los intereses y el momento histórico, para controlar a la sociedad y los pueblos.
    Entendiendo que dicho maquillaje, podría compararse al misterio de las esfinges, que en la era de la informática, tiene poco o ningún sentido.
    Y sabiendo como la Nasa, los ejércitos y la propia iglesia, tienen información y pruebas más que suficientes de otras formas de vida, podrían ayudar al desarrollo y la evolución de la especie, desde el conocimiento, y no desde el miedo, sufrimiento y amenazas de supervivencia.
    Ese conocimiento, no puede ser arma de poder para unos pocos, más preocupados en defenderse entre ellos, sin importarles poner en peligro la existencia de los demás, con las guerras, el hambre, el poder de las multinacionales, la globalización o los grandes capitales, en manos de unos pocos.
    Las guerras no pueden ser una decisión de una minoría, en favor de sus intereses, utilizando a dioses o territorios para implicar a los peones del juego, “los llamados consumidores”, ciudadanos del pueblo, los votantes, que serán arrojados a los leones cuando convenga e interese, como una mercancía de usar y tirar.
    Esa mercancía, que practica desde la violencia de género, hasta donar la sangre para ayudar a los demás. Son compañeros de viaje condenados a entenderse y convivir en la trayectoria de la evolución. Encontrándose en un punto del recorrido muy peligroso, el de la adolescencia del conocimiento, apunto de abrir la caja de Pandora.

    Cita : “Con el espíritu sucede lo mismo que con el estómago, solo se le puede confiar aquello que pueda digerir”
    Felipe Gutiérrez Mayoral

  5. malabarista:

    Acabo de leer un libro de Milan Kundera, “La despedida”, en él un personaje dice algo para mi muy cierto, “si hay algo que he aprendido es que en la situación adecuada las víctimas llegarían a ser tan crueles o más que sus verdugos”.
    El problema creo, está en la propia naturaleza del ser humano, mezquina y egoista y contra eso no hay solución, bueno, la hay para el planeta, pero no se si nosotros la querríamos….
    Un saludo profesor, es un placer leerle.

  6. Miguel:

    Con su permiso quiero hacer mi particular aportación Sobre el terrorismo.
    Ante todo debo admitir que no soy un especialista en el tema y que lo único que puedo hacer es opinar, pero quiero hacer mi aportación para ver si podemos echar un poco de luz sobre el tema. De la misma manera que todos los pintores no son iguales aunque se puedan agrupar así por lo que producen, los hay de brocha gorda y fina, y ésta que paradójicamente es la cualidad que menos los diferencia, es la que nos hace entender el abismo entre uno y otro.
    Con los terroristas pasa lo mismo, los metemos a todos en el mismo saco por lo que hacen, pero hilando un poquito más fino los diferencia y mucho el por qué y para quién lo hacen.
    Leyendo el articulo y los comentarios uno puede acabar con la conclusión de que la misería, la injusticia, la ignorancia son el caldo de cultivo ideal para que aparezcan los terroristas, y que se trata pues de acabar con esas lacras para que desaparezca el terrorismo. Pero, ¿Cómo me cuadra eso con ETA que nació de una clase pudiente, que estudiaba en un seminario?(Como ya ha apuntado Manu). La sociedad española ha mejorado y mucho. ¿ Ha servido eso para que abandonaran las armas?. ¿A alguien le parece que Bin Laden se hizo el terrorista más buscado debido a su condición de pobre, inculto y oprimido?. ¿ Alguien ha visto los documentales sobre los autores del 11-S?. ¿ Le parece que alguno de ellos era un desarrapado, ignorante y sometido por la tiranía?.
    Yo no digo que las condiciones de sufrimiento de los pueblos, de las gentes, sean origen o motivación para que algunos emprendan estas acciones terroristas, pero creo que hay que intentar ir más lejos.
    Todos despreciamos y abominamos de los terroristas, por la cobarde y odiosa manera que tienen de asesinar y aterrorizar a la gente inocente y también por la estupidez de su auto inmolación.
    Sin embargo intentemos penetrar en su piel, ponernos en su lugar, latir con su corazón de ser humano. Ya sé que no es fácil, pero cualquiera, cristiano o no, sabe que hay que ponerse en el lugar de su enemigo si quiere, al menos comprender, digo comprender, no perdonar.

    Lo primero que se nos ocurre es que están locos, llenos de odio, sedientos de sangre, de violencia, deseosos de sembrar la muerte, nihilistas desesperados, ansiosos de terminar con sus vidas y arrastrar con su muerte a otros, pero ay!, esa no es la manera en que ellos se ven a sí mismos, esa es todavía la manera en que nosotros los queremos ver. Se podrá odiar mucho a Bin Laden, hacer caricaturas odiosas de su figura, pero, así nos pese, se le ve sereno, dulce, de mirada seductora, de formas elegantes y delicadas. ¿Cómo se le puede ver así?. Por que está “entusiasmado”, que quiere decir “lleno de Dios”, ha encontrado el sentido de su vida, está haciendo “la Obra de Dios”, por eso se le ve tan relajado y por eso resulta tan fascinante para sus seguidores. Aunque sea una digresión y sea sacar las cosas de su sitio aún diré que mucha de la fama que El Ché (un médico guerrillero) tuvo y tiene le viene de esa imagen “crística” que tanto cautivó y cautiva a los jóvenes, la misma que tiene Bin Laden(…).
    Está claro que para Bin Laden, así como para los autores del 11-S, que es de los que más información de tipo personal hemos podido conocer, las condiciones en que ellos se criaron, educaron y desenvolvieron no eran las del hambre ni la opresión. Es más, desde que los hombres fundaron sociedades ha habido terroristas, las mejoras sociales sustanciales desde entonces a acá no han contribuido a que el fenómeno desaparezca, por lo que, sin dejar de ser loable las iniciativas de mejora de las condiciones de los pueblos islámicos,no erradicaran el terrorismo.

    PD: ¿Entonces no hay solución al terrorismo?. No lo sé. Puede ser que no. Aún me atrevo a decir que el problema enlaza con el del juego descrito por Eric Berne en LOS JUEGOS EN QUE PARTICIPAMOS, la solución tal vez pase por dejar de jugar a PERSEGUIDOR-SALVADOR-VICTIMA. Está claro que mientras haya quien desee jugar al papel de SALVADOR, en el momento en que encuentre una VÍCTIMA y su PERSEGUIDOR complementario, tendremos juego para rato. Desde luego si cambiamos las condiciones de la relación VICTIMA-PERSEGUIDOR tal vez reduzcamos el número de los quieran jugar a SALVADOR pero me temo que mejor sería hacerse consciente del juego: El SALVADOR tiene que entender y aceptar la necesidad del sufrimiento, el propio y especialmente el ajeno, comprender el valor y la importancia del sufrimiento. Para las VICTIMAS dejar de jugar, supone aceptar y entender la necesidad del sufrimiento, especialmente el propio. El PERSEGUIDOR tendrá que entender que no necesita utilizar el sufrimiento de los demás para conseguir lo que necesita, y darse cuenta de que ese sufrimiento que engendra se vuelve sobre él mismo.

  7. Íñigo U.:

    Me parece que ha escrito un artículo muy sugerente desde una óptica que se aleja del habitual discurso sobre las políticas antiterroristas. Enhorabuena.

  8. José Gómez:

    Primero enhorabuena por la iniciativa de reflexionar y compartir , que me parece generoso y necesario para comprender mejor.

    Tengo la idea de que inicialmente el acto terrorista responde a una situación de INJUSTICIA sobre los valores en la sociedad en la que surge, esto es algo que creo que se da en cualquer proceso “revolucionario”, y en ciera forma un acto terrorista pretende a menudo de un modo desesperado darle la vuelta a una situación extrema de un modo extremo a su vez. Por eso suele pasar que el desenlace del conflicto se alcance a su vez de un modo similar, pues el dialogo ha quedado apriori anulado como via de alcanzar el objetivo.

    Me consuela pensar que una educación en valores civiles es necesaria, lo que me entristece es ver que no se aplica con la misma cintura el diálogo con todo el que no piensa del mismo modo.

    Gracias a todos por el esfuerzo, y animo a participar a cualquiera, porque es necesario construir

    Enhorabuena

    José Gómez

  9. CAROLINA:

    Ustedes parecen bobos haciendo que la gente opine sobre eso y ademas eso que dicen las personas es un lkarguero que para que leerlo si uno se cansa mucho.

    Gracias por leer mi mensaje

  10. LaTerceraGuerraMundial:

    Los verdaderos terroristas están en la cima del poder mundial, inventan fronteras y territorios para dividir a la población.
    Provocan el desplazamiento de millones de personas, pobreza, hambre, guerras, genocidios, desigualdades sociales.
    El pequeño terrorismo, tolerado y manipulado por el Estado sirve de distracción nacional.
    Quien se sienta dueño de una tierra es prisionero de sus propias fronteras.
    Una vez que comprendamos el concepto de un mundo sin fronteras, sin países, nos sentiremos verdaderamente libres.

  11. miigueltesorillo:

    Si el hombre se moviese solo por dinero. Por rentabilidad económica el Holocausto nunca se hubiese producido, pues era antieconómico. En un Reich con falta crónica de mano de obra era tonto matar a esclavos judíos.Por desgracia los moviles morales son fuertes. Los no económicos.

  12. JUAN RAUL:

    Estoy leyendo barbaridades aquí pero la opinión es demografía.en España como en Europa el pueblo está pidiendo hace años pena de muerte para violadores asesinos pederatas y terroristas sin piedad nivel de control más estricto sin bajar la guardia darle trabajo a los cuerpos de seguridad en toda su plenitud aquí entran quien le da la gana sin papeles ni control ahora es el momento. Peña de muerte sin miramientos para este tipo de animales por qué para mí no son personas esos somos los padres los hijos los amigos los hermanos las madres

  13. oleg nipok:

    no nos agamos estados unidos de norteamerica ha sido el terrorista mundial numero 1 desde mucho antes de la segunda guerra mundial y todos los otros paises por cobardia se han quedado callados ya era hora que alguien los desenmascarara y eso se lo debemos a los paises arabes mi pregunta es hasta cuando vuviremos con el pie de usa en el cuello aclaro no soy terrorista aunque segun la educacion que hoy en dia resiven nuestros jovenes lo soy por el simple hecho de pensar diferente al gobierno si ese que mata inocentes por manos de policias ese que ataca otros paises solo por petroleo no me extraña que sea el peor ladron del mundo pues al fin de cuentas tambien se han robado la cultura de otros lo digo porque el angloamericano no lleva siquiera sangre propia me rio de aquellos que dicen tener una casa no seas estupido toda tu vida pagaras para vivir en ella de aquellos que tienen hijos no son tuyos pues los educaras como el gobierno lo ha dictado quien tumbo las torres gemelas solo para cobrar un maldito seguro echarle la culpa a esos que no quisieron cooperar con tu gobierno para que saquearan un pais lleno de culturas propias perroleo y su propia creencia ahora dime tu………. ¿ quien es el verdadero terrorista esos turbantes que trabajan sol a sol o este nuestro maldito gobierno egoista ladron corrupto y lo mas grave de todo ASESINO.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.